Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ejercicio

Calor y deporte: 10 reglas para evitar riesgos

La deshidratación, el agotamiento y la insolación son solo algunos de los problemas que puede venir al hacer ejercicio físico en el verano. Estas son las cosas que hay que saber para no correr ningún riesgo.

09/06/2017 a las 06:00
En verano hay que tener algunas precauciones a la hora de hacer deporte.Freepik

Tantos meses ‘sudando’ haciendo deporte para ponernos en forma y llegar a tiempo a la operación bikini ¿y ahora? No hay que dejar de entrenar con la excusa del calor, porque para conseguir un cuerpo 10 se necesita mucha dedicación y constancia. Pero lo que no se debe olvidar es que con calor hay tener cuidado ante determinados riesgos. Diez reglas para que esos riesgos no se hagan realidad.

1.- Cuidado con la hidratación. Practicar deporte en medio del calor aumenta copiosamente la sudoración y con ello el riesgo de deshidratación. Ten siempre el agua al alcance de la mano y bebe con frecuencia en pequeños sorbos.

2.- Atentos a prevenir la insolación. La exposición al sol mientras se realizan actividades físicas puede traer fiebre, náuseas, palpitaciones y desmayos. Para no arriesgarnos a sufrir contratiempos, mejor evitar las horas del mediodía para hacer deporte y cubrirse la cabeza con una gorra.

3.- Neutraliza las caídas de tensión. Tras ejercitarse, el cuerpo se esfuerza para liberarse del calor, lo que puede causar bajadas de tensión. Si esto te ocurre, siéntate rápido y bebe un poco de agua.

4.- Protégete de las quemaduras de sol. En cualquier actividad que se desarrolle al aire libre hay que usar siempre protección solar. La protección debe ser alta, de nivel 50.

5.- Esquiva los golpes de… frío. Sí, el frío repentino también puede ser un problema. Algunos gimnasios ponen el aire acondicionado a una temperatura excesivamente baja. Cuidado con las corrientes de aire.

6.- Debes favorecer la transpiración. Hay ropa, incluso la deportiva, que no permite una correcta transpiración de la piel y eso no hace sino aumentar la sudoración. Lleva siempre equipamiento que te deje respirar.

7.- Evita daños musculares. Nunca hay que dejar de hacer calentamiento. No debe darnos pereza, ni pensar que el calor que sentimos nos libera de calentar. Por el contrario, es imprescindible dedicar siempre los primeros minutos al calentamiento bajo riesgo de lesiones.

8.- Elimina los calambres. Con el sudor eliminamos muchas sales minerales, cuya falta puede ocasionar calambres. Se puede conjurar el riesgo gracias al uso de suplementos especiales o comiendo alimentos ricos en potasio como los plátanos.

9. Protégete del shock térmico. Refrescarse inmediatamente después del deporte con una ducha fría o un baño en piscina es peligroso por el riesgo de shock térmico. Mejor ponte primero a la sombra y descansa un poco hasta que el cuerpo se refresque un poco.

10. Contrarresta el desgaste rápidamente. Practicar el deporte en los meses estivales significa un desgaste mayor, no dejes pasar mucho tiempo antes de comer algo. Trata de recuperar un poco de energía comiendo un bocado después del ejercicio.

Ir al suplemento de salud.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo