Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ese fue, mi mote

Santiago López Miedes Actualizada 14/04/2013 a las 12:17
0 Comentarios

Después de pasar tres años cumpliendo con mi trabajo, en un rincón del Matarraña, mis superiores decidieron trasladarme cerca de la capital. Teruel.

Antes de instalarme aproveche el fin de semana para conocer Albarracín.

Recorriendo entusiasta, sus calles empedradas, sus aleros, sus pegados tejados, escuchaba trás de mí la dulce voz de una bellísima guía turística, que contaba a un grupo de estudiantes sobre las maravillas del antiguo reino musulmán.

Decidí seguirle como uno más del grupo. Cuando terminó su trayecto me acerque, y después de presentarme la invite a seguir paseando, esta vez solos.

Transcurrida la tarde, y sin saber cómo, yo, había descubierto algo desconcido y ella, tal vez lo que hace tiempo soñaba.

Dos días después la ciudad de los Aben Razin, perdía a la guía más preciosa conocida.

Y a su vez Cella, un pueblo distante a pocos kilómetros, a su futuro párroco.

He sabido, meses después, que en Cella pueblo acostumbrado a los motes, a mi sucesor todavía le preguntan por mí.

¿Mosén, que fue del pájaro espino?








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual