Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Danny Van Poppel saca brillo al apellido

Froome abandona en la duodécima etapa por una fractura en el pie tras la caída sufrida en Andorra.

carlos de torres. Lérida Actualizada 05/10/2015 a las 08:23

El joven holandés Danny Van Poppel (Trek), de 22 años, hizo el mejor homenaje posible a su padre, Jean Paul, ganador de nueve etapas de la Vuelta a España entre 1991 y 1994, al alzar los brazos como vencedor de la duodécima jornada de la presente edición, que unió Escaldes (Andorra) y Lérida y en la que el italiano Fabio Aru (Astana) pasó un día tranquilo vestido con el maillot rojo de líder.

En el nombre del padre y del hermano mayor, Boy, que también corre en la Vuelta con el Trek, el pequeño Danny hizo honor a uno de esos apellidos ilustres que el ciclismo guarda en sus páginas más brillantes. Y lo hizo como un veterano, ganando la partida a los especialistas que quedan, entre los que se encontraba el alemán John Degenkolb, siempre favorito, siempre inédito.

La saga Van Poppel sigue ganando cuatro lustros después. Danny dejó claro que no quiere que lo comparen con su padre. "Danny a secas", quiere que le llamen. Otro intruso de los que han amargado la Vuelta a los grandes del esprín, como lo fueron su compañero belga Styvens en Murcia, el italiano Svaragli en Castellón y el australiano Cabel Ewan en Alcalá de Guadaira.

Además, su victoria, por delante del sudafricano Daryl Impey (Orica) y del belga Van der Sander (Lotto Soudal), tuvo ‘inri’, pues tuvo que remontar tras sufrir una avería a diez kilómetros de meta. No solo se sobrepuso Danny al percance, sino que fue más listo que nadie a la hora de la verdad.

Danny se pegó a la rueda de Degenkolb en la recta, en un final caótico y desordenado, y al ver que el alemán se equivocaba de trazada no se cebó, sino que abrió su camino en línea recta para volver a remontar. Esta vez para lograr la primera victoria en una grande desde que debutó en profesionales con 19 años en el Rabobank.

No fue un buen día para su principal estrella, el británico Chris Froome. El ganador del Tour también soñaba con un doblete, pero tuvo que aplazar el sueño después de la caída que sufrió el miércoles, en la etapa reina de Andorra. Ayer solo podía andar con muletas. Las pruebas radiológicas desvelaron la fractura del hueso navicular del pie derecho. Y el líder del Sky tomó la decisión de abandonar.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual