Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Y de repente apareció

Sergio Beltrán Actualizada 15/04/2013 a las 18:54
0 Comentarios

Y de repente apareció ella de entre las tinieblas, imponente sobre un pilar de mármol, con su mirada dividida entre dos mundos, a través de la cual se podía adivinar un alma limpia y un corazón puro.

Fue en ese mismo instante cuando me cercioré de que todo lo que había perseguido hasta entonces no carecía de sentido y solamente me hicieron falta tres segundos para dar fuerza a esa causa por la que estaba entregando mi vida. Se podría decir, que fue entonces cuando conseguí dar forma en mi cabeza a ese sentimiento tan complicado que se llama amor.

Y de repente desapareció, un suspiro, un segundo, ni siquiera intercambiamos palabra alguna, fue como si el mismo Dios se hubiera cerciorado de que ella no podía estar allí, entre nosotros, y se la llevo de nuevo a su lado.

Hace dos mil años ya que se dio este hecho y todavía hoy nos sigue transmitiendo la misma fuerza para luchar por nuestras causas a todos los que nos sentimos hijos de esta tierra.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual