Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

ELECCIONES 20-N

Un profesor de la Universidad de Zaragoza critica la ley electoral porque "distorsiona" los resultados

Carmelo Romero señala que "en el momento en el que a partidos como IU o UPyD les cuesta 7 veces más conseguir un escaño que al PP o al PSOE o que a los regionalistas, nos damos cuenta de que es una ley claramente distorsionadora de la opinión pública".

EFE. ZARAGOZA Actualizada 13/11/2011 a las 14:00
20 Comentarios

El parlamento español no representa de forma fiel la opinión pública de los ciudadanos manifestada en las urnas debido a una ley electoral que "distorsiona hasta el esperpento" los resultados, al igual que lo hace un "espejo de caseta de feria", por lo que es "necesario" modificarla.

Así lo ha afirmado el doctor de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, Carmelo Romero, autor de varios estudios en los que analiza los comportamientos políticos en España, y que acaba de publicar su última novela de intriga 'El diputado Pardo Bigot: la esperanza del sistema', que presentará el próximo miércoles en el Paraninfo.

Ante la proximidad de las elecciones generales del 20N, Romero ha explicado que la ley electoral española, previa a la Constitución, ha desarrollado "numerosos vicios" en sus 30 años de trayectoria y, como consecuencia de ello, el parlamento no se erige como "un calco fiel" de la opinión de la ciudadanía.

"En el momento en el que a partidos como IU o UPyD les cuesta 7 veces más conseguir un escaño que al PP o al PSOE o que a los regionalistas, nos damos cuenta de que es una ley claramente distorsionadora de la opinión pública", ha subrayado.

La norma D'Hont

A su juicio, la norma D'Hont, que es "solo una parte de la ley electoral", no es la única causante de este "esperpento", ya que si ésta se aplicara a una única circunscripción nacional se obtendría un resultado "bastante aproximado" de la voluntad de los votantes.

Sin embargo, ha continuado, en el momento en el que se ajusta a circunscripciones provinciales, como es el caso de España, pasa a ser mucho menos representativa, ya que, por ejemplo, en aquellas provincias a las que les corresponda menos de siete diputados va a ser "muy complicado" que los partidos minoritarios obtengan representación parlamentaria.

A ello hay que sumar la "inocente regla del dos", que en opinión de Romero, es la que más "distorsiona", a pesar de que en estos debates "prácticamente no se habla de ella", y que otorga a cada provincia dos diputados.

"Cien diputados de la Cámara salen por esta regla, por lo que estás dando mayor representación a las provincias con menor número de población", es decir proporcionalmente las circunscripciones con menos habitantes están más representadas en el parlamento, ha comentado.

"El acento se suele cargar en la ley D' Hont y es un error. Es mucho peor para la representación de la opinión pública la regla del dos. Combinadas, te dan el parlamento que tenemos", ha resaltado.

Relación de la ciudadanía con la política

Romero ha insistido en que la ley electoral marca la relación de la ciudadanía con la política y ha recordado que en estas elecciones, aunque parece que se "vota a un presidente", se está eligiendo a diputados y senadores, a quienes en muchos casos "desconocen".

"Esta mentalidad de elecciones presidencialistas lleva a pensar que da igual quien es el diputado de cada provincia. Estas personas al final no están en contacto con los ciudadanos, sino en conexión con el aparato del partido, que es el que conforma unas listas cerradas y bloqueadas", ha apuntado.

Ante estos "vicios", ha reclamado un cambio de la ley electoral actual, en la que participen no solo los políticos, sino también el conjunto de la ciudadanía, porque si no es así se modificará sólo "la fachada", pero no lo "sustantivo".

"El problema es que si los cambios los hacen los partidos políticos quitarán la parte esperpéntica, mejorarán ciertos aspectos, pero mantendrán los puntos fundamentales negativos y eso es lo que hay que impedir", ha manifestado.

Sobre el funcionamiento y las carreras políticas gira su última novela de "intriga política del presente", en la que una joven licenciada en Historia y desempleada, que no consigue sacarse las oposiciones, acaba siendo diputada a los 31 años, gracias a un primo perteneciente a la elite de un partido.




  • Anibal18/11/11 00:00
    Santiago, campeon, este hombre sabe perfectamente lo que es la Ley D Hont y como funcionan los sistemas electorales en España en epoca contemporanea. Se un poco mas respetuoso, aunque la ignorancia es muy atrevida, claro.
  • Etrog13/11/11 00:00
    Santiago,eres un necio. Carmelo Romero Salvador es uno de los mayores expertos en sistemas electorales del país. Te has lucido, chato.
  • Javier13/11/11 00:00
    Ya es hora de que se hable claramente en los medios acerca de los errores de la ley electoral española. Los dos partidos principales, a los que beneficia, no tienen ninguna intención de modificarla. Tendrá que ser la propia ciudadanía la que arregle esta democracia corrupta.
  • santiago13/11/11 00:00
    ¿Pero este señor sabe lo que es la ley D'Hont?, supongo que como es de letras... Don Carmelo haga el favor de informarse un poco antes de escribir un artículo. Le sugiero que llame a la Facultad de Ciencias (sección matemáticas) o a la de económicas. Y si no quiere que se enteren de su ignorancia (supongo que no quiere engañar los lectores), basta con que visite la wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_D'Hondt y busque "Influencia de las leyes electorales en los resultados". Saludos, un matemático.
  • Javier13/11/11 00:00
    Es necesario entender que cuando se elaboró el actual sistema electoral se quiso primar la estabilidad (evitar una democracia inestable a la italiana, con constantes cambios de gobierno en una misma legislatura): sistema bipartidista (a lo Cánovas del Castillo) pero con representación importante de los nacionalismos periféricos (evitar que tendiesen a la disgregación por no estar representados y no tener suficiente voz en ?Madrid?). Hoy, asentada la democracia, lo que hay que hacer es perfeccionarla: frente a la estabilidad debería primar la justicia (que los votos de todos los españoles fuesen exactamente iguales).
  • 40 + 4013/11/11 00:00
    Espero que se me entienda bien. Cuando "el pantanos" la palmo despues de 40 años de auto prosperidad para su camareria y de que el resto de los españolitos se busque la vida recogiendo las migitas que les puedan quedar, nunca imaginariamos que casi 40 años despues de un bipartidismo (democratico por supuesto) podriamos perfectamente aplicar la misma frase
  • Cromwell13/11/11 00:00
    La Ley Electoral es una vergüenza. Si los españoles segun laCarta Magna, soo s iguales ante la Ley, UNA PERSONA, UN VOTO, Y CON EL MISMO VALOR, así de sencillo. Los nacionalistas, si se presentan a las nacionales, que se curren todo el país, como el resto, y en cualquier caso, QUE SUS VOTOS VALGAN LOS MISMO. Es cierto que hay mucho incomptenetnte e impresentable en los escaños, gente a la que no conocemos de nada, que aparecen de repente en las listas y uno no sabe de dónde han salido, hasta que rascas un poco y te enteras que es la amiga/hija/novia de alguien o que es la 'pelota' de alguien etc etc etc
  • Hoplita8213/11/11 00:00
    Ese señor "de letras" es uno de los mayores expertos en sistemas electorales que hay en aragon y posiblemente en España (amen de un excelente profesor como tuve la oportunidad de comprobar). Asi que Santiago, por favor, amplia tus fuentes a algo más que wikipedia y ten un respeto, que en cuanto a tópicos se refiere los matemáticos salís mucho peor parados que los "de letras".
  • pedro13/11/11 00:00
    Santiago, me temo que el que debería aprender un poquico de leyes electorales eres tú. Por ejemplo, todavía no te has dado cuenta que ese apartado del artículo de Wikipedia no se refiere a la Ley d'Hont, sino a la manipulación de dicha ley a través de otras normas, es decir, el tipo de problemas que denuncia el Dr. Romero.
  • Demarcaciones provinciales13/11/11 00:00
    Aun es más grave que la ley D¿Hont la circunscripción provincial. Ésta última hace que partidos nacionalistas saquen escaños con muchos votos menos que partidos como IU o UPyD. En otros países se exige para tener representación parlamentaria un mínimo de votos (por ejemplo 5%) en todo el territorio. Esta medida no perjudicaría al PP-PSOE y nos beneficiaría a la mayoría. Por supuesto, los nacionalistas se rasgarían las vestiduras. Pero los pondría en su sitio, sitio en el que deberían haber sido puestos en su momento cuando se redactaba la carta magna y que gracias al Sr. Suarez tienen lo que tienen: el control de nuestro país.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo