Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Experiencias Experiencias

Noticia patrocinada

Dos actividades para vivir un otoño diferente en Zaragoza

Desde Gozarte proponen descubrir dos rincones de la capital aragonesa muy a la vista pero que pasan desapercibidos para la mayoría de los ciudadanos.

22/10/2015 a las 06:00
Etiquetas

El otoño ya está aquí, la baja de temperaturas y las hojas caídas nos anuncian que ha llegado el tiempo de cambiar de costumbres y guardar las sandalias hasta el año que viene. Sin embargo, la cercanía del frío no debe impedir disfrutar del tiempo libre y el ocio. Para eso, desde Gozarte proponen dos actividades diferentes que ayudarán a descubrir algunos rincones de Zaragoza cuya historia es desconocida para sus vecinos. 

La Torre de los italianos

En Zaragoza hay suelo italiano. ¿Cómo es posible? La historia lo explica. A principios de los años 40 Mussolini mandó construir aquí un Sacrario militare italiano para enterrar los restos de la mayoría de los italianos muertos en la Guerra Civil. El proyecto, una enorme torre cuya altura dominase toda la ciudad, se quedó más o menos en la mitad de lo previsto, pero aún así es espectacular.

A pesar de lo que llama la atención, pocos son los zaragozanos que han entrado alguna vez en la torre de la iglesia de San Antonio que, además de impresionante cementerio ofrece unas vistas únicas de la ciudad.  Desde Gozarte proponen descubrir este lugar, un enorme panteón cuyas paredes están completamente cubiertas de lápidas y de recuerdos de todos aquellos hombres muertos en la guerra de España.
  • Cuándo: Los domingos desde el 24 de octubre al 29 de noviembre (excepto el día 1) a las 11’30
  • Dónde: Puerta de la iglesia de San Antonio (Paseo de Cuéllar, 10)
  • Precio: 8 euros  (7 euros para jubilados y estudiantes menores de 26 años; 4 euros para parados)
  • Reservas:

Fusilados en las tapias del cementerio

Las tapias del Cementerio de Torrero fueron durante la Guerra Civil y la posguerra testigo del fusilamiento de miles de personas, cuyos cuerpos fueron arrojados después a las fosas comunes que se construyeron en el mismo cementerio.

Lo más fácil es que se hubiera perdido la memoria de lo que pasó allí, pero el padre Gumersindo de Estella, un capuchino que ejercía como confesor en la cárcel de Torrero, lo contó todo. Llevó un diario de todas las atrocidades que veía y gracias a eso aquellas historias nunca caerán en el olvido.

En Gozarte tienen una ruta desde la cárcel hasta los diferentes escenarios del cementerio en los que tuvo lugar todo esto. Un camino con momentos duros y terribles, y otros emocionantes y entrañables, porque durante esta ruta puede comprobarse cómo en las situaciones más atroces puede surgir lo peor, pero también lo mejor del ser humano.
  • Cuándo: Sábados a las 11.30
  • Dónde: Avenida de América 109, delante de la antigua cárcel
  • Precio: 8 € por persona (7€ jubilados y estudiantes menores de 25 años, 4€ parados)
  • Reservas:







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual