Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fiestas Teruel

El tañido de una pequeña campana desencadena la fiesta más grande

El alcalde hizo sonar el Campanico para marcar el inicio de los días grandes del programa y a continuación entregó a ‘Nos An Soltao’ el pañuelo para el Torico.

Luis Rajadel. Teruel 12/07/2015 a las 06:00
El alcalde, Manuel Blasco, hace sonar el Campanico desde el balcón del Ayuntamiento.Jorge Escudero

"¡Vaquilleros, vaquilleras! ¡La Vaquilla va a empezar!". El anuncio, lanzado a voz en grito desde el balcón del Ayuntamiento de Teruel por el alcalde, Manuel Blasco, fue recibido con entusiasmo por los cientos de vaquilleros que asistieron al toque del Campanico –una pequeña campana emplazada sobre el tejado de la Casa Consistorial–. El tañido, iniciado con puntualidad británica a las 16.30, supuso el arranque oficial de los días grandes de la fiestas patronales de la capital turolense. Fue también el preámbulo de la catarsis festiva que se viviría unos instantes después en la contigua plaza del Torico.

Las peñas, concentradas con charangas y pancartas frente al Ayuntamiento, celebraron el inicio oficial de La Vaquilla. Desde un balcón repleto de invitados y de representantes de los medios de comunicación, el alcalde tiró de la cuerda que activó el Campanico. Estuvo arropado por los protagonistas institucionales de las fiestas de 2015, el vaquillero del año –nombrado por Interpeñas–, Fernando Martínez, y una delegación de la Soga y Baga –mantenedora de las fiestas del Ángel–.

La plaza de la Catedral registró una notable presencia de público, aunque sin llegar a las estrecheces de la plaza del Torico para presenciar el acto del Pañuelico. Un trabajador del Ayuntamiento señaló que la presencia de espectadores es, desde hace unos años, creciente en el toque del Campanico. La misma fuente aclaró, no obstante, que parte de este repunte de público se debe "a que en la plaza del Torico ya no cabe más gente".

Mensaje de fiesta

Tras el toque de la modesta campana del Consistorio, Manuel Blasco entregó a un socio de la peña Nos An Soltao, Marcos Vicente, el pañuelo rojo que el Torico lucirá durante los próximos días. La prenda, con la leyenda "Vaquilla del Ángel 2015", fue bordada a mano, como es tradición, por las monjas Carmelitas Descalzas. Vicente, muy emocionado, declaró momentos antes de iniciar la frenética carrera hasta la plaza del Torico que se sentía conmovido por "la responsabilidad y la presión" que recaían sobre sus hombros.

Al mismo tiempo, Vicente se manifestó entusiasmado con su papel de mensajero festivo, que supuso para él "una ilusión inmensa". "Este momento no tiene comparación con ninguno otro que haya vivido anteriormente. Es lo más importante que me ha pasado hasta hoy", remachó.

Carrera hacia el Torico

Marcos Vicente partió escoltado por un grupo de compañeros de Nos An Soltao, que actuaron como ariete para abrirse paso hasta la fuente del Torico. "¡Va, va, va!", se autoanimaban los escoltas de Vicente momentos antes de abrir las puertas del Ayuntamiento para iniciar la carrera. Aunque solo un centenar de metros a través de la calle de los Amantes separan la plazas de la Catedral y del Torico, la multitudinaria presencia de público cerraba el paso al ‘comando’ festivo encabezado por Vicente.

El salón de plenos cambió su carácter político e institucional por el festivo. Concejales de todos los colores, políticos invitados llegados de otras instituciones y los flamantes consejeros turolenses del Gobierno aragonés, Vicente Guillén y Mayte Pérez, vistieron el típico traje vaquillero para presenciar desde primera fila el toque del Campanico. Entre los visitantes foráneos, figuraba la portavoz de Ciudadanos en las Cortes de Aragón, Susana Gaspar.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual