Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

El alcalde

Diego Dito Actualizada 04/04/2013 a las 10:54
0 Comentarios

Sus manos amoratadas por la presión de los grilletes, colgaban inertes sobre la parte trasera de la cintura de su pantalón. Caminaba torpemente, cabizbajo, como ido, hacia el furgón de la policía nacional que esperaba a la puerta de los juzgados de la Plaza del Pilar. El gentío se agolpaba a su alrededor soltando todo tipo de improperios, algún que otro empujón, y gritos de ladrón a su paso. Era, el alcalde la ciudad.

Ya desde muy pequeño en el pueblo oscense donde nació era conocido por su afán, lo que le hizo llegar a ser monaguillo principal en la parroquia, gestionando directamente el cepillo y marcando profundamente su vida espiritual.

Sus estudios le llevaron a la capital, donde en el seminario hizo grandes amistades y contactos. Yo seré algún día alcalde de esta ciudad, les decía habitualmente en las tertulias vespertinas durante el guiñote que jugaban tras la comida.

Llegó a ser alcalde de la ciudad un solo día, el mismo día que fue detenido, juzgado, condenado y encarcelado.

Diego Dito


Haz clic para volver al suplemento del concurso de relatos de HERALDO.es







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual