Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Investigación

Un medicamento para el cáncer de mama vence a una superbacteria

El tamoxifeno da un impulso a los glóbulos blancos que les permite responder mejor, atrapar y matar a las bacterias en experimentos de laboratorio.

Europa Press. Madrid Actualizada 13/10/2015 a las 16:09

Investigadores de la Escuela de Medicina y la Escuela Skaggs de Farmacia y Ciencias Farmacéuticas de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, han encontrado que el medicamento contra el cáncer de mama tamoxifeno da un impulso a los glóbulos blancos que les permite responder mejor, atrapar y matar a las bacterias en experimentos de laboratorio.

El tratamiento con tamoxifeno en ratones también mejora la eliminación de las bacterias patógenas 'Staphylococcus aureus resistente a la meticilina' (SARM) y reduce la mortalidad, según los resultados de su estudio, que se revelan en un artículo que se publica este martes en 'Nature Communications'.

"La amenaza de patógenos bacterianos resistentes a múltiples fármacos es cada vez mayor, sin embargo, la cartera de nuevos antibióticos se está acabando. Tenemos que abrir el botiquín y echar un vistazo más de cerca a las posibles propiedades que combaten la infección de otros medicamentos que ya sabemos que son seguros para los pacientes", señala el autor principal Victor Nizet, profesor de Pediatría y Farmacia.

"A través de este enfoque, hemos descubierto que el tamoxifeno tiene propiedades farmacológicas que podrían ayudar al sistema inmune en los casos en que un paciente está inmunodeprimido o en los que los antibióticos tradicionales han fracasado", subraya.

El tamoxifeno se dirige al receptor de estrógeno, lo que es particularmente eficaz contra los cánceres de mama que muestran la molécula en abundancia, pero algunas evidencias sugieren que este fármaco tiene otros efectos celulares que también contribuyen a su eficacia.

Por ejemplo, el tamoxifeno influye en la manera en la que las células producen moléculas grasas, conocidas como esfingolípidos, independientemente del receptor de estrógeno. Los esfingolípidos, y sobre todo uno en particular, la ceramida, juegan un papel en la regulación de las actividades de los glóbulos blancos conocidos como neutrófilos.

"El efecto del tamoxifeno en las ceramidas nos llevó a preguntarnos si cuando se administra en los pacientes, el medicamento también podría afectar al comportamiento de los neutrófilos", relata el primer autor Ross Corriden, científico del proyecto en el Departamento de Farmacología de la Escuela de Medicina de la UC San Diego.

Para probar su teoría, los científicos incubaron neutrófilos humanos con tamoxifeno. En comparación con los neutrófilos no tratados, hallaron que lo tratados con tamoxifeno eran mejores en moverse hacia y fagocitar, o envolver, las bacterias. Los neutrófilos tratados con tamoxifeno también produjeron aproximadamente tres veces más trampas extracelulares de neutrófilos (TNE), una malla de ADN, péptidos antimicrobianos, enzimas y otras proteínas que los neutrófilos arrojan para atrapar y matar los agentes patógenos.

El tratamiento de los neutrófilos con otras moléculas que se dirigen a los receptores de estrógenos no tuvo ningún efecto, lo que sugiere que el tamoxifeno aumenta la producción de NET de una manera no relacionada con el receptor de estrógeno. El equipo también analizó el efecto inmune elevado por el tamoxifeno en un modelo de ratón.

Una hora después del tratamiento con tamoxifeno o un control, los investigadores infectaron ratones con SARM, una "superbacteria" de gran preocupación para la salud humana. Trataron a los roedores de nuevo con tamoxifeno o control ocho horas después de la infección y les monitorearon durante cinco días.

Los ratones tratados con tamoxifeno quedaron protegidos significativamente; ninguno de los roedores de control sobrevivió más de un día después de la infección, mientras que alrededor del 35% de los animales tratados con tamoxifeno sobrevivió cinco días.

Aproximadamente, se recogerion cinco veces menos de SARM desde el fluido peritoneal de los ratones tratados con tamoxifeno en comparación con los animales de control.

Hay dos advertencias, según los investigadores. En primer lugar, mientras que el tamoxifeno fue eficaz contra SARM en este estudio, el resultado puede variar con otros patógenos debido a que varias especies bacterianas han desarrollado métodos para evadir la captura de NET. En segundo lugar, en ausencia de infección, demasiados NET podrían ser perjudiciales. Algunos estudios han relacionado la producción excesiva de NET a la enfermedad inflamatoria, como la vasculitis y el asma bronquial.

"Lo que hemos identificado en este estudio podrían tener implicaciones clínicas importantes dado el gran número de pacientes que toman tamoxifeno a menudo cada día durante años", afirma Nizet. Cientos de miles de pacientes toman tamoxifeno a diario en todo el mundo para el tratamiento de cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos.

La Organización Mundial de la Salud considera el tamoxifeno un "medicamento esencial" debido a su relación coste-eficacia y su perfil de seguridad. El tamoxifeno no es el único fármaco prescrito para impulsar la actividad de los neutrófilos. En 2010, Nizet y el equipo informó de que las estatinas para reducir el colesterol también mejorar la formación de NET.

Ir al suplemento de salud







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual