Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salón del Automóvil de Ginebra Salón del Automóvil de Ginebra

Motor

De rally a los mandos de un Panda

​Los zaragozanos Jorge Casanova y Diego Gimeno van a participar en el Panda Raid, una prueba solidaria de 3.000 km entre Madrid y Marrakech.

Emilio Ralla. Zaragoza Actualizada 07/03/2016 a las 15:05
Etiquetas
El Fiat Panda 4x4 y sus compañeros de aventura, Jorge Casanova y Diego Gimeno.Oliver Duch

Ni son Stephane Peterhansel y Jean Paul Cottret, ganadores del último Dakar, ni pilotan su Peugeot, pero a ganas e ilusión seguro que les ganan. Los zaragozanos Jorge Casanova y Diego Gimeno descuentan los días que les quedan para vivir la que va a ser una de las aventuras de su vida, aquello de lo que no pararán de contar historias y anécdotas. El próximo 5 de marzo parten desde Madrid rumbo a Marrakech junto a los 200 participantes del Panda Raid, un rally de 3.000 kilómetros cuyo principal requisito es que se debe completar a los mandos de un Fiat o un Seat Panda o, en su defecto, de un Marbella, construidos en cualquier caso antes de 2003. "Los dos somos unos apasionados del motor, pero nunca nos habíamos lanzado a participar en algo así", explica Casanova.

Junto al Panda Raid, existen eventos y competiciones similares como el 4L Trophy, específico para el modelo de Renault, otra opción que barajaron. Sin embargo, acabaron decidiéndose por la del utilitario diseñado por Giorgetto Giugiaro, que difícilmente cuando trazó sus planos se lo imaginó junto a otros dos centenares de estos pequeños vehículos por los caminos del norte de África. Aunque a decir verdad, de su mente también nació el mítico DeLorean DMC-12, que acabaría convertido en toda una máquina del tiempo en la saga de películas ‘Regreso al futuro’.

"El Panda es un vehículo que en el mercado de segunda mano se puede conseguir por entre 400 y 500 euros, además su mecánica es sencilla y el hecho de que todos vayamos con el mismo coche facilita que nos podamos ayudar en caso de averías", esgrime entre las razones que les hicieron decidirse por esta "pequeña competición" de la que también les atrajo su componente solidario. Junto a las herramientas y piezas de recambio deben dejar hueco para 20 kilos de material escolar que deberán donar en Marruecos a la ONG Camino al Sur. Es uno de los requisitos indispensables fijados por la organización.

En concreto, su compañero de viaje será un Fiat Panda 4x4 de 1989. "Su anterior dueño era de Huesca y ya hizo el rally el año pasado sin problemas", comenta Casanova. Ellos lo estuvieron probando hace dos meses en los Monegros. "Llamamos la atención porque el resto iba con todoterrenos muy grandes", apunta.

Los últimos días están siendo de puesta a punto y retoques. A lo largo de su preparación han tenido que quitar los asientos traseros para habilitar estanterías que les permitan transportar el material, y han sustituido los delanteros por otros deportivos. También le han incluido un juego de focos en la vaca y cinturones de seguridad. En el equipaje llevarán cuatro filtros de aire y suspensiones. "La expresión eres más simple que un Seat Panda es completamente cierta", describe. Entre las soluciones ingeniosas que han tenido que buscar está el acoplarle un cuentakilómetros para bicicletas. "Este instrumento indica los metros recorridos, algo que nos será muy útil y que el que traía el Panda no hacía", apunta.
 

Por el desierto sin GPS

No en vano, para orientarse no podrán emplear sistemas de GPS. Uno de los ‘encantos’ del Panda Raid es que para seguir el camino a lo largo de sus siete etapas los participantes tan solo cuentan con un libro de ruta, además de la brújula y el mapa. "En él no te especifican coordenadas, las explicaciones son del tipo avanza 400 metros hasta que veas un palo clavado en el suelo y desde allí sigue hacia el oeste durante otros 300", ejemplifica. A este respecto, la clasificación se basa en un sistema de puntuación que tiene en cuenta la navegación y la velocidad media, que en muchas etapas apenas sobrepasa los 50 km/h. En atención a que muchos de los participantes son novatos, la dificultad va en aumento. Hay que atravesar bosques, dunas y largos tramos fuera de pista.


"La experiencia va a ser como Gran Hermano, pero dentro de un Panda; muchas horas, en un espacio muy reducido. La gente nos dice que o nos hacemos más amigos o volvemos peleados", bromea ilusionado.

Volver al suplemento de motor. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual