Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Lambán considera una ofensa para Aragón la carta de Mas en la que se apropia los bienes

El líder aragonés replicará a la "agresión" con otra misiva "desde la razón y la contundencia". Estudia solicitar una audiencia con el Papa y hacer un frente común con varios expresidentes. El dirigente catalán niega que sea patrimonio "expoliado" y dice que lo tienen "legalmente".

J.Morales/J. Ortega. Madrid/Zaragoza Actualizada 06/10/2015 a las 22:45

Es una "ofensa" y una "agresión a los aragoneses" que tendrá una respuesta "contundente". El presidente de Aragón, Javier Lambán, reaccionó ayer con dureza a la carta que ha recibido del presidente de la Generalitat, Artur Mas, sobre la polémica generada por las palabras de su consejero Gordó y en la que reitera su negativa a devolver los bienes. En la carta a Lambán, Mas acepta "contextualizar" lo que dijo su consejero respecto a la "nacionalidad" de los aragoneses, pero se niega a desautorizarle, tal y como había reclamado el presidente de Aragón.

El presidente catalán aprovecha además la carta para rechazar tajantemente el derecho de Aragón a recuperar el patrimonio que sigue retenido en esa comunidad. "No podemos admitir que se considere que los bienes fueran expoliados", argumenta el nacionalista Artur Mas respecto a las numerosas piezas de titularidad aragonesa que se niegan a devolver. Lambán insistió ayer en que "la razón asiste a Aragón" y expuso que en los próximos días contestará a la misiva con otra carta en la que habrá "una respuesta meditada, bien fundamentada y contundente". El presidente –que solo entiende la respuesta de Mas si está hecha desde "la mala fe o la falta de información"– asumió que la relación institucional entre Aragón y Cataluña queda ahora prácticamente rota. Con la actual Generalitat solo queda el cruce "de cartas y los tribunales", lamentó Lambán.

El enfado se va a traducir en los próximos días en un plan de choque con el que la DGA pretendería reactivar la vuelta de los bienes. La primera medida que ha decidido Lambán es solicitar una audiencia con el papa Francisco I. Para conseguirlo, el presidente autonómico solicitará primero un encuentro con el nuncio del Vaticano en España, el italiano Renzo Fratini, al que le recordará todo el conflicto.

Además de intentar reunirse con el Papa en el Vaticano –planteamiento que ningún presidente aragonés ha conseguido culminar– Lambán tiene previsto crear "una comisión permanente" en Aragón que vele de forma constante por la devolución de los bienes. Según informaron, la intención de Lambán es que esa comisión esté formada, al menos, por la propia DGA, la Universidad de Zaragoza y el Obispado de Barbastro. El Obispado ya se negó a entregar poderes en este asunto al Gobierno de Luisa Fernanda Rudi para tener más fuerza en los tribunales, aunque sí ha aceptado otras vías de colaboración.

Como tercera medida, el actual presidente buscará un "frente común" con sus tres últimos antecesores: Luisa Fernanda Rudi, Marcelino Iglesias y Santiago Lanzuela, que fue quien inició la reclamación en este último periodo de la historia de Aragón. Por último, Lambán estaría dispuesto a impulsar una querella por desobediencia al no cumplir Cataluña con las sentencias que ordenan la devolución.

En estas medidas no hay ninguna referencia al Gobierno central. El Ejecutivo socialista tampoco se estaría planteando –al menos de forma inmediata– impulsar nuevas leyes vinculadas a la defensa del patrimonio aragonés.

Firmeza de los partidos

Las reacciones en Aragón a la carta de Mas y a la réplica de Lambán no se hicieron esperar. La portavoz adjunta del PP en las Cortes, Mar Vaquero, reclamó "mucha más contundencia" al presidente de Aragón. "Mas dice que no va a devolver los bienes, hace unos días nos encontramos el desvarío soberanista de Gordó...". A juicio del PP, en Aragón debería existir "mayor dureza" en la respuesta institucional desde el Pignatelli. "¿Cuál es en realidad la postura de su partido con Cataluña? Así es difícil que se consiga una buena vecindad, los intereses de Aragón están en juego", manifestó.

Desde el PSOE, su portavoz parlamentario, Javier Sada, cerró filas con lo dicho por Lambán, que calificó de "contundente". "La legalidad de la devolución de los bienes es manifiesta, es indignante que Mas siga empeñado en esto, no tiene razón ni histórica ni moral ni legal", apostilló. Para Sada, la posición de Mas responde a "esconder sus propias debilidades" en lugar de "reconocer que ha fracasado en todo, en su política económica, en materia de empleo, en sanidad... En ese sentido se avivan las dinámicas independentistas, pero no es algo exclusivo de Mas: Rajoy hace lo mismo, al revés".

Alfonso Clavería, diputado de Podemos, también fue taxativo: "Reprobamos las declaraciones de Gordó y de Mas, están hechas desde una estrategia destinada a encubrir el 3% y desde el oportunismo electoralista", señaló. "Apostamos por tender puentes entre los pueblos, no dinamitarlos. Atizar el enfrentamiento entre comunidades manipulando sentimientos, venga de donde venga, es un mal camino en política", dijo.

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, aseguró que la misiva de Mas "rezuma paternalismo" y le contestó que "Aragón no necesita lecciones históricas". "Mas tiene errores de concepto, porque sí hay sentencias firmes que exigen la devolución, qué vamos a esperar de un hombre que está tirando órdagos a la legalidad vigente", se preguntó.

"Es un acto del habitual cinismo al que (Mas) nos tiene acostumbrados", señaló el diputado de Ciudadanos Jesús Sansó. "Durante los últimos veinte años ha quedado manifiesta la nula voluntad de devolución de los bienes", añadió.

Gregorio Briz, diputado de CHA, tachó de "falta de respeto" las declaraciones de Mas, en este caso por carta, y criticó la parte de la misiva en la que el presidente catalán niega que existiese un expolio. "La DGA tiene que seguir en su planteamiento, no creo que sea bueno plantear una ruptura de relaciones ahora, a tres semanas de sus elecciones", concluyó.

La única diputada de IU, Patricia Luquin, destacó que "la carta de Mas solo significa un insulto a la inteligencia, no sabemos si desde la ignorancia o en el contexto de las catalanas", concluyó.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual