Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

El amanecido

Clemente Peribáñez Navarro Actualizada 07/04/2014 a las 16:33
Etiquetas
0 Comentarios

A Eduardo Buenaventura le conmutaron su pena de muerte porque el día que debía ser ejecutada nunca amaneció. Como en un capítulo de 'Cien Años de Soledad', en San Gil del Jiloca el 14 de septiembre de 1900 no se puso el sol.

La sentencia de muerte decía "para el cumplimiento de la pena capital se le dará muerte por garrote al amanecer del 15 de septiembre en la plaza mayor". Desde entonces la iglesia tuvo el suceso por milagroso y se celebran las fiestas patronales en honor de Eduardo el Amanecido.

Eduardo murió de viejo asido a las manos de su mujer en otro amanecer de no hace tanto tiempo. Ahora, un siglo después de aquella noche que nunca llegó, en las fiestas patronales los jóvenes pasan días sin dormir por el milagro del vino y la música, esperando que un año de estos en San Gil no vuelva a anochecer.

Más Información en National Geographic Magazine, Enero de 190; Heraldo de Aragón, 18 de Septiembre de 1900 y Ministerio de Cultura.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual