Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

La noche de las estatuas

Guillermo Nevot Sánchez Actualizada 12/04/2015 a las 17:56
Etiquetas
1 Comentarios

- Bien, sentaos. Tengo para vosotras, ¡Oh consejo de estatuas!, un asunto que discutir. Ha llegado a mis oídos el rumor de que se van a atrever a trasladarme, ¿Cuáles son vuestras opiniones respecto de semejantes habladurías?
- Croac

- ¡Silencio! – gritó César Augusto para acallar a su rana.
- Me parece una inmensa afrenta. ¡Una ofensa por la que estoy dispuesto a batallar! – se ofreció Alfonso I.
- ¡Bien dicho! Expulsemos a los franceses, ¡Siempre es suya la culpa!– espetó emocionada Agustina.
- Por favor, tranquilicémonos, mis sucesores se encargarán de que se haga justicia – añadió Juan de Lanuza.

-¡La he dejado sola tanto tiempo! Oh, yo solo quiero volver a mi plaza a observar mi torre – suspiró el hombre sentado.
- Ya oíste nuestra opinión, Augusto. Nadie osará moverte de sitio, ¡Por mi honor! – declaró el general Palafox.

Y todas las estatuas marcharon acabada su reunión. Cada una a su correspondiente plaza y pedestal, a descansar y asombrar al transeúnte en su escultórica posición.

Lea todos los relatos que participan en el concurso.


  • Blas13/04/15 12:21
    Muy bueno. Felicidades.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual