Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Como si nunca me hubiera ido

Ana Pardo Actualizada 18/04/2013 a las 20:57
0 Comentarios

Tras 12 horas de vuelo y otras tantas de autobús, Juan llegó a Alcañiz con la urna de su padre bajo el brazo y una pequeña maleta de mano.

Después de registrarse en el hotel, se dirigió a uno de los miradores del pueblo con previas indicaciones de la recepcionista. Aquel mirador se llamaba Cabezo de Cuervo.

No conocía nada de esa tierra donde nació y se crió su progenitor. Esa tierra que le arropó hasta que la guerra, la muerte y el hambre le llevaron a huir de ella y cruzar el charco. Y sin embargo allí estaba Juan, paseando por sus calles como su padre hizo alguna vez tiempo atrás.

Una vez llegó a su destino, contempló todo aquel espectacular paraje que se rendía a sus pies mientras las últimas voluntades de su padre resonaban en su cabeza: “Prométeme, hijo, que me llevarás de vuelta a Alcañiz, buscarás un buen lugar desde el cual puedas ver de dónde vine y esparcirás mis cenizas para que descansé allí, como si nunca me hubiera ido”.

Ana Pardo


Haz clic para volver al suplemento del concurso de relatos de HERALDO.es









Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual