Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salud

Cuatro beneficios para la salud de utilizar el transporte público

Un estudio japonés demuestra que este es el medio más saludable para ir al trabajo.

17/03/2016 a las 12:28
Un tranvía entra en la plaza de España procedente del Coso.Oliver Duch

Un reciente estudio japonés acaba de demostrar que ir a trabajar en metro o en autobús es mucho más saludable que hacerlo en coche particular. Al menos, según confirma un grupo de investigadores del Centro Moriguchi de Salud, en Osaka (Japón), tras comprobar que las personas que emplean el transporte público para ir a trabajar tienen menor riesgo de diabetes, sobrepeso e hipertensión.

En España, la tendencia a utilizar el automóvil para trabajar aún es mayoritaria aunque el uso del transporte público empieza a ganar terreno. Según un estudio de la comunidad laboral Trabajando.com, el 39% de los españoles utiliza el transporte público para ir al trabajo, mientras que el 45% se desplaza en coche, el 12% andando y el 4% utiliza otros medios como la bicicleta.

Aunque parezca insólito, desplazarse en transporte público se ha erigido como el medio más saludable para ir al trabajo. Y no solo eso: hay otras ventajas asociadas a esta modalidad aparte de la salud. 'Up SPAIN', empresa dedicada a la emisión de cheques y tarjetas de servicio, desgrana los cuatro grandes beneficios de utilizar el transporte público en nuestra ruta hacia el trabajo:

1. Menor riesgo de hipertensión arterial, diabetes y sobrepeso. El estudio del Centro Moriguchi de Salud de Osaka comparó a los viajeros de autobús y tren, a los peatones y ciclistas: y, por otro lado, a los conductores, y ajustó los resultados por otros factores como la edad, el sexo, o el tabaquismo. En comparación con los conductores, los usuarios de transporte público fueron un 44% menos propensos a presentar sobrepeso; un 27% menos propensos a tener presión arterial alta, y un 34% menos propensos a padecer diabetes.

Curiosamente, los viajeros de autobús y tren tuvieron tasas aún más bajas de diabetes, hipertensión arterial y sobrepeso que los que iban andando o en bici. Los investigadores sugieren que la explicación podría estar en que estos viajeros, en realidad, caminaban más hacia la estación de tren o de autobús que necesitaban coger frente a aquellos que iban andando o en bici al trabajo, y viceversa (a la hora de volver). 

2. Mayor ahorro económico y de tiempo para el usuario. Según 'Up SPAIN', usar el transporte público resulta más barato que el vehículo privado, ya que a los gastos del propio automóvil hay que sumar su mantenimiento, seguro, aparcamiento y combustible, por no hablar del tiempo invertido en desplazarse al trabajo. "En las grandes ciudades los colapsos son diarios y conlleva la búsqueda de aparcamiento en zonas saturadas", añaden. Por contra, con el transporte público, generalmente, se llega al lugar de destino sin complicaciones y sin estrés (salvo en caso de que haya paros o surja cualquier imprevisto).

En la actualidad, cada vez más empresas, conscientes de todo ello, ofrecen a sus empleados Tarjetas Cheque Transporte con el objetivo de reducir el coste del trayecto aprovechando las ventajas fiscales que tiene el uso del transporte público.

3. La oportunidad de desconectar. En cualquiera de los trayectos de ida y vuelta -en bus, tranvía o metro- al trabajo se puede aprovechar para escuchar música, leer un libro, revisar las redes sociales o simplemente dejarse llevar por los pensamientos, sin tener que estar pendiente del tráfico de la ciudad. 

No obstante, tampoco hay que olvidar que durante las horas punta es cuando se concentra un mayor número de gente, de manera que es muy recomendable ser previsor y salir con tiempo hacia el trabajo. 

4. Apuesta por la sostenibilidad. La responsabilidad de vivir en un entorno saludable es compartida y, sin duda, el transporte público es la alternativa más ecológica para los desplazamientos que no se puedan hacer en bicicleta o andando, ya que la emisión de gases es mucho menor que la del automóvil.

En este sentido, el uso masivo del vehículo privado colapsa las ciudades y las hace más sucias y ruidosas. Por eso, concluyen los investigadores: "el transporte público es la alternativa idónea para mejorar la movilidad urbana y evitar en gran medida las retenciones y atascos. Es una pequeña aportación para un mundo más sostenible".

Ir al suplemento de salud.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual