Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Las tardes de niebla

Jorge Remacha Pina Actualizada 18/04/2013 a las 20:45
0 Comentarios

En esas tardes, cuando el cierzo nos abandona y la niebla todo lo envuelve, cuando los transeúntes no ven la parte más alta de las torres del Pilar y dejan que se desvanezcan entre la bruma sus pasos perdidos, Zaragoza baja de los tejados para posarse en el silencio de sus calles y sus gentes.

Se vuelve a poner en pie la Torre Nueva y los ladrillos sordos del Torreón Fortea discuten con los fantasmas olvidados de los relojes y campanas, entonces, la estatua de aquel hombre sentado que mira el espacio que dejó la dama inclinada, se sacude el polvo, se pone en pie y vende barquillos a los zagales que juegan en la plaza San Felipe.

Las cigarreras vuelven a cogerse capazos en el Tubo, entre bares, cabareteras, miradas, soliloquios sucios y tragos de anís amargo, vuelven a escucharse los cuplés de las vocalistas, y los vítores salen del Plata tras la actuación de la Boina, haciendo los sueños de poetas y artistas. En ese momento, Zaragoza y su niebla se vuelven mágicas.

Jorge Remacha Pina

Haz clic para volver al suplemento del concurso de relatos de HERALDO.es








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual