Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Gastronomía
Dietas y nutrición

​Una dieta mediterránea rica en grasas saludables no engorda

Un estudio insiste en los beneficios para la salud del aceite de oliva virgen, los frutos secos y otras grasas vegetales.

Efe. Madrid Actualizada 07/06/2016 a las 19:14
Los expertos instan a dejar atrás las advertencias centradas en contar calorías para recomendar opciones más ricas en grasas saludables (como el aceite de oliva virgen extra).Agencia Almozara

Seguir una dieta mediterránea no restringida en calorías y rica en grasas vegetales, como el aceite de oliva virgen extra o frutos secos, no conduce a un aumento de peso significativo en comparación con una dieta baja en grasa.

Esta es la principal conclusión del estudio, liderado por el doctor Ramón Estruch, del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn), dependiente del Instituto de Salud Carlos III.

El estudio, que ha sido publicado en el último número de la revista 'The Lancet Diabetes & Endocrinology', se desarrolló en once hospitales en España de 2003 a 2010 y en él participaron 7.447 hombres y mujeres de entre 55 y 80 años.

Las investigaciones han evidenciado que las directrices actuales de la salud que recomiendan una dieta baja en grasas y en calorías crean un "miedo innecesario" a las grasas saludables presentes en la dieta mediterránea, con "conocidos beneficios para la salud".

El estudio ha constatado que el contenido de grasa de los alimentos y las dietas simplemente "no es una medida útil" de los daños o beneficios a largo plazo de los mismos.

La aportación energética y el contenido total de calorías pueden ser igualmente engañosos.

El énfasis hay que ponerlo en comer más calorías, procedentes de frutas, frutos secos, verduras, legumbres, pescado, yogur, aceites vegetales ricos en fenoles (aceite de oliva virgen extra) y granos integrales mínimamente procesados.

Y hay que ingerir menos calorías que procedan de alimentos altamente procesados ricos en almidón, azúcar, sal o grasas trans.

Las grasas vegetales, como el aceite de oliva o las que se encuentran en los frutos secos, son más sanas que las grasas animales que contiene la carne y los productos cárnicos procesados.

Para realizar el estudio se clasificaron a las personas en tres grupos.

En el primero se ingería una dieta mediterránea no restringida en calorías y rica en aceite de oliva; en el segundo una mediterránea sin restricciones en calorías y rica en frutos secos, y en el tercero una baja en grasa.

Todos los participantes presentaban un alto riesgo cardiovascular o diabetes tipo 2 y más del 90 % tenía sobrepeso o era obeso.

Tras cinco años de trabajo, la ingesta total de grasa disminuyó en el grupo de la dieta baja en grasas del 40 % al 37,4% y aumentó ligeramente en los dos de la dieta mediterránea (de 40 a 41,8 % en el aceite de oliva y de 40,4% a 42,2% en el de frutos secos).

El porcentaje de consumo de energía a partir de proteínas y carbohidratos disminuyó en ambos grupos de la dieta mediterránea, en los que se aumentó el consumo de verduras, legumbres, frutas y pescado y disminuyó el de productos de carne, dulces y productos lácteos.

Todos los participantes perdieron algo de peso, pero lo hicieron más los que siguieron la dieta mediterránea rica en aceite de oliva (0,88 kilos), seguido de los de una dieta baja en grasa (0,60) y después el de los frutos secos (0,40).

Aumentó también la circunferencia de la cintura en los tres grupos, pero se incrementó más en de la dieta baja en grasa (1,2 centímetros), después en el de aceite de oliva (0,85) y por último en el de nueces (0,37).

Ante estos resultados, los expertos insisten en la necesidad de fijar pautas dietéticas que destierren límites arbitrarios obsoletos sobre el consumo total de grasa.

Hay que dejar atrás también las advertencias centradas en contar calorías para recomendar opciones más ricas en grasas saludables, como frutos secos, aceites vegetales ricos en fenoles (aceite de oliva virgen extra), yogur e incluso tal vez queso.

Hay que abandonar también el mito de que los productos bajos en grasas y en calorías conducen a una menor ganancia de peso.  

Ir al suplemento de salud







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual