Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Proyectos

Comer fruta para crecer todos

Este curso participan en el Plan de Fruta en la Escuela más de 121.000 alumnos. Un mayor consumo beneficia al sector frutícola aragonés, cuya facturación anual supera los 430 millones de euros.

Ana Esteban 19/06/2017 a las 12:00
En el colegio Torre Ramona de Zaragoza participan en esta iniciativa de consumo de fruta.Laura Uranga

Fomentar el consumo de frutas y hortalizas en la población escolar, los consumidores del futuro más inmediato, y ayudar al sector hortofrutícola a superar las dificultades de mercado, invirtiendo la tendencia descendente de ventas y la inestabilidad. Estos son los principales objetivos que se persiguen con el Plan de Consumo de Fruta en la Escuela, una iniciativa de la Unión Europea que, en el caso de Aragón, arrancó en el curso 2009/2010 con 79 centros de primaria reconocidos como ‘Escuelas Promotoras de la Salud’ y 17.000 alumnos participantes.

Poco a poco, se fueron introduciendo nuevos centros, alumnos y enseñanzas (primaria, educación especial, secundaria y formación profesional de primer grado) y el resultado es que, en el curso actual, han tomado parte en esta iniciativa un total de 121.753 alumnos.

«Durante el actual periodo lectivo, han participado en el programa el 89 % de los colegios públicos de educación infantil y primaria, el 91% de los concertados, el 60% de los institutos de educación secundaria, el 100% de los centros de educación especial, y el 82% de los colegios rurales agrupados», apunta Enrique Novales, director general de Alimentación y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Aragón.

El consumo de fruta en edades infantiles es una de las grandes preocupaciones de las administraciones públicas que ven que entre los más pequeños no llega, en muchos casos, a las cantidades recomendadas por determinados organismos que hablan de 5 raciones de frutas y verduras por persona y día.

Con el plan, lo que se pretende es introducir este hábito alimenticio y que los más pequeños lo vean como algo normal, ya que muchos niños no tienen la costumbre de comer fruta en su casa. «Nuestro reto es mejorar la salud de la población y tratar de reducir la obesidad infantil y los riegos relacionados con una mala alimentación», matiza Novales.

En los últimos años, sobre todo en los países mediterráneos, los niños consumen cada vez menos piezas de fruta y hortaliza. Las recomendaciones de la OMS de comer 400 gramos al día de estos productos, o las de otros organismos que hablan de 5 raciones de frutas y verduras por persona y día no están calando entre la población, de ahí que en los últimos años hayan surgido iniciativas como el Plan de Consumo de Frutas en la Escuela.

Con este plan, la Unión Europea pretende fomentar el consumo de frutas y hortalizas en la población escolar y, de esta manera, incorporar hábitos alimenticios en muchas familias donde la costumbre de comer fruta no está muy arraigada por cuestiones sociales y también económicas. Y es que, como consecuencia de la crisis de los últimos años, hay frutas, como las cerezas o los albaricoques que, a principios de temporada, no son asequibles para todos los bolsillos y muchos niños en edad escolar las prueban gracias a iniciativas como esta.

En nuestra Comunidad, en este curso han participado en esta propuesta saludable un total de 24.447 alumnos de educación infantil, 68.847 alumnos de primaria y 28.459 de secundaria, según datos facilitados por el Departamento de Desarrollo Rural.

Uno de los centros participantes ha sido el CEIP Torre Ramona, de Zaragoza, donde el plan arrancó el pasado 13 de enero cuando llegaron al colegio cajas llenas de mandarina clementina.

«A la mayoría de nuestros alumnos les gustan frutas muy concretas, como el plátano, la manzana o las mandarinas, que son las que consumen en su casa. Pero es muy importante que tengan la oportunidad de probar otras piezas para que se familiaricen con otros sabores y, sobre todo, para que las vean como una alternativa rica y sabrosa y no como un castigo si no hay postre dulce», apunta Carmen, una de las profesoras del centro.

Hábitos saludables

Una alternativa saludable con la que se persigue, además, reducir los riesgos relacionados con una mala alimentación que, en muchos casos, deriva en una creciente tendencia hacia la obesidad infantil, uno de los grandes problemas de salud de las sociedades occidentales en pleno siglo XXI.

«Para nosotros es un proyecto muy importante dentro de nuestra programación general anual por muchas razones, pero sobre todo porque nos sirve para promover la adquisición de hábitos saludables en el centro. Además de almorzar fruta los miércoles, el centro propone a sus alumnos y familias la práctica de un almuerzo saludable el resto de los días de la semana. Por ejemplo bocadillos nutritivos y variados, lácteos, frutos secos y, por supuesto, siempre fruta de temporada, ya sea en piezas o cortada y preparada en tuppers», apunta Ainhoa del Campo, directora del colegio Torre Ramona de Zaragoza, quien recuerda que con esta medida «promovemos que en las familias se consuma una pieza de fruta en el almuerzo durante varios días a la semana».

Este año, desde el Departamento de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón se han realizado un total de 26 entregas de fruta (6 de mandarina, 6 de pera, 6 de manzana, 5 de plátano, 2 de cereza y 1 de alberges). En total más de 537.000 kilogramos.

«Las frutas que se distribuyen son las que pueden consumirse dentro de un centro escolar sin distorsionar su funcionamiento: pera, manzana, mandarina y plátano. También se ofrecen como frutas optativas la cereza y el albaricoque», matiza Enrique Novales, director general de Alimentación y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Aragón.

En esta anualidad, el programa de la fruta ha estado financiado en un 75% por la Unión Europea y el 25% restante se ha complementa con fondos aportados por el sector productor y las administraciones central y autonómica. En total, el presupuesto ha sido de 1.332.500 euros.

Además de esta actividad, el Departamento ofrece otras actuaciones complementarias con la finalidad de reforzar la eficacia del programa. Es el caso de las charlas sobre agricultura, medio ambiente o alimentación, que imparte el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica, o las actividades de huerto escolar, en las que se facilita a los centros parte del material necesario. Además, existe la posibilidad de degustar otras frutas en otros momentos puntuales, como la semana cultural.

Sector hortofrutícola

Y tan importante como la salud de los más pequeños es formar a los consumidores del futuro más cercano, «ayudando de esta manera al sector hortofrutícola a superar las dificultades de mercado invirtiendo la tendencia descendente de ventas y la inestabilidad», matiza Enrique Novales.

Por este motivo, antes de iniciarse la campaña, el Departamento de Desarrollo Rural publica sus características (número de centros, ubicación, número de alumnos, cantidades de fruta, frutas a distribuir, calidades, presentación) para que las empresas interesadas puedan presentarse.

En Aragón, el sector hortofrutícola ocupaba en 2015 una superficie de 108.7988 hectáreas y una producción de más de 827.000 toneladas, incluyendo productos hortícolas, fruta dulce y almendros. A los primeros corresponden más de 10.000 hectáreas, mientras que los frutales superan las 35.000, siendo la mayor superficie la que se destina a melocotón/nectarina, seguido del cerezo, donde Aragón es uno de los principales productores de España. «Es un sector muy importante, que supone el 12% de la producción final agraria (contando las producciones agrícolas y ganaderas), con una facturación anual que asciende a más de 430 millones de euros», recuerda Novales.

Por eso, es clave que los consumidores futuros aprendan desde pequeños a consumir frutas porque, además de ser muy beneficioso para su salud, es clave para mantener la actividad de cientos de productores de un sector que genera una gran cantidad de mano de obra en campaña en el medio rural y una elevada inversión en agroindustria.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo