Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salud

"Hay que alejarse de aquellos que publicitan lo fácil y lo rápido para adelgazar"

La bloguera zaragozana María Corbacho, cuyo blog '1reflejoenelespejo' lleva más de 2.000.000 de visitas, presenta en Zaragoza su primer libro: 'Haz click y vive sano'.

P. B. P. Zaragoza 26/11/2014 a las 06:00
14 Comentarios
La bloguera zaragozana María Corbacho, con su libro 'Haz clic y vive sano'.P. B.


A la bloguera zaragozana María Corbacho un comentario desafortunado le cambió la vida. Tenía 18 años años e invirtió los tres siguientes en dejar atrás el sedentarismo, cuidar su alimentación y aprender a quererse más a sí misma. "Pasé de la talla 48 a la 36 en apenas tres años aprendiendo a comer sano y me decidí a contarlo para intentar ayudar, sin trucos y sin dietas milagro, a quienes estuvieran pasando por lo mismo", cuenta esta joven bloguera.

Motivada por sus logros y el interés por servir de estímulo a otras personas, creó en 2013 el blog '1 reflejo en el espejo', que suma ya más de dos millones de visitas. Este miércoles, a las 19.30, presenta en el Corte Inglés de Zaragoza su primer libro ('Haz clic y vive sano'), con el que pretende "ayudar a otras personas a gustarse física y mentalmente".

- ¿Cuándo decidiste embarcarte en esta aventura?

- La idea de hacer un libro surgió el pasado mes de junio. Yo no me lo había planteado, pero la gente que me seguía en el blog me lo pedía desde hacía meses. Empecé a escribirlo en verano, durante mis vacaciones, y decidí mandarlo a una editorial gallega (Hércules) que conocí a través de otra bloguera. El no ya lo tenía, así que decidí arriesgarme y la verdad es que la editorial, al ser mi familia de allí, se volcó enseguida.

- Tanto en el blog, como ahora en el libro, insistes en la idea de "cambiar el chip" o "hacer click", como tú lo llamas, para aprender a gustarse física y emocionalmente. ¿Cómo ha sido para ti ese cambio?

- Hace cuatro años yo era otra persona distinta. Era totalmente sedentaria, comía fatal y cuando quise empezar a hacer ejercicio no podía ni andar. Me encontraba en un punto en el que a los diez minutos tenía que sentarme porque me cansaba mucho. Poco a poco fui marcándome unos tiempos: si al principio hacía dos kilómetros en 45 minutos, con constancia intentaba ir bajando cada mes. Ahora practico deporte cuatro días por semana. Al final, si no tienes dinero para ir a un gimnasio siempre queda la calle, o bailar y hacer ejercicios en casa. Por imaginación que no sea... Y lo mismo con la comida. La organización es básica porque si no, el ajetreo que llevamos te conduce rápidamente a la comida basura y llega un momento en que tu cabeza te pide comer otra cosa.

- Tu historia de superación personal ha calado hondo y en apenas un año has conseguido más de 40.000 seguidores. ¿Cuál crees que ha sido el secreto de ese éxito en el blog y en redes sociales?

- Hay muchos dietistas que me han leído y me dicen que lo que más les gusta es que está hecho con cabeza. Yo siempre digo que si encuentras un endocrino con el que empatizas, te ha tocado la lotería. Yo no lo encontré y tuve que currármelo y superarme a mí misma. Ahora el que quiere adelgazar saludablemente lo tiene fácil porque, a título personal, damos mil maneras de hacerlo motivando a través de nuestras historias personales en los blogs con mensajes positivos y de superación. En general, las redes sociales e Internet hacen mucho trabajo para que la gente no tire la toalla, pero hay que alejarse de aquellos que publicitan lo fácil y lo rápido para adelgazar.

- ¿Qué opinas de las llamadas "dietas milagro"?

- Para mí son una pérdida de tiempo y una pérdida de salud por un tema tan banal como la estética. En esta sociedad, lamentablemente, se le da mucho más valor al físico que a la cabeza y a la hora de ponerte a dieta eso es peligroso. Tienes que lograr estar saludable por dentro y por fuera, sin perder la cabeza. Yo, si el día que decidí cambiar, me hubiera metido en una dieta Dunkan, seguramente habría bajado los 50 kilos que perdí en tres años en tres meses, pero mi cuerpo a día de hoy estaría totalmente viciado por dentro. El día que la sociedad cambie su obsesión por estar delgado por aprender a comer bien y estar sano habremos conseguido algo grande.

- En el prólogo del libro dices que te gustaría que tu historia sirviera de estímulo para ayudar a otras personas que todavía no han cambiado el 'chip'. ¿Has contado para ello con la ayuda de otras personas?

Para un apartado del libro cuento con la colaboración de otra chica que narra en primera persona su trastorno personal de anorexia y bulimia. La conocí a través de Instagram y me gustó porque vi en ella mucha superación, aunque fuera un caso contrario al mío, pero también estaba relacionado con la alimentación. En el blog hay gente que me sigue con estos problemas y pensé en incluir este relato en el libro porque es un tema complicado del que no me atrevía a hablar... Con el testimonio de esta persona quería desmitificar la carga social que tiene esta enfermedad y que la gente no tenga miedo a ir a un médico o a un psiquiatra si es necesario sin que piensen que por ello lo van a tomar por loco. 

- En tu caso, ¿tuviste también momentos de bajón, de creer que no lo conseguirías?

- Un montón de veces. Incluso ahora pienso por qué seguir, para qué seguir. La cabeza es muy traicionera y es complicado. Hay personas que acuden a mí con mucha ansiedad, pero eso suele pasar cuando tu cabeza no ha hecho ese "click" y no se ha dado cuenta de que igual está siguiendo una moda o una dieta engañosa… Yo cuando empecé también tiraba la toalla porque no tenía ni idea, pero leí muchísimo, me documenté, hablé con especialistas, me hacía controles periódicos y ahora estoy estudiando para técnico especialista en nutrición. Al final me dí cuenta de que el esfuerzo merecía la pena porque tenía resultados haciendo ejercicio y aprendiendo a comer sano.


- ¿Qué le dirías a aquellas personas que están a punto de tirar la toalla o decantarse por métodos poco "saludables"?

- Les aconsejo siempre que tengan paciencia, que mi método no es bajar 10 kilos en 20 semanas, sino que es un canto a favor de un modo de vida que requiere adaptación, constancia y tiempo. No se trata tampoco de verlo como una obligación. Lo que proponemos quienes defendemos llevar una "vida sana" es hacer ejercicio y aprender a comer sano. Para ello no hace falta volverse restrictivo ni eliminar ciertos alimentos por completo de la dieta. Puedes comer perfectamente un día pasta y al otro día legumbres si sabes cómo, cuándo y en qué cantidad hacerlo. Todo esto es un proceso largo, pero merece la pena. Para mí ahora mismo lo más importante es que la persona que lea mi blog o lea mi libro sea una persona 100% sana.

- ¿En qué se parece y en qué se diferencia el libro del blog?

​Desde el principio tuve muy claro que no quería solo un libro de recetas. De hecho, la parte más importante de mi blog es de motivación a través de mi historia, para que la gente encontrase el motivo de por qué tenía que cambiar para poder hacer ese 'click' que el título del libro lleva. Ahora en el libro profundizo e incluyo una parte de nutrición básica en la que cuento todo lo bueno y lo malo del proceso y las precauciones que hay que tomar con respecto a determinadas dietas. No obstante, todo lo que sale en el libro es exclusivo, inclusive las 18 recetas saludables que pongo para cuidar la línea y con las que quiero convencer a la gente de se puede comer sano y que a su vez ese plato entre también por los ojos. 

Ir al suplemento de salud.
Relacionadas


  • Elena-Z30/11/14 11:12
    No sé para qué algunos estudian tantas carreras, si luego vas a su consulta y sin preguntarte siquiera cual es tu trabajo, tu tipo de vida, qué comes de normal... te largan una hoja fotocopiada totalmente estandar, y te dicen que con eso vas a adelgazar. Eso, después de decirte que si estás gorda es por comer como una loca. Sin entrar en valorar si puede haber un componente hormonal, problemas de tiroides o retención de líquidos, por ejemplo. Esta chica al menos no engaña a nadie, y puede hablar en primera persona. 
  • david27/11/14 11:33
    Llevo 20 años estudiando nutricion ortomulecular y veo que cualquiera escribe un libro
  • pepa26/11/14 18:44
    bajar de peso no se hace en un dia y esta chica tiene razon hay que alejarse de las dietas milagro, lo que has ganado en años no pretendas perderlo en dos meses y sin hacer ejercicio,. Lo unico que es contracitorio en este articulo es que ella no sabe de que va la vaina y no puede aconsejar asi como asi
  • valdonsera26/11/14 18:37
    Alucino con algunos comentarios, esta claro que la chica tenga o no tenga estudios de medicina o de dietética no es para que la gente se le heche al cuello, si que estoy deacuerdo en una cosa en el titular "pasar de una 48 a una 36" no es el titular adecuado. Que todos sabemos lo que hay que hacer para estar bien fisicamente, lo sabemos, lo practicamos ya es otra cosa, lo que si que me quedo con ella y comparto una experiencia muy similar, porque yo también he bajado casi 50 kilos en dos años, en que comer bien y hacer ejercicio es la clave, y no es que haya que presumir de cuantos kilos ha perdido uno, sino las cosas que haces ahora y que antes no podias soñar y en eso esta chica dice cosas muy ciertas y sobre todo ayuda a aquellos que piensan que las cosas no son posibles, que si que lo son, porque "querer es poder" asi que mucho animo y magnifico blog y libro para una chica que como yo ha conseguido creer en si misma y en lo que es capaz.
  • Iosune26/11/14 18:12
    En el artículo ya dice que está estudiando técnico de nutrición y no ha escrito un libro con una dieta milagro. Solo cuenta su experiencia en este duro proceso de perder peso.  María es una gran persona, que a través de su experiencia y porque muchas mujeres que seguimos su blog le han pedido ha escrito un libro con sus vivencias. Yo tengo el libro y me está gustando muchísimo.
  • maria26/11/14 16:49
    Yo creo que ella no se ha referido a que alcances la talla 36, simplemente la idea de que comiendo bien y haciendo ejercicio se consigue adelgazar, es su historia, nada mas. yo tengo una 38 y no como nada bien, unaañ temporada que estuve haciendo ejercicio baje a la 36, pero es mi constiticion, solo eso.
  • no26/11/14 16:25
    36 tras ser gordica??? Me parece excesivo... ya no sólo las marcas sino los medios de comunicación y nosotros mismos fomentamos la anorexia y resto de enfermedades alimenticias, yo llevo la 42 y poco le tengo que envidiar a los palillos de la 36, claro soy alta.
  • Enhorabuena26/11/14 15:47
    ¿Pero no os enteráis? es una chica que está estudiando para "técnico especialista en nutrición" no es médico ni dice serlo, por eso en su libro habla desde su propia experiencia y da sus consejos. Si lo que queréis es un libro con consejos de "profesionales" que sean lo mismo que siempre este no es vuestro libro. Enhorabuena porque es un gran ejemplo a seguir para la gente que de verdad quiere llevar una vida sana
  • señoraque26/11/14 15:20
    Y digo yo, ¿es necesario quedarse en una talla 36? Una cosa es estar sano, pero también hay gente que por constitución corporal está sana y lleva una 42 o una 44. Creo que también se hace mucha apología de que si no estás como un palo no estas sana. Ya vale de tanta tontería con los cuerpos y las tallas.
  • azucena26/11/14 11:44
    Creo que lo ha dicho bien claro escribe un blog y cuenta su experiencia en un libro. Mi enhorabuena. 
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo