Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salón del Automóvil de Ginebra Salón del Automóvil de Ginebra

Motor

Veteranos de más de 30 años y aún en plena forma

El Peugeot 405 o el Suzuki Samurai continúan a la venta en países como India o Irán con tan solo ligeras alteraciones desde que se crearon.

Guillermo Arnal. Zaragoza Actualizada 16/08/2016 a las 15:48
Etiquetas
Al Maruti Gypsy.

El consorcio automovilístico francés PSA suscribió este martes un acuerdo con su aliado iraní, el grupo empresarial Iran Khodro (IKCO), para reanudar la producción de turismos Peugeot en aquel país en 2017. De la fábrica de Teherán de IKCO saldrán los 208, 2008 y 301 –este último también se fabrica en Vigo– a partir de la segunda mitad del año que viene. Estos vehículos rejuvenecerán la gama local de la marca francesa, anclada en décadas pretéritas debido a las sanciones económicas que imposibilitaban su actualización.

El modelo decano y el más vendido de dicha familia de productos es el Peugeot 405. IKCO lo ensambla en sus instalaciones de Mashhad y Teherán. La berlina de tamaño medio empezó a comercializarse en Oriente Medio en 1991, cuatro años después que en Europa. Su presencia en aquella región se ha dilatado hasta la actualidad, convirtiéndose con los años en uno de los pilares fundamentales de su parque automovilístico. En casi tres décadas ha experimentado escasas aunque relevantes evoluciones, la más reciente en octubre de 2011.

Afectó a la estética, la mecánica y el equipamiento de su acabado más completo, el SLX. La novedad principal consistía en un motor de gasóleo de 109 CV con el que acatar un plan del Gobierno iraní para promover vehículos nacionales más eficientes. Reducía el consumo de carburante y aumentaba un 8% la potencia con respecto al propulsor de gasolina de 101 CV que conservaba desde 1992. Además, se incorporaron faros antiniebla frontales, apliques cromados para la carrocería, apertura y cierre sin llave –más tarde se añadió a la dotación del nivel inferior GLX– y asientos reclinables más ergonómicos.

El precio del 405 iraní se sitúa entre los 7.700 y 9.000 euros al cambio actual. Convive con derivados de su plataforma denominados Pars, una versión más moderna y completa, y Arisun, en la que el modelo cobra forma de camioneta de caja abierta. Uno de los representantes más carismáticos de la industria automovilística nacional por excelencia, la berlina compacta Samand –voz persa para designar una raza de caballo veloz–, lleva dieciséis años empleando igualmente la base del citado Peugeot.

Dos ejemplos parecidos de automóviles de los ochenta aún a la venta con escasos cambios se hallan en India. El subcontinente asiático mantiene vivos al Suzuki SJ –también conocido como Samurai– y a la primera generación del Renault Trafic. El primero forma parte de la gama de Maruti Suzuki, filial india de la marca japonesa y dueña del 47% de cuota del mercado nacional. Lo ofrece desde 1985 con el nombre de Maruti Gypsy y, desde el año 2000, únicamente con un motor de gasolina de 81 CV. Está disponible en tres modalidades –techo plegable, techo rígido y ambulancia–, todas con un equipamiento espartano cuya opción más ‘lujosa’ es la pintura metalizada. Cuestan el equivalente a entre 7.460 y 8.320 euros.

Otro significativo representante del sector del automóvil en India, Tata Motors, resucitó al furgón francés en 2007 rebautizándolo como Winger. Se produce en la fábrica de Pimpri-Chinchwad, al oeste del país, y presenta el diseño correspondiente a la renovación que sufrió el Renault Trafic en 1994. Cuenta con un motor de gasóleo de Tata que genera 90 CV salvo en la variante más económica –hay una docena de ellas con diferentes batallas, alturas de techo, número de asientos, etc.–. Los niveles de dotación superiores, muy populares como vehículos de alquiler para empresas, se distinguen por elementos como aire acondicionado, apoyabrazos o asiento del conductor con tres posiciones. Los precios parten de las 720.000 rupias, unos 9.300 euros.
 

El zar de los todocaminos

Con 39 años a su espalda, el vehículo todoterreno más fiel a su filosofía original que todavía se puede comprar es el VAZ 2121. Lo recordamos por su pseudónimo, Niva, que en ruso significa ‘campo de cultivo’ y que se usó como denominación comercial en múltiples mercados, entre ellos el español. En 2009 se acortó a Lada 4x4.

Su montaje en serie, lejos de haberse cesado, prosigue a buen ritmo en Rusia, Kazajistán y Ucrania. El 4x4 solo es posible adquirirlo con un motor de gasolina de 81 CV. Los 12.500 euros que vale en España aportan dirección asistida, cierre centralizado y caja con reductora.

Volver al suplemento de motor. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual