Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

El maleficio del tranviario

José Antonio Prades Villanueva Actualizada 07/04/2014 a las 17:48
Etiquetas
0 Comentarios

Iba en el tranvía, línea 1, desde Montemolín a Casablanca. El tranviario cobrador tenía cara de brujo y me miró con burla cuando recogí el billete. Me fui lo más adelante posible, pateando el suelo de madera estriada que crujía como si lo quemaran los demonios.

Llegué junto al conductor y me sentí más seguro. Pero cuando volvió el rostro, comprobé que era el mismo señor que me había cobrado a la entrada. Estaba tirando arena por el embudo para facilitar la frenada. Choqué contra la barandilla que lo resguardaba de los viajeros, escuché su risa macabra, noté la succión… y, cuarenta años después, aún vago por las vías fundido en el hierro que me atrapa. Libérame, Belloch.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual