Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Jornada taurina

A Luque se le resiste la Puerta Grande de la Misericordia

Cortó tres orejas en una corrida bien presentada y no llegó a culminar una buena tarde.

Javier Clavero. Zaragoza 09/10/2014 a las 20:42
3 Comentarios
Luque en la jornada taurina de este juevesEfe/Javier Cebollada

La Puerta Grande de la Misericordia se le volvió a atragantar a Daniel Luque. Cinco años lleva viniendo al Pilar, cortando orejas y sin salir a hombros. La afición salió satisfecha con un torero que abandonó el ruedo con la sensación de haber perdido una gran oportunidad.

La tarde arrancó con una oreja y fuerte petición de la segunda de Tasador, un buen toro de Bañuelos al que el gerenense, aún viendo que valía, trató de forma discreta con el capote, como si lo estuviese cuidando para lo que vendría más tarde: una variada labor de muleta que encandiló desde su arranque y que combinó variedad y torerío. Especialmente buenas fueron las tandas de naturales, con derecha e izquierda, y un interminable toreo en redondo en los medios que que calentó definitivamente al público. La especialidad de la casa, las 'luquinas', para cuando el animal se medio rajó hacia tablas. Para nada hubiesen sido descabelladas las dos orejas

Ir al suplemento de las Fiestas del Pilar 2014

Nada que destacar del turno de Fuente Ymbro. Con un negro bragado que no transmitió y se despistó en capa y muleta. Cabeceó y nunca quiso ser sometido por la tela del de luces. Muerte prematura la suya, tras dos tandas de pases sin más gracia que la de algún trincherazo y dos intentos con la espada.

Con Musiquero, de Alcurrucén, Luque cerró el paréntesis de sosez, para retomar la emoción con una faena de similares características a la de con el primero. De nuevo le valió una oreja. Esta vez una y punto, sin petición ni división en los tendidos. Lances bellos los del sevillano por abajo, repitiendo con tandas largas de naturales y rematando con manoletinas y por la espalda a un toro que se dejó torear por ambos pitones. Buen espadazo final y a soñar con abrir la Puerta Grande.

Para seguir, un Victorino de formidable presencia, que se empleó con la fuerza que caracteriza al hierro en un tercio de varas en el que hubo de todo. Buenos puyazos, exhaltación de bravura y hasta caída de caballo y picador. En su trabajo de muleta, Luque entendió al entrepelado en su trabajo de muleta, viendo que se regiraba peligrosamente impidiendo los muletazos largos que tanto gustan y tanto cuesta dar. Se dedicó a dar gran cantidad de pases que acabaron por llegar a los tendidos, sabedores de la dificultad y exigencia de un toro que después se rajó. Con los aceros, pinchazo a la primera y estoconazo después, logrando una tercera oreja discutible.

Aplaudido de inicio Pudoroso, de Victoriano del Río. Astado que fue excesivamente picado, generando el malestar entre el público, para después no llegar a hacer sentir cómodo al torero, que puso de su parte y vio que la cosa no avanzaba hacia la gloria. Falló con la espada a la primera y lo fulminó a la segunda ante el silencio de los tendidos.

Con el último, del salmantino hierro del Puerto de San Lorenzo, el diesto, conocedor de que aún le faltaba hacerlo bien con el capote, se lo echó a la espalda sin llegar a hilar tandas de finura debido a los enganchanes. El toro siguió mostrando bravura en la capa menor, ante un torero voluntarioso que veía cada vez más lejos la anhelada salida a hombros. Pudo darle algún que otro natural que atisbó un rayo de esperanza que se perdió en la falta de transmisión, ligazón y, por supuesto, en el pinchazo previo a la estocada mortal.


  • Marta12/10/14 16:30
    #2 "Soy taurino", según esa lógica, si no te gustan: las guerras, las violaciones, el maltrato infantil, la violencia machista, los robos, los incendios, las enfermedades... No haga nadas para solucionarlo, simplemente "NO VAYAS" a verlo. Impresionante la lógica taurina, fascinante.
  • Soy taurino10/10/14 12:38
    a #1 no vale la pena ni mentarlo. Hay gente que no necesita entrenamiento para mostrar su tontura. Si esto no le gusta: NO VENGA, no será criticado por ello. Pasemos al comentario. Incomprensible la decisión del Sr. Presidente de no conceder las dos orejas en el primer toro a Luque. Si por esa faena no las dá, ¿qué hay que hacer para cortar dos orejas en Zaragoza?, ¡Ah, sí!, llamarse Fandi y hacer el oso, desaprovechando un toro que casi era para indulto. Por otra parte, el toro Tasador era para vuelta al ruedo, vuelta que tampoco se le dió.  ¡Cielos!, cuanto cuestan las orejas a la gente "normal" y que fácil se las dan a los populistas, porque ayer, Zaragoza fue eso, populismo. Tanto es así que, el maravilloso y entendido púbico que cubría ayer el coso de la Misericordia, pitó al presidente por sacar el pañuelo del primer aviso al Fandi. En fín, hoy Luque era de Puerta Grande, premio que el Sr. Presidente no ha tenido a bien conceder.
  • ¿Y la sangre?10/10/14 08:44
    En parte está bien que, por fin, este periódico se haya decidido a quitar las fotografías de espectáculos taurinos llenos de sangre. Sin embargo, hay que recordar que esto sólo es un cambio de imagen, pero que el espectáculo continúa, y a los pocos minutos de esta instantánea la sangre comienza a verterse sobre la arena. ¿Han pensado ustedes lo diferente que sería el espectáculo, si en lugar de arena la sangre se derramara por una superficie no absorbente? Sería interesante, mostrar el espectáculo sin paliativos, todo lleno de sangre resbaladiza y cuajada, aunque los taurinos ciegos seguirían viendo arte, claro (y eso que definiciones de arte hay muchas, porque la albañilería, por ejemplo y sin querer ofender, también lo es).





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual