Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salud

Mensajes de tranquilidad y protestas del sector cárnico frente al estudio de la OMS

El informe de la OMS ha desatado protestas de ganaderos, industrias y detallistas por la falta de rigor.

Efe. Madrid Actualizada 27/10/2015 a las 19:37
Etiquetas

Llamadas a la tranquilidad, prudencia desde las administraciones, críticas desde el sector productor y el anuncio comunitario de que estudiará la situación son algunas de las reacciones al estudio de la OMS que advierte de los riesgos para la salud del consumo de carne roja y de procesados.

El informe difundido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto el foco en los riesgos cancerígenos de la ingesta de carnes procesadas y de carne roja, desatando las protestas de los ganaderos y las industrias procesadoras, que lo consideran falto de rigor científico.

Así lo han asegurado, tras reunirse las interprofesionales cárnicas del vacuno de carne, el porcino y el ovino-caprino (Provacuno, Interporc, Asici e Interovic) en un encuentro en el que han expresado su "malestar" por unas conclusiones que consideran "carentes de rigor científico".

La industria, los detallistas y las cooperativas han insistido en que su postura es la expresada por la Federación Europea de Asociaciones de Industrias de la Carne (Clitravi).

La entidad, que representa a 3.000 empresas cárnicas en 28 países de la Unión Europea, asegura que no es apropiado atribuir a ese único factor el mayor riesgo de padecer cáncer ya que depende de otros factores, como "la edad, la genética, la dieta, el medio ambiente y el estilo de vida".

Desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha pedido "prudencia" y que se espere "a la valoración de riesgo": "hay que ser muy prudente y establecer pautas de consumo moderado".

La CE no hace comentarios

Entre tanto, la Comisión Europea ha anunciado que analizará en profundidad el informe y que no hará comentarios hasta ese momento, aunque ha hecho hincapié en que la legislación europea y los sistemas de control que se aplican "garantizan que los alimentos, incluida la carne", respetan los estándares más estrictos de seguridad alimentaria".

Las llamadas a la tranquilidad se han producido desde el Ministerio de Sanidad, cuyo titular, Alfonso Alonso, ha apuntado que no cree que se puedan comparar los efectos del tabaco, que puede causar un millón de muertes al año, con la posible incidencia en una persona del consumo de carnes rojas o procesadas.

Organizaciones ganaderas

La organización agraria COAG ha pedido un análisis "sereno y pausado" y UPA ha llamado a la calma, si bien ambas entidades han criticado el alarmismo "injustificado" creado a su juicio por la OMS y han defendido la calidad de sus producciones.

La Federación Española de Hostelería (Fehr) prevé que el estudio no tenga un "impacto negativo en el negocio" y remarca que "lo que tiene riesgo es un abuso indiscriminado y habitual de este tipo de productos", según su secretario general, Emilio Gallego.

Empresas como MacDonald's o Buger King, que pertenecen a la Federación Española de Restauración Moderna (Fehrcarem), han declinado hacer declaraciones sobre el posible impacto económico que el informe tenga en sus cuentas.

Tampoco grandes empresas cárnicas (como Campofrío o El Pozo) han querido pronunciarse de forma individual y remiten a la patronal que los representa, la Asociación Nacional de Industrias de la Carne (Anice).

La cárnica es una de las principales industrias españolas, que genera 22.168 millones de euros y 80.979 empleos directos, según los datos del sector.

Anice sitúa al sector cárnico (mataderos, salas de despiece e industrias) en cuarta posición dentro de los segmentos industriales, solo superado por las fábricas de automóviles, el petróleo y la energía eléctrica.

Su facturación representa el 2 % del PIB español y el 14 % del de la rama industrial; y los puestos de trabajo que genera el 20 % del empleo de la industria alimentaria española.

En cuanto al consumo, los españoles en el último año móvil -entre agosto de 2014 y julio de 2015-, compraron 2.263,6 millones de kilos, con un valor de 14.657 millones de euros, es decir, es el grupo de alimentos en el que más gastan los hogares, por encima del pescado y los lácteos. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual