Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salón del Automóvil de Ginebra Salón del Automóvil de Ginebra

Motor

Slingshot, tentación en tres ruedas, exclusiva y adictiva

Extravagante y cautivador a la vez, el Slingshot aúna lo mejor del mundo de las dos y las cuatro ruedas. Ligero, potente, divertido, y con una estabilidad intachable, te conquistará con facilidad si puedes pagar su precio.

F. Lalaguna Bosqued. Zaragoza Actualizada 26/03/2016 a las 17:50
Etiquetas
El Polaris Slingshot, rodando en el circuito de Zuera.Aránzazu Navarro

Dicen que la diferencia entre un niño y un adulto reside en el tamaño de sus juguetes. El Slingshot es una buena prueba de ello. Extraño a primera vista, te cautiva una vez lo has probado. Se trata de un vehículo de tres ruedas con el que hay que llevar casco, pero tiene volante, pedalier, y se conduce con carnet B1. Equipa cinturones de seguridad y control de estabilidad, pero cuenta con propulsión trasera por medio de correa dentada y un basculante similar al de una moto. Bajo su agresivo aspecto y una carrocería de material plástico, se esconden en realidad un chasis tubular de acero, un motor de 2,4 litros y 173 CV procedente de General Motors, y una caja de cambios de cinco velocidades.

A ras de suelo. Teniendo en cuenta que su peso es de solo 764 kg., y la altura libre al suelo de 12,7 cm, es fácil intuir el potencial de sensaciones que esconde. Una vez te ‘insertas’ en su habitáculo, te sientes como en un guante, pero casi con la libertad de una moto. El viento en la cara, su sonido, y notar la carretera literalmente bajo tus pies, harán brotar la más infantil de tus sonrisas sin que puedas evitarlo. Gracias a su bajo centro de gravedad el paso por curva es altísimo, tanto, que casi parece un kart. La dirección asistida variable ofrece el punto justo de ayuda para no enmascarar sensaciones al volante, mientras que el control de estabilidad está tarado de forma que permite ciertas licencias en favor de la diversión.

Para rematar el lado de la seguridad, el Slingshot cuenta con un sistema de frenado dotado de discos ventilados y ABS, con un tacto muy dosificable al que, eso sí, hay que acostumbrarse. En cuanto al equipamiento, dispone de pantalla central de 4,3 pulgadas, equipo de radio con 6 altavoces, bluetooth, cámara trasera y llantas de aleación. Un equipo bastante completo con un precio de partida de 33.900 euros. Y es que, como siempre, la tentación tiene un precio.

Volver al suplemento de motor.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual