Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

La nota de acceso a Medicina apenas baja desde julio y deja estancada la lista de espera

​La calificación que se exige ahora es 12,415, solo una décima menos. La media de los aspirantes es cada vez más alta.

Lara Cotera. Zaragoza Actualizada 03/11/2015 a las 07:45
Las listas, y las ajustadas décimas, son un quebradero de cabeza para los aspirantes.aránzazu navarro

"¿Qué puede haber pasado en Aragón?". Esta es la tarjeta de presentación de uno de los foros que existen en internet donde un séquito de aspirantes a entrar en las facultades de Medicina de España van comentando las notas de corte y sus posibilidades. Algunos de ellos aluden especialmente al caso de Zaragoza, donde Medicina oferta 180 vacantes. El viernes pasado, y según los datos oficiales de la Universidad, faltaban solo cuatro alumnos para cerrar el proceso de admisión (es decir, las listas ya no iban a moverse mucho más) y la nota de corte seguía siendo elevadísima (12,415) y solo una décima por debajo de la inicial (12,547 en el mes de julio).

Medicina es objeto de un análisis complejo y muy variable. Los candidatos a estos estudios son conocidos por tener una férrea vocación, y suelen estar dispuestos a elegir una facultad lejos de casa si eso les permite entrar con su nota de corte. Por eso, es habitual que los estudiantes echen solicitudes a entre 5 y 8 universidades distintas, y estén muy pendientes de cómo cambian las notas durante el verano. En pocos días o semanas, los puestos van corriendo (si alguno consigue entrar más cerca de casa puede darse de baja en la primera opción en la que le admitieron) y, por eso, es habitual que la nota de corte baje bastante.

El curso anterior, por ejemplo, se partió con un 12,4, que terminó en un 12. Este año, y ya casi en octubre, no se ha movido casi nada. El decano de la Facultad de Medicina de Zaragoza, Javier Castillo, reconoce que el dato les ha llamado la atención, y apunta varias causas que podrían estar influyendo en el dato.

Para empezar, este año más alumnos pidieron cursar estos estudios en Zaragoza en primera opción (2.908 alumnos) frente a los 2.542 del 2014. Este es el dato que se considera más fiable, ya que los que lo piden en otras opciones seguramente no tendrán tantos deseos (ni probabilidades) de entrar.

"No obstante, creemos que la clave de que las notas de corte sean cada vez más elevadas y de que, además, la lista no corra tanto, están en el nivel de los aspirantes", explica Castillo. Desde la facultad han observado que cada vez hay más alumnos que quieren cursar Medicina que, si no consiguen la nota que desean, prefieren presentarse en septiembre para mejorar su media y esperar un curso haciendo otro grado como Biotecnología, Enfermería o Veterinaria. De esta forma, se presentan al año siguiente con una calificación superior y, además, pueden convalidar algunas asignaturas.

Otros, incluso, prefieren darse un año en el que se preparan a fondo para la selectividad y, normalmente, obtienen también mejores puntuaciones. "Así que hay un grupo de alumnos que tienen una nota excelente que, lógicamente, sube las medias", observa.

También detalla, no obstante, que las notas van variando curso tras curso, y que se necesitaría un estudio secuencial a medio plazo para observar cómo se van consolidando algunas tendencias en el proceso de admisión.


Menos plazas, más para casa

Por otra parte, y aunque pudiera parecer que el aumento de las notas de corte perjudica a los candidatos aragoneses, esto no es así. Según los datos recogidos por su facultad en los últimos cursos, este año, el 84% de los estudiantes matriculados serán aragoneses (muchos de Zaragoza). Si se suma a los habituales que llegan de La Rioja (donde no se oferta este grado), Navarra (solo hay opción privada) y Soria, la cifra es del 92,6% del total.

El curso pasado, fueron aragoneses el 75% de los 180 alumnos, y con los de las ciudades anteriores, llegaron al 82,7% del conjunto. "En esto influye que otras comunidades tengan notas de corte más altas, por ejemplo, y también pensamos que ha podido reducirse el efecto llamada".

En esto último tendría mucho que ver que el número de plazas ofertadas haya caído drásticamente en los últimos años, pasando de las 224 de hace varios cursos a las 180 actuales. "Seguramente, además de la nota que se pide, los candidatos mirarán bien la oferta. Y que sea más baja, puede desincentivarlos al pensar que tendrán menos opciones", valora Castillo.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual