Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

El Bada deja escapar un punto en la última acción

La gran actuación de Pejanovic en portería no pudo evitar que el Villa de Aranda remontara una ventaja de hasta seis goles, para terminar poniendo el 25-25 sobre la bocina.

R. C. Huesca Actualizada 15/10/2015 a las 07:21
Abraham Rochel se eleva ante la defensa del Villa de Aranda para lanzar.javier broto

Si no logras matar a un rival al que vences hasta de seis, y acabas jugándote la victoria a cara o cruz en el último balón del encuentro, puede ocurrir que se te quede cierta cara de bobo tras el bocinazo final, mientras el otro equipo celebra el empate como si de un título se tratara. Y eso es lo que le ocurrió ayer al Bada Huesca en el Palacio de los Deportes, donde regaló un punto de oro al Villa de Aranda en un encuentro que parecía tener controlado en el ecuador de la segunda parte, con un 18-13 en el marcador.

Pero los de Nolasco no supieron sentenciar, y con su falta de acierto en el lanzamiento dieron alas a un Villa de Aranda que se llegó a colocar hasta en dos ocasiones a un solo tanto en el marcador. Pero no fue hasta el último suspiro cuando Moyano con un potente lanzamiento desde más de once metros llegó a empatar el encuentro sobre la bocina, dejando mudo a un Palacio de los Deportes que veía por primera vez a su equipo esta temporada.

En los 59 minutos que precedieron al caótico final, el pabellón oscense coronó a su nuevo héroe: Dimitrije Pejanovic. El guardameta serbio firmó un 38,5% de paradas (15 de 39) y permitió a los ocenses ir por delante en el marcador durante todo el encuentro, aunque sus compañeros no estaban especialmente inspirados en ataque y no lograron despegar en el marcador hasta el inicio de la segunda parte.

En el otro lado, y como ya había advertido Nolasco en la previa, Oswaldo se convertía en un puñal para los burgaleses. El brasileño se fue del Palacio de los Deportes con diez goles en su mochila, y la desesperación de la defensa oscense, a la que le falto algo de intensidad en los momentos críticos, en los que permitir anotar al Villa de Aranda les dejaba meterse de nuevo en la lucha por el partido.

Solo los burgaleses se fueron contentos ayer del Palacio. El Bada, rabioso por haber dejado escapar el triunfo, y la afición asombrada por el loco final de un encuentro que pintaba más plácido. Ahora, Naturhouse y Barcelona, malas tiritas para curar heridas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual