Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Oftalmología

Un producto tóxico para la retina se usó en al menos cinco hospitales españoles, entre ellos el Servet

El Servicio de Oftalmología del Servet investiga la posible relación entre el uso del fármaco Ala Octa y las complicaciones sufridas por seis pacientes operados de desprendimiento de retina.

El Hospital Miguel Servet de Zaragoza investiga las complicaciones que pudo causar el uso de este fármaco en Aragón.Heraldo

Un comité de expertos ha confirmado la toxicidad del producto sanitario de la marca Ala Octa, posible causante de pérdida severa de visión en pacientes sometidos a cirugía de desprendimiento de retina y que fue usado en hospitales o clínicas de Zaragoza, Elche, San Sebastián, Gran Canaria y Tenerife.

El oftalmólogo Miguel Serrano, integrante del citado comité de expertos creado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y facultativo del Hospital Universitario de Canarias (HUC) de Tenerife, ha explicado que la incidencia se detectó en primer lugar en este centro sanitario, con 31 posibles afectados, pero en España hay un total de 48 casos en estudio, además otros 68 en Zúrich, porque es un problema que afecta a otros países de Europa.

El estudio de los casos está en proceso y probablemente a final de año se conocerá el número de afectados en Europa, ha agregado el oftalmólogo en una rueda de prensa junto el gerente del hospital tinerfeño, Eduardo de Bonis, en la que han ofrecido detalles de cómo se detectó en Tenerife la toxicidad del producto y la situación en este momento.

En el caso del HUC, uno de los pacientes, el único intervenido por desprendimiento de retina en los dos ojos, ha quedado invidente. El resto ha sufrido afecciones severas o muy severas en un ojo. Las afecciones son irreversibles al tratarse de una necrosis en el tejido ocular.

El Ala Octa es un perfluoroctano que se utiliza solamente en las intervenciones de cirugía de retina y reflotamiento.

Se dejó de usar en el HUC en enero de 2015, al empezar a detectarse evoluciones negativas en los pacientes, y fue prohibido por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) a partir de agosto.

La AEMPS ha puesto en marcha un grupo de expertos, en el que participa Miguel Serrano, que está desarrollando un estudio toxicológico.

Los expertos han verificado la toxicidad del producto y han aconsejado que se incluya como posibles afectados a todos los pacientes que hayan tenido una evolución no esperada tras el uso de este perfluoroctano, de fabricación alemana y utilizado también en otros países europeos.

Serrano ha explicado que el Ala Octa se usó en el HUC en el último semestre de 2014.

A finales de diciembre empezaron a detectarse evoluciones negativas en los pacientes y se comprobó que los casos más adversos tenían en común el uso de este perfluoroctano.

Sin aún tener certeza de la causa de las afecciones, se dejó de utilizar el producto en el HUC como medida cautelar el 7 de enero de 2015.

En julio de ese año, en una reunión de retinólogos en El Escorial, los oftalmólogos del HUC constataron que había casos similares en otros hospitales.

El HUC comunicó entonces a la AEMPS los primeros ocho casos detectados, tras lo cual la Agencia prohibió el uso del Ala Octa y creó el grupo de expertos, dada la gravedad del problema.

El Hospital Universitario de Canarias comunicó otros quince nuevos casos el 5 de febrero de este año y otros ocho el 24 de ese mes, mientras que aún hay un paciente en estudio.

Serrano ha dicho que no cabe duda de la toxicidad de al menos dos de los lotes de ese producto sanitario usados en el HUC, aunque el grado de toxicidad no es el mismo, ya que en uno de los lotes la incidencia en más agresiva.

La toxicidad afecta más a los pacientes jóvenes y a aquellos que más tiempo estuvieron en contacto con el producto durante la cirugía de retina.

"Estamos todos consternados y sorprendidos, en 41 años de profesión no recuerdo nada igual, ni mis compañeros tampoco", dijo el oftalmólogo, mientras que junto al gerente del HUC transmitió su pesar a los pacientes y sus familias.

Consideró que la toxicidad del Ala Octa es probablemente debido al proceso de fabricación y consideró que a raíz de este episodio debe cambiar la normativa europea para mejorar la trazabilidad.

"Es un producto alemán, de la empresa Alamedics", que ha recibido premios de investigación, y ha subrayado que ni es el más barato ni estaba caducado, como se ha publicado en algún caso.

Se debe analizar donde se vendió el perfluoroctano, comunicárselo a los centros y estar seguros de que todos los pacientes han sido analizados, ha subrayado el oftalmólogo. 

Ir al suplemento de salud







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo