Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Investigación de la Universidad de Melbourne

La acupuntura no sirve para aliviar los sofocos que provoca la menopausia

Carolyn Ee inició la investigación tras observar "resultados notables" en una o dos pacientes. El efecto beneficioso no está provocado por la punción de las agujas, sino por el efecto causado por ver al terapeuta de forma regular.

Reuters. Nueva York 21/01/2016 a las 06:00
Los investigadores matizan que tanto la acupuntura real como la simulada es mejor que no hacer nada.HA

Investigadores de la Universidad de Melbourne en Victoria (Australia) han visto que las mujeres con menopausia que reciben acupuntura experimentan una reducción de los sofocos que, sin embargo, es similar a la que también puede conseguirse cuando se usa como placebo una técnica que simula la punción con agujas, según los resultados de un estudio publicado en la revista 'Annals of Internal Medicine'.

La médico de familia y autora de estudio, Carolyn Ee, inició la investigación tras observar "resultados notables" en una o dos pacientes con sofocos que fueron tratadas con acupuntura.

Los autores pensaban que esto podía deberse a que la acupuntura mejora los niveles de serotonina, una sustancia química que transporta señales a los nervios y también puede desempeñar un papel en el mantenimiento de calor corporal, lo que podría explicar su implicación en la mejoría de los sofocos, al igual que los antidepresivos.

Sin embargo, a raíz de los resultados observados parece que el efecto de la acupuntura no está provocado por la punción de las agujas, ya que en el placebo utilizado no llegaban a pincharse, sino por "el efecto causado por ver al terapeuta de forma regular", ha destacado la experta.

Los investigadores incluyeron a 327 mujeres de más de 40 años con menopausia tardía o que ya la habían superado, que sufrían al menos siete episodios diarios de sofocos moderados, lo que en la medicina china se conoce como "la deficiencia del yin del riñón".

Durante ocho semanas, la mitad de las mujeres recibieron 10 sesiones de acupuntura clásica para tratar estos problemas, mientras que la otra mitad recibió una versión falsa en la que, en realidad, no se clavaban agujas.

Al final del estudio, el 16% de las mujeres en el grupo de la acupuntura y el 13% en el grupo del tratamiento simulado abandonaron la terapia. Y la incidencia de los sofocos era similar en ambos grupos, reduciéndolos en ambos casos en un 40% durante los siguientes seis meses. 

No mejoró la calidad de vida
Asimismo, otros factores como la calidad de vida, la ansiedad y la depresión también fueron similares en ambos grupos, según reconocen los investigadores.

"Hay evidencias muy fuertes de que la acupuntura es beneficiosa para el dolor crónico, incluyendo la osteoartritis, dolor de espalda, cuello y dolor en el codo", reconoce Ee, que sin embargo no ha encontrado esta superioridad en este caso.

No obstante, añade que técnicamente sí resulta efectiva frente a los sofocos, ya que tanto la acupuntura real como la simulada es mejor que no hacer nada.

"Yo recomendaría que las mujeres consideren todas sus opciones, se les muestre la evidencia que hay en cada caso y decidan en consecuencia", ha reconocido Ee, que quiere dejar "muy claro" a quienes opten por la acupuntura que "la punción no causa ningún beneficio".

Ir al suplemento de salud.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual