Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Modelo de la semana

Llega el cabeza de familia de la gama X de Opel

Atractivo, confortable, bien equipado y muy amplio por dentro. Son los atributos del nuevo Grandland X, un modelo que completa la oferta de Opel en el mundo de los todocamino. 

F. Lalaguna Bosqued Actualizada 06/11/2017 a las 17:02
Etiquetas
El nuevo todocamino de Opel mezcla robustez y deportividad en sus líneas. Destaca por su parrilla y los faros en forma de doble ala.Opel

Opel lanza su nuevo todocamino compacto, el Grandland X. Un modelo que llega al mercado para completar la familia X del fabricante alemán. Se une así a sus dos hermanos producidos en Zaragoza, el Crossland X, un modelo versátil con un toque SUV pero adaptado al entorno urbano, y el Mokka X, más aventurero y con capacidades para desenvolverse fuera del asfalto.

Desarrollado conjuntamente con PSA, comparte plataforma, motores y cambio con el Peugeot 3008, pero su estética, interiores y puesta a punto son de origen germano. Una estética, por cierto, que mantiene las acertadas líneas dinámicas y robustas del resto de la gama X, pero con personalidad propia. Destaca por un frontal poderoso, dominado por sendas alas cromadas que se prolongan hasta los faros, una cintura de líneas marcadas, y una trasera con una notable influencia de su hermano Astra. En el interior, ofrece mucho espacio, un buen nivel de calidad, y un excelente maletero de 514 litros de capacidad.

El equipamiento, desde las versiones inferiores, resulta muy completo, con elementos de serie como los sistemas de alerta de cambio involuntario de carril y reconocimiento de señales de tráfico, control de crucero inteligente, sistema de arranque en pendiente, equipo de radio con Bluetooth, y compatible con Apple CarPlay y Android Auto, climatizador digital bizona, o asientos traseros abatibles por secciones. Además, cuenta de serie con el ángel de la guarda de la marca, el sistema de asistencia y conectividad Opel OnStar.

El Grandland X no dispondrá, eso sí, de versiones 4x4 como su hermano pequeño el Mokka X, pero sí del control electrónico de tracción opcional denominado Intelligrip, que actúa adaptando la respuesta de motor y transmisión al tipo de superficie seleccionado. Cinco serán las opciones posibles. Asfalto, nieve, barro, arena y una última que desconecta, hasta 50 km/h, la actuación de los controles electrónicos de estabilidad y tracción, dejando la situación en manos de su conductor.

Oferta mecánica

El nuevo todocamino de Opel se ofrecerá de momento con dos motores. Un gasolina turbo de 1,2 litros y 130 CV, y un diésel de 1.600 centímetros cúbicos de 120 CV, ambos en versiones manual y automática. Más adelante llegará un nuevo propulsor diésel, con una potencia cercana a los 180 caballos de potencia, y una nueva caja automática de 8 velocidades. Disponible en dos niveles de acabado, Selective y Excellence, el nuevo Grandland X ya está a la venta con unos precios que parten desde los 25.100 euros.

Volver al suplemento de motor. 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo