Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fiestas del Pilar

"Lo que más ilusión me hace es vestir a mis hijas, que vivan la Ofrenda desde dentro, como la viví yo"

Cada 12 de octubre, en Zaragoza, comparten protagonismo con la Virgen miles de aragonesas de nombre Pilar. Varias de ellas cuentan cómo recuerdan y celebran la llegada de este día. 

Paola Berné. Zaragoza 12/10/2015 a las 06:00
Pilar Royo, de 29 años, con su hija Itziar en brazos vestida de baturra.

"En mi casa desde siempre ha habido tres días grandes: San Luis, Santa Ana y el día del Pilar, que era especial". Lo cuenta Pilar Royo, una de las 8.113 zaragozanas que hay censadas con ese nombre en la provincia de Zaragoza.

Sus palabras al acordarse de este 12 de octubre están cargadas de nostalgia, de recuerdos de infancia y de momentos en familia sobre un escenario que de año en año sigue reuniendo bajo un manto de flores a miles de zaragozanos. "Cuando era pequeña pasaba la Ofrenda vestida de baturra con el cole y mis hermanos. Ahora, aunque hayamos crecido y tengamos todos hijos, nos seguimos juntando con mis padres para celebrarlo igual que cuando éramos niños: pasando la Ofrenda en familia", cuenta con una sonrisa. 
 

Esta enfermera zaragozana, embarazada de 38 semanas y media, reconoce que en su casa este día siempre ha sido "especial", pero este año lo será "aún más si cabe" porque está a punto de dar a luz a su segunda hija, a la que también llamará Pilar. "A mí me pusieron el nombre en recuerdo de mi bisabuela paterna. Mi padre sentía adoración por ella y era también la ilusión de mi abuelo que yo me llamara así", recuerda. Por el contrario, esta vez ha sido su marido, al que Pilar describe como "muy maño", el encargado de escoger el nombre de la pequeña, que se convertirá en la tercera de una generación escalonada de Pilar(es). "Nuestra hija mayor se llama Itziar, y mi marido, que siente pasión por todo lo de aquí, dijo que si teníamos una niña con un nombre vasco, habría que tener otra con un nombre aragonés... y así fue", comenta entre risas.

Ahora hace ya cinco años que Pilar no se viste de baturra. Su hija Itziar le ha tomado el relevo y sale con su moñete rubio y un precioso mantón de flecos a continuar al lado de sus primos esta tradición familiar que iniciaron sus padres. "Cuando se acerca el día, lo que más ilusión me hace es poder vestir a mis hijas, que vivan la Ofrenda desde dentro, como la viví yo", confiesa.

Una Ofrenda alternativa para acercar la fiesta a sus residentes

Esa ilusión por llevarle flores a 'La Pilarica', rodearse de todos los suyos y comer en familia, la comparte también a sus 85 años Pilar Laplaceta, una de las muchas residentes de nombre 'Pilar' que conviven en la residencia y centro de día Delicias, en vía Univérsitas. De año en año, tanto ella como su hija, con la que comparte nombre, aprovechan para reunirse, fotografiarse y celebrar en familia todo lo que les une en este día. "Todos los años desde que mi madre está aquí les sacan a todos los residentes y sus familias una fotografía en el 'hall' con una Virgen que simula la Ofrenda. Me gusta la iniciativa porque es una forma más de hacerlos sentir como en casa y animarles un poco el día a los que por su grado de dependencia no pueden desplazarse ya hasta la basílica", explica ella. Este 12 de octubre, Pilar Laplaceta cuenta orgullosa que saldrá a comer por ahí con su hijo Paco (a quien puso también el nombre de su marido), su nuera y su nieta Elisa. "Antes nos juntábamos todos en mi casa y preparaba yo la comida. Les hacía ternasco al horno y venían todos a comer", recuerda orgullosa esta residente nacida en Grañén.

De Zaragoza, a la Gran Manzana

Precisamente esas comidas familiares con productos de Aragón es una de las cosas que más echa en falta desde que emigró a Nueva York otra de las protagonistas de este reportaje: Pilar Sopeséns. Esta periodista zaragozana, de 31 años, ha expandido con su firma en la revista 'People' el nombre de la patrona de su ciudad natal. "En alguna ocasión, sobre todo al principio, tenía que repetirlo hasta cuatro veces o cambiarle el acento y pronunciarlo en inglés para que me entendieran. Cuando me preguntan qué significa, además de explicarles el significado etimológico que tiene, les cuento siempre la historia de la Virgen, les hablo de Aragón y de Zaragoza. Soy una buena promotora turística", afirma orgullosa. 

Pilar Sopeséns y su marido, Alexander Mabry, se mudaron a Nueva York en 2012. "La situación laboral en España estaba muy mal y queríamos probar suerte aquí", explica esta zaragozana. Ahora ella trabaja como editora asociada de 'Moda y Belleza' para la revista 'People' en español, y ambos esperan su primer hijo, al que llamarán Alex. "Cuando llegan las fiestas del Pilar -recuerda- me vienen siempre a la memoria las ferias, las salidas con mis amigas a Interpeñas, el vermú del día del Pilar con mis tíos y los paseos por los chiringuitos de Gran Vía". La familia, los amigos y también la comida son las tres cosas que más echa en falta esta zaragozana desde que se decidió a probar suerte en la Gran Manzana. "En el día a día, Nueva York puede ser muy dura y solitaria. Allí no existe eso de improvisar e ir a tomarte unas cañas o pasar a casa de tu madre a por unas croquetas caseras", cuenta nostálgica.

Quizás por eso, antes de encontrar un trabajo estable, lanzó allí su propia marca de bisutería, '@JoteraNYC', una excusa para hablarle a la gente de su entorno neoyorquino de sus tres pasiones: la bisutería, Zaragoza y sus tradiciones. 

"El 12 de octubre me gusta porque aunque me da rabia no poder estar ahí, me siento presente de alguna manera. Hay mucha gente que se acuerda de mí y me escribe para felicitarme... A veces siento que es uno de los pocos santos que todavía se celebran, así que para mantener esa tradición aquí, nos ponemos con mi marido dos cachirulos que tenemos en casa y nos hacemos alguna fotografía con ellos por la ciudad para enviar a los nuestros. Nos da la morriña", confiesa.

- Ir al suplemento de las Fiestas del Pilar 2015.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual