Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ébola

El plasma de Paciencia Melgar no salvó a Teresa Romero, la auxiliar contagiada de ébola

​El primer ensayo sobre las transfusiones de sangre de supervivientes de ébola concluye que no ayudan a los afectados a superar la enfermedad.

Borja Robert. Madrid Actualizada 08/01/2016 a las 09:52
Teresa Romero, en una imagen de archivo a su salida del hospital.AFP PHOTO / PIERRE-PHILLIPPE

La transfusión de plasma sanguíneo de supervivientes de ébola no ayuda a sobrevivir a la infección, según los resultados de un estudio publicados este jueves en la revista 'New England Journal of Medicine'. Tras estudiar sus efectos entre 84 pacientes guineanos, un equipo de científicos ha determinado que las posibilidades de superar el ataque del virus son prácticamente iguales con esta intervención o sin ella. A falta de ensayos clínicos más grandes y definitivos, una de las cuatro opciones terapéuticas que se han probado para enfrentarse a la enfermedad queda, así, casi completamente desterrada.

Los doctores del hospital Carlos III de Madrid que trataron a Teresa Romero, la única superviviente española de ébola y la primera infectada fuera de África, ya lo avisaron cuando la atendieron. Los tratamientos que utilizaron -las transfusiones de plasma sanguíneo de Paciencia Melgar, el antiviral favipiravir y el fármaco Z-Mapp- eran experimentales y, por tanto, no había ninguna garantía de que funcionasen. Ahora puede descartarse casi definitivamente que la sangre de la misionera Melgar tuviese algo que ver.

Los otros dos tratamientos que usaron con la auxiliar de enfermería tampoco han demostrado todavía su eficacia en ensayos clínicos y mantienen su estatus experimental. Ya han pasado cinco semanas desde que se confirmó la última infección por ébola en el mundo -el brote, que ha provocado más de 11.000 muertos, podría darse por superado este domingo-, así que es posible que ya nunca tengan la opción de validar su eficacia. Hace meses que la OMS confirmó que una de las vacunas, denominada VSV-EBOV, es efectiva para prevenir el contagio del virus por lo que, si todo se hace bien, una epidemia de grandes proporciones es improbable.

Aunque tampoco está demostrado con ensayos clínicos, los investigadores consideran muy posible que la propia vacuna VSV-EBOV no solo sea eficaz para evitar el contagio, sino también para ayudar a los pacientes a curarse y superar la enfermedad. En la actualidad, en todo caso, es la herramienta más eficaz contra el ébola de la que dispone la humanidad.

El objetivo tras las transfusiones de plasma sanguíneo de supervivientes era intentar dotar al sistema inmunitario de la persona afectada con defensas -anticuerpos- ya entrenadas para luchar contra el virus. Es una terapia que se ha usado con éxito frente a algunas infecciones agudas tanto víricas como bacterianas y como tratamiento para varias enfermedades autoinmunes. En ébola, según parece, no da resultado.


Hacen falta más pruebas

Para poner a prueba la eficacia de la transfusión de plasma de supervivientes, los investigadores estudiaron la evolución de la infección por ébola en 84 pacientes guineanos que recibieron este tratamiento frente a otros 418 que no lo recibieron pero que fueron atendidos en el mismo centro. Prácticamente el mismo porcentaje de pacientes de uno y otro grupo, alrededor de un tercio, fallecieron. Los investigadores esperaban ver veinte puntos porcentuales de mejora como mínimo para considerar esta terapia como efectiva.


"La transfusión de hasta 500 mililitros de plasma de supervivientes con niveles indeterminados de anticuerpos no ha mostrado eficacia a la hora de mejorar de forma significativa las posibilidades de supervivencia», indican los autores en las conclusiones de su estudio. Pese a todo, los científicos todavía consideran posible que algunos plasmas sanguíneos especialmente cargados de anticuerpos frente al ébola sean eficaces, aunque su estudio no podía demostrarlo porque no contaban con este dato, que todavía está analizándose.

También contemplan la posibilidad de que la terapia de transfusión de plasma solo sea eficaz con algunos pacientes porque, durante la epidemia, el número de niños pequeños y mujeres embarazadas que han sobrevivido tras recibir este tratamiento ha sido más alto de lo esperado.
 

La misionera Paciencia Melgar, superviviente de ébola, donó su plasma para la curación de otros enfermos.

Ir al suplemento de salud







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual