Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ofrenda de flores

"Lo importante es ponerle flores y verla bien bonita"

El cambio de color del manto ha generado opiniones para todos los gustos a escasos metros de la Virgen.

Paola Berné. Zaragoza Actualizada 29/07/2014 a las 11:28
6 Comentarios
Imagen de la Ofrenda de flores a la Virgen del PilarARANZAZU NAVARRO

La conformidad reina entre los que salen con orgullo por un lateral de la plaza, más descansados tras haber entregado ya sus respectivas ofrendas. “Está preciosa, le ha sentado muy bien el cambio”, comentan los feligreses.

“Lo importante para nosotros es venir y ponerle flores”, señala un miembro de ATADES desde el acceso número 13. Cuentan que le han traído flores “de todos los colores para que se vea aún más bonita” en su día grande.

Los claveles rojos y los gladiolos blancos no han faltado y a pesar de la polémica desatada en un primer momento, el carmesí ha triunfado entre los zaragozanos. “El cambio siempre va bien, hay que innovar un poco”, confiesa Javier Nuez, de San Juan de Ávila.

La expectación ha sido generalizada, todos querían ver a la Virgen vestida de rojo y no eran menos los feligreses que desconfiados preguntaban por la Cruz de Lorena a primera hora de la mañana.

A las puertas de la basílica del Pilar, cientos de curiosos observaban cómo se iba tejiendo el nuevo manto, que ha merecido también su mención en misa de 9.00.

“El cura lo ha anunciado y ha explicado el significado de los colores, pero no se ha metido en más”, declara Maite a la salida de misa. Otros, defensores de la tradición, se mostraban “indignados” con el estreno. “Los colores son todos bonitos, pero el rojo qué significado tiene y por qué, eso nos lo tienen que explicar porque a mí me parece que los tiros van por otra parte…”, cavila Antonio García, que apunta a una posible “politización por parte del Ayuntamiento socialista”.

Por su parte, los coordinadores del evento en la Plaza del Pilar insisten en que “la respuesta de la ciudadanía al cambio ha sido buena”, pues el manto de la Virgen se ha completado temprano. “La gente estaba muy bien informada y sobre todo a primeras horas han traído todo flor roja, lo que nos ha permitido ir mucho más rápido”, añade Fernando Lozano.


  • Pablo Polo13/10/12 00:00
    Ceporros que les cuesta entender, se que siempre los tendremos que soportar. El comentario nº 1 es el ejemplo, la virgen, la festividad, se trasforman en tradición popular porque el pueblo quiere estar con el pueblo en torno a algo que a todos pueda unir sin distanciar, de ?ese Algo? tomaremos lo que mas nos guste para acercarnos al otro, abrazarlo, reír, vivir con el, que en ese entorno cohabitan otras cosas si, el negocio, que acaba siendo fuente de trabajo y seguridad familiar, la religión, que en esta latitud si quieres la abrazas o la ves pasar sin que te obligue, la fiesta, si quieres te integras, pero tu nº 1 que ni siquiera tienes nombre, puedes tener palabras huecas y continuar solo, siendo lo que eres un antisocial, te lo dice un agnóstico, izquierdoso, español pero aragonés y zaragozano hasta las cachas.
  • x13/10/12 00:00
    la Virgen aparece fria,oscura y fea con ese manto.(como la mente de los que lo idearon)
  • pepe13/10/12 00:00
    A estos gerifaltes la iglesia,la religión,la liturgiaq,les importa un pimiento.El rojo,claro...Que bien miente el Alcalde con lo del color de la bandera de Zaragoza...Si fuera de color azul le molestaría.
  • Carlos Millán Gómez13/10/12 00:00
    Parece ser que en el Ayuntamiento se felicitan por el éxito del manto rojo, y a mi me recuerdan a aquella canción de Sabina en la que decía que "Siempre que me confieso / me doy la absolución". Pues eso, que ellos encantados de haberse conocido. ¿Qué más da la opinión de los ciudadanos? Ellos publicarán el lunes una encuesta en la que la conclusión será que ha sido un éxito y que las protestas son cosas de cuatro inmovilistas catetos y provincianos que en cuatro días se habrán olvidado y estarán encantados. Pues bien, señores míos, no va a ser así. Este que escribe, cuando cree en algo, lo defiende a muerte, no le importan las horas que haya que dedicar y no se le acaba la paciencia. Además, parece ser que ni muchísimo menos soy el único. Sin ir más lejos ayer el deán del Pilar dijo que ni se les había consultado sobre el manto rojo, ni les gustaba, ni había decidido nada sobre los años siguientes y además creían que había que tener en cuenta la opinión de la gente. Lo dicho, esto no ha hecho más que empezar. Por cierto, y en relación con la noticia que publica hoy Heraldo, un par de cosas. La primera se dirige al señor Blasco, cuando dice que "la verdadera tradición es que el manto se cambie", algo que también le oí ayer en la radio (un argumento que huele a improvisación pero que parece que le ha gustado). Pues bien, para empezar, la tradición es que el manto de dentro se cambie cada día, por supuesto, y algunos días varias veces. Pero no al tuntún, ni mucho menos, pues los mantos tienen días concretos, tanto por el color litúrgico como por otras razones. El día del Pilar, por ejemplo, el manto es siempre el del Cabildo, el más antiguo de la colección (de 1762, que se dice pronto). Y siempre es el del Cabildo, señor Blasco, así que lo tradicional es que en un día concreto el manto no se cambie, sino que sea siempre el mismo. Así que si está empeñado en comparar el manto de fuera con el de dentro, aplíquese el cuento: lo tradicional es que no se cambie. En cualquier caso, que venga usted a darnos lecciones de lo que es tradicional y lo que no... En fin. La segunda, se dirige al señor Belloch, cuando dice que "el rojo es el color de Zaragoza y tiene que gustar a todos por definición". ¿¿¿¿¿¿¿¿Cómooooooooo???????? ¿Que algo me tiene que gustar a mí porque lo diga usted, por muy alcalde que sea? Pues mire, no, siento llevarle la contraria pero no, ni a mí ni a nadie. El rojo es el color heráldico de Zaragoza, estamos de acuerdo en eso, pero en nada más. Me gustará o no en función de mis gustos, valga la redundancia, pero sobre todo en este caso de mi criterio, que lo tengo y no tiene porque coincidir con el suyo. Y vuelvo a repetir algo que ya me canso de decir: lo peor no es el color rojo, sino la actitud municipal del "ordeno y mando". ¿Qué esperaba, señor Belloch, que todos nos cuadráramos y aplaudiéramos? Eso de que "tiene que gustar a todos por definición" suena a tiempos más rancios, siento decirle. ¿No se supone que el inmovilista era yo? Pues qué quiere que le diga, jamás se me hubiera ocurrido decir algo así.
  • Juan Pérez13/10/12 00:00
    ¿¿¿¿Cómooooooooooooooooo???? Señor Blasco, si el manto rojo se acabó pronto no fue porque todo el mundo fuera con claveles rojos, sino porque ustedes tenían preparadas flores por lo que pudiera pasar. Que fuimos muchos los que vimos las cajas, por favor. 
  • pues si12/10/12 00:00
    Lo importante es ponerle flores y verla bien bonita"... para luego no ir a misa y pasar de la religion el resto del año...Hay sociedad hipocrita. Adorar un trozo de piedra. Desde los comienzos el ser humano se a visto obligado a creer en algo para tener su conciencia trankila de cara a la muerte. Pero esto no va a si. Pregunten ustedes a los curas, no se puede dar florecitas 1 dia al año y el resto pasar completamente. Dado que la virgen del pilar es de doctrina catolica.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual