Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salud

Una esperanza para que los niños con cáncer puedan evitar una futura infertilidad

Gracias a una donación de 250.000 libras en 5 años, el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) da su apoyo a Oxford para que los niños con cáncer puedan ser padres en el futuro.

Europa Press. Madrid Actualizada 14/12/2015 a las 13:12
El doctor Antonio Pellicer, presidente de IVI, confía en que la donación Esperamos que esta donación ayude a ofrecer este servicio tan importante para los niños y jóvenes con cáncer.

La división de IVI en Reino Unido, en colaboración con Oxford University Hospitals NHS Foundation Trust, ayudará a que niños con cáncer de Inglaterra y Gales que están en riesgo de sufrir problemas de fertilidad ocasionados por el tratamiento de su enfermedad tendrán puedan congelar parte de su tejido para poder ser padres en el futuro.

Además, ha apoyado la labor de esta Fundación con una donación de 250.000 libras (206.823 euros) en 5 años. Esta concesión sentará las bases para la expansión de un servicio clínico que comenzó su actividad en 2013 con el objetivo de procesar y almacenar el tejido ovárico de las niñas prepúberes y las adolescentes antes del comienzo de su tratamiento contra el cáncer.

Se trata del primer servicio clínico de este tipo establecido en Inglaterra y Gales, dedicado en exclusiva a los menores de 18 años, que permitirá la congelación de células madre del esperma en el caso de los varones jóvenes y la congelación del tejido ovárico para las chicas, con el fin de hacer posible que estos pacientes consigan formar una familia en el futuro.

La congelación o criopreservación del tejido ovárico previa al tratamiento contra el cáncer es una técnica ya establecida en el mundo que permite la preservación de la fertilidad en mujeres jóvenes, ya que este tejido contiene miles de óvulos inmaduros que se conservarán para su posterior uso en el futuro, cuando la mujer esté preparada para ser madre. Gracias a esta técnica, existen ya en el mundo más de 50 bebés sanos que han nacido como resultado de la reimplantación del tejido criopreservado en el pasado.

A través de una cirugía mínimamente invasiva, se realiza la recogida del tejido y se almacena a una temperatura muy baja que permite preservar el tejido sin que éste envejezca en el Hospital John Radcliffe de Oxford, centro dirigido por la Fundación. Una vez este tejido se ha descongelado, se puede colocar de nuevo en la zona del ovario, restableciéndose así el suministro de sangre y permitiendo de nuevo el comienzo de la actividad normal de las hormonas, lo que conlleva una producción de ovocitos y, por ende, la restauración de la fertilidad.

En el caso de los varones prepúberes no ocurre lo mismo. Al no poder producir y, por tanto, obtener esperma maduro, no se pueden beneficiar del almacenamiento del mismo en los bancos de esperma, procedimiento estándar que se lleva a cabo en todos los hombres una vez han pasado la pubertad. Los testículos inmaduros contienen células madre espermáticas que siguen siendo viables cuando se criopreservan dentro el tejido testicular. El servicio de criopreservación de Oxford ofrecerá la posibilidad de almacenar este tejido para este tipo de pacientes. A pesar de que, hasta la fecha, no ha habido ningún nacimiento a través de esta técnica, pues los donantes son todavía muy jóvenes, los científicos confían en que esto será posible a través de la reimplantación del tejido testicular en el futuro.

La Fundación IVI y la división de I+D de IVI formarán parte de un programa de investigación en colaboración con el Departamento de Obstetricia y Ginecología de Oxford University Nuffield, que tiene el objetivo de ampliar el conocimiento del tratamiento de la infertilidad en diferentes escenarios clínicos.

"Esperamos que esta donación ayude a hacer posible el hecho de ofrecer este servicio tan importante para los niños y jóvenes con cáncer. Además de ello, nuestra Fundación trabajará con la Universidad de Oxford sobre el retorno de la fertilidad en aquellos niños y jóvenes con cáncer cuya fertilidad se ha visto afectada por el tratamiento", ha señalado el doctor Antonio Pellicer, presidente de IVI.

Por su parte, la doctora Sheila Lane, directora clínica del servicio de criopreservación de tejidos en la Fundación, comenta: "Estamos encantados de recibir una donación tan generosa por parte de IVI. La criopreservación de tejidos de momento no está financiada por nuestro Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), por lo que esta subvención nos permite seguir ofreciendo este servicio a los jóvenes de Inglaterra y Gales con alto riesgo de infertilidad debido al tratamiento contra el cáncer".

Ir al suplemento de salud







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual