Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sabías que...

Llegan unas leyes más humanas: nacen los fueros de Aragón

¿Sabes desde cuándo existen los fueros? ¿Por qué se suprimieron las torturas a los condenados? ¿Por qué Aragón puede legislar en cuanto a minoría y mayoría de edad? Este domingo, descubre con HERALDO DE ARAGÓN el inicio de los fueros de nuestra comunidad, una de las legilaciones más avanzadas de Europa en su momento.

Actualizada 02/02/2012 a las 18:21
0 Comentarios
Los fueros de Aragón ¿Qué son?

Este domingo, HERALDO DE ARAGÓN se remonta hasta  el año 1247, año cuando el rey Jaime I convocó a los aragoneses a Cortes en Huesca, para aprobar un código unificado de fueros de Aragón

Fue una negociación difícil y polémica, de las que nacieron unas leyes más humanas, hechas por hombres para gobernar a los hombres. De este pacto salieron las leyes que desterraron el tormento y otras prácticas crueles en los procesos judiciales. Por ejemplo, ya no era necesario que el acusado metiera su mano en agua hirviendo para demostrar su inocencia.

Se establecieron normas que procedían a favor de los aragoneses. Por ejemplo, se protegieron los derechos de los menores de edad llegando incluso a ser obligatorio escuhar a los menores de doce años o más que demostrasen tener suficiente sentido común, antes de la adopción de medidas que afectasen en su persona o bienes.

Unos fueros más claros y ordenados que afianzaban las garantías jurídicas de los aragoneses y prevenían abusos de poder. Conoce los inicios de las leyes que han marcado el inicio de nuestra sociedad  con el coleccionable 'Los fueros de Aragón. Un derecho vivo' que este domingo publica HERALDO DE ARAGÓN.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual