Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

El éxito comienza y acaba en Pau

​Gasol es aclamado unánimemente como el mejor jugador del Eurobasket.

Luismi Cámara/Heraldo. Lille Actualizada 26/10/2015 a las 08:45
Pau Gasol machaca con rabia el aro lituano.PHILIPPE HUGUEN/Afp

Los peros se han convertido en loas y parabienes. Lo que para muchos apuntaba a un nuevo digusto tras la debacle del pasado Mundial en casa, se ha convertido en un éxito más, en otra medalla y en la clasificación directa para los Juegos Olímpicos, una cita a la que no se falla desde 1996, cuando España no logró plaza para disputar el torneo en Atlanta.

Cierto es que las ausencias en este Eurobasket eran tan importantes y los rivales tan potentes que las perspectivas ante un objetivo más que complicado no eran precisamente halagüeñas. Era necesario alcanzar la final como peaje para estar el próximo verano en Río de Janeiro.

El camino que llevaba al último partido pasaba por una ruta empedrada y tortuosa, con rocas que no bastaba con esquivar, que sólo se podían pulverizar para seguir adelante. De primeras, la caída en el ‘grupo de la muerte’ ya vaticinaba fuertes experiencias y exigía un extra de esfuerzo en un campeonato ya compacto y con muchos partidos concentrados en apenas dos semanas.

Además, las bajas de Ricky Rubio, Calderón, Navarro, Ibaka y Marc Gasol (un cinco titular aspirante a todo en cualquier torneo) suponían una merma de considerable dimensiones y la recomposición de un grupo estable durante más de una década que perdía una buena parte de su núcleo duro.

El ‘roster’ que quedaba ofrecía garantías competitivas, con la base del campeón de la Euroliga, pero distaba mucho de parecer un bloque superior a selecciónes de la potencia y el talento de Serbia, Grecia y, sobre todo, la anfitriona Francia.

Entre tantos mensajes preocupantes, la mejor noticia fue el ‘sí’ de Pau Gasol. Entre tanta renuncia, la presencia del pívot de los Bulls resultaba sorprendente.

El segundo punto de apoyo al que aferrarse fue el retorno de Sergio Scariolo, el técnico de los dos oros europeos. El italiano suponía una garantía en el banquillo tras el controvertido paso de Orenga.

Y sobre ellos dos se ha asentado el éxito del combinado nacional. Pau ha sido el mejor jugador del Eurobasket con mucha diferencia respecto a cualquier otro que aspirara a ese galardón. Por talento, por influencia en la trayectoria de su equipo y por las cifras objetivas que ha logrado, nadie ha podido acercarse al excepcional Eurobasket que ha firmado el catalán. Ha sido un poste dominante, despótico con el rival. Hasta ha ejercido de certero artillero cuando los suyos andaban con el punto de mira desenfocado. Ha sido el faro de España.

Scariolo ha sabido hacer frente a las adversidades con la calma del que conoce a los suyos y confía en sacar el máximo partido a un torneo que da tregua al principio y demanda el máximo esfuerzo al final.

Gasol ha sido el sol, pero el mérito también ha residido en la armonía con la que sus once compañeros han orbitado alrededor del astro supremo. Cada uno a su velocidad, cada uno con su influencia en el juego, cada uno con su momento. El dominio de Pau ha requerido de la versión de perfil bajo de estrellas como Sergio Rodríguez, Llull, Mirotic o Reyes, pero no ha escondido un talento que ha surgido cuando ha resultado necesario.

Es lo que tienen los buenos equipos. Todos caminan juntos por un fin común que borra egos individuales. Objetivo cumplido.


Los récords de Pau

Si en lo colectivo el torneo ha sido fantástico para España, en lo individual Pau no se ha quedado lejos. En la final de ayer, la estrella de los Bulls se proclamó tercer máximo anotador de la historia del torneo, ya que superó con los 25 puntos de la final los 11 que necesitaba para batir al griego Nikos Gallis, que encabezaba la lista hasta la presente edición, en la que ha sido superado también por Tony Parker y Dirk Nowitzki.

Pau Gasol suma en total 1044 puntos en los seis Campeonatos de Europa que ha disputado hasta la fecha (2001, 2003, 2007, 2009, 2011 y 2015), y supera al griego Nikos Gallis (1030 puntos en total) en catorce puntos, completando el podio de anotadores históricos del torneo.

Solo le superan el francés Tony Parker (1104) y el alemán Dirk Nowitzki (1052), que comandan la lista de anotadores con 60 y 8 puntos de distancia respectivamente con respecto al de Sant Boi.

Además, Pau se convirtió por segunda vez el MVP de un Eurobasket. En toda la historia solo un jugador, Kresimir Cosic, había realizado algo semejante. Por si fuera poco, es la sexta que vez está en el quinteto ideal de este torneo, al igual que lo estuvo en el del Mundial 2006 y el de 2010.

Pau Gasol confesó que la medalla de oro es uno de los triunfos que más ha disfrutado en su carrera, por las adversidades por las que ha atravesado el equipo español durante la competición.

"Es uno de los triunfos que más he disfrutado sin duda. Hemos trabajado muy duro. No mucha gente daba mucho por nosotros y eso sabe mejor siempre", declaró. A su juicio, "tiene mucho mérito" lo logrado y les hace estar "superorgullosos" por el trabajo realizado y por cómo han sabido reaccionar en los momentos críticos "otra vez", así como por la manera "estupenda" en la que han finalizado el torneo.

Según Gasol, la clave del triunfo ha estado, entre otros aspectos, en "darse cuenta de la importancia de los detalles", la buena defensa practicada, estar "unidos" en los malos momentos y en ir de menos a más.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual