Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

La Champions más española

​Comienza una nueva edición de la Liga de Campeones en la que por primera vez participan cinco equipos de mismo país y el Barça defiende el título.

europa press. Madrid Actualizada 19/10/2015 a las 08:46
Cristiano Ronaldo controla un balón en el entrenamiento de ayer.ANDREA COMAS/reuters

El pasado 6 de junio en el Olympiastadion de Berlín, el FC Barcelona conquistó su quinta Copa de Europa, la cuarta en nueve años, y se presentará como el rival a batir en una competición que nunca ha dejado que el actual campeón pueda defender con éxito su corona. Ahora, más de tres meses después, 31 aspirantes desean el trono de los de Luis Enrique Martínez en una torneo donde está lo mejor del Viejo Continente, entre ellos Real Madrid, Atlético, Valencia y Sevilla. Es la primera de la historia en que la Champions tiene cinco representantes españoles.

El Barça tendrá que sobrevivir a su ausencia de fichajes por el castigo de la FIFA y superar, como está haciendo en la Liga, la fase de grupos sin sus dos únicas incorporaciones, el turco Arda Turan y el español Aleix Vidal. Con menos ‘fondo de armario’, el actual campeón se aferrará al tridente formado por Leo Messi, Neymar y Luis Suárez y a su solidez defensiva para no sufrir sustos en la primera ronda.

Ahí, el equipo catalán tiene un grupo engañoso, con la presencia de la peligrosa AS Roma, contra la que debuta mañana en el Olímpico, y del siempre incómodo viaje a Alemania para medirse, de todos modos, a un Bayer Leverkusen que no debería ser gran obstáculo. El modesto BATE bielorruso completa el cuarteto.

En busca de la ansiada ‘undécima’ afrontará la Champions’ el Madrid, siempre con una particular obsesión con esta competición, cuya última conquista en 2014 ni siquiera le valió a Carlo Ancelotti para continuar tras un segundo año sin éxitos de renombre. Semifinalista en las cinco últimas ediciones, el conjunto madridista espera que el proyecto que se ha encargado a Rafa Benítez le ayude a estar en la pelea hasta las rondas finales, aunque para empezar en su grupo tendrán un duro rival y aspirante como el PSG francés y un ‘clásico’ para su estreno como el Shakhtar ucraniano. El Malmoe sueco jugará el papel de cenicienta.

La tercera y más seria opción española la encabeza el Atlético de Madrid. El equipo de Diego Pablo Simeone, finalista y cuartofinalista en sus dos últimas apariciones, apelará a su solidez para superar un grupo donde tendrá que volver a Lisboa, lugar de fatal recuerdo. El Benfica parece el principal rival para ser primero de un grupo donde el Galasaray y su ‘infierno’ protagonizarán su debut y el modesto y debutante Astana pondrá el toque exótico, más un largo desplazamiento.

A estos tres equipos se unen este año el Valencia y el Sevilla, dos conjuntos que retornan a la Liga de Campeones. El equipo valencianista aprovechó bien un año totalmente centrado en la Primera División y los refuerzos que provocaron la llegada de Peter Lim para hacerse con el cuarto puesto liguero y ganarse el derecho a una previa, donde eliminó al Mónaco. Superar la teóricamente cómoda fase de grupos con Zenit, Lyon y Gante debe ser el objetivo primordial para a partir de ahí soñar.

En cambio, más complicado se le presenta de inicio al Sevilla su retorno a una Champions, que no disputaba desde el curso 2009/2010, ya que el año posterior se quedó en el ‘play off’. El conjunto de Unai Emery, que no ha empezado fino el campeonato nacional, ha afrontado una amplia renovación en su plantilla, ha demostrado en Europa su competitividad e intentará ganarse uno de los dos billetes en el ‘grupo de la muerte’ que comparte con el City y la Juventus, actual subcampeona, además del Borussia Moenchengladbach.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual