Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Día Mundial del Sueño

Problemas del sueño: una epidemia global

Existen más de cien trastornos diferentes asociados al sueño y la vigilia.

Europa Press. Madrid Actualizada 18/03/2016 a las 16:34
Etiquetas
Estos trastornos que involucran una interrupción del horario del sueño abarcan el síndrome de sueño y vigilia irregulares.

Los problemas del sueño constituyen una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de hasta un 45% de la población mundial.

Una mejor comprensión del proceso del sueño y más investigación en esta área de la medicina ayudará a reducir la carga de los trastornos del sueño en la sociedad, según indica un informe de la Sociedad Española del Sueño (SES).

Tener un sueño sano es un tesoro y uno de los pilares de la salud, junto con una dieta equilibrada y ejercicio adecuado. Cuando el sueño falla, la salud declina. La falta de sueño y la mala salud disminuyen la calidad de vida y se llevan la felicidad.

Muchos trastornos del sueño son prevenibles o tratables, sin embargo, menos de un tercio de los pacientes buscan ayuda profesional, precisa el informe. 

Los tres elementos de una buena calidad del sueño
Según los consejos de la SES, para tener una buena calidad en el sueño, influyen la duración, que debería ser suficiente para estar descansado y alerta al día siguiente; la continuidad de los ciclos que deben ser seguidos, sin interrupción; y la profundidad que permite que el sueño sea suficiente para ser refrescante y restaurador.


El Día Mundial del sueño, que se celebra este 18 de marzo, es un evento anual impulsado por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM), para concienciar sobre los trastornos del sueño y resaltar la importancia que tienen en la sociedad.

Los centros de sueño alrededor del mundo están invitados a enseñar a sus pacientes que la higiene del descanso es el camino para preservar la correcta cantidad y calidad de sueño.

Por su parte, la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM) ha emitido las normas de higiene que figuran en los '10 mandamientos' del sueño.

Estas reglas tienen como objetivo mantener o restablecer el sueño sano natural, refrescante y saludable.

Entre ellas están las condiciones ambientales, como la temperatura, ruido, luz, comodidad de la cama y dispositivos electrónicos que pueden modificar el sueño y así desempeñar un papel significativo en la capacidad adecuada para dormir y, posteriormente en la salud.

Asimismo, las Unidades de Sueño también están invitadas a divulgar al público que respirar regularmente durante el sueño es fundamental para el bienestar y la salud.

La interrupción frecuente de la función respiratoria durante el sueño es un desorden generalizado y común llamado apnea del sueño, que afecta al 17% de los hombres y al 9% de las mujeres de mediana edad y sobre todo en la vejez.

Las Unidades de Sueño ofrecen procedimientos de diagnóstico y recomendaciones para el control de la apnea del sueño. El sueño sano facilita además la preservación de la salud mental.

Los trastornos del sueño son un factor de riesgo para enfermedades mentales como depresión y ansiedad. A su vez, el control de estos trastornos mejora la calidad de sueño.

La incapacidad para obtener la calidad del sueño puede conducir a falta de atención, disminución de la concentración y disminución del rendimiento académico, aumentando el riesgo de accidentes automovilísticos. 

Más de 100 trastornos del sueño
Hay más de cien trastornos diferentes asociados al sueño y la vigilia
, entre ellos, los problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido (insomnio), problemas para permanecer despierto (somnolencia diurna excesiva), problemas para mantener un horario regular de sueño (problema con el ritmo del sueño) y los comportamientos inusuales durante el sueño (conductas que lo interrumpen), según informa MedlinePlus en español, el sitio web de los Institutos Nacionales de la Salud para pacientes, familiares y amigos.

El insomnio incluye dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido. Los episodios pueden aparecer y desaparecer, durar entre 2 y 3 semanas (a corto plazo) o ser duraderos (crónicos).

A su vez, las personas con somnolencia diurna excesiva se sienten cansadas durante el día. Los síntomas que no son ocasionados por la falta de sueño o por sueño interrumpido se denominan hipersomio, que abarca causas como la fibromialgia y el bajo funcionamiento de la tiroides, la mononucleosis y otras enfermedadeas virales, la narcolepsia y la obesidad, especialmente si causa apnea obstructiva del sueño.

Cuando no se puede encontrar ninguna causa para la somnolencia, se denomina hipersomnio idiopático. También se pueden presentar problemas cuando no se mantiene un horario constante de sueño y de vigilia, lo cual sucede cuando se viaja cruzando zonas horarias distintas y con trabajos por turnos en horarios rotativos, particularmente los que trabajan en las noches.

Estos trastornos que involucran una interrupción del horario del sueño abarcan el síndrome de sueño y vigilia irregulares, el síndrome de desfase horario, el insomnio paradójico (la persona realmente duerme una cantidad de tiempo distinta a la que cree) y el trastorno del sueño a causa del trabajo por turnos.

Ir al suplemento de salud







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo