Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tabaquismo

Los costes sanitarios del tabaco

Rodrigo Córdoba, médico y profesor de medicina de la Universidad de Zaragoza.

13/05/2014 a las 12:15
Etiquetas
1 Comentarios
Rodrigo Córdoba

Cuando el acto de consumir un producto como el tabaco genera efectos que repercuten no solo en el usuario sino en otros miembros de la sociedad y estos no son compensados, el coste privado es inferior al coste social. Una de las soluciones propuestas para la corrección de este fallo de mercado es la aplicación de impuestos. El impuesto especial es una herramienta que sirve para que el coste privado del consumo incluya el coste externo como el derivado de los daños al fumador pasivo o los sobrecostes sanitarios de los fumadores.

En términos generales, aunque el tabaco costase el doble de su precio actual no llegaría a compensar los costes sociales derivados de su consumo. El comisario europeo de Salud, Tonio Borg, ofreció recientemente un dato revelador: el 97% de los presupuestos sanitarios de los Estados miembros se destinan a tratamiento. Únicamente el 3%, a prevención: "¿Tiene sentido este porcentaje, cuando muchas de las enfermedades crónicas más prevalentes se pueden prevenir en gran medida?", se preguntó.

El tabaco es un gran ejemplo de que una prevención eficaz podría reducir hasta un 15% el gasto sanitario, puesto que causa el 30% de las enfermedades crónicas como el cáncer y el infarto y el 85% de la bronquitis crónica. La prevención es coste-efectiva, es decir, que por cada euro invertido se obtiene mucha salud y calidad de vida. El coste sanitario anual derivado del consumo de tabaco en España asciende a 7.695 millones de euros. A eso habría que sumar los costes "empresariales o sociales" derivados de bajas laborales y merma de productividad, que asciende a 8.781 millones. Subir los impuestos del tabaco es una cuestión de salud. Si aumenta un 4%, disminuye un 10% los jóvenes que comienzan a fumar.

Volver al suplemento de salud.


  • kar17/05/14 00:00
    se olvida de las decenas de millones en mantenimiento de zonas publicas como jardines, playas, zonas urbanas, restos arqueologicos o monumentos, monte, donde todo está lleno de colillas, que por sus características son muy dificiles de limpiar, sin contar que una sola colilla puede contaminar hasta 50 litros de agua. Sin contar los millones de desplazamientos de vehículos en los que un alto porcentaje se fuma y otro considerable porcentaje arroja por la ventanilla colillas y si se dan las condiciones adecuadas en verano provocan decenas de incendios en monte bajo, acequias, arcenes con zona de matorral movilizando a bomberos y policia con el consiguiente gasto.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo