Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

"Que no nos dejen morir sin cobrar"

Los afectados por el caso Investahorro que estalló en 1997 piden que se agilice la ejecución de la sentencia que condena a devolver 20 millones de euros a 600 personas.

B. Alquézar Actualizada 09/09/2015 a las 21:48
Etiquetas
José Luis Gracia (izquierda) y Eduardo García Osés.francisco jiménez

Eduardo García Osés tiene 86 años y lleva los últimos 18 luchando por recuperar sus ahorros, los 50.000 euros que depositó en el chiringuito financiero Investahorro, que dejó un agujero de unos 20 millones de euros y más de 600 afectados. La sentencia dictada el año pasado por el Tribunal Supremo por fin condenaba al administrador único de la sociedad, José María Navarro, pero hasta hace dos semanas no se había dictado el auto que permite ejecutarla. García Osés se muestra satisfecho de que se le reconozca culpable, pero el sabor es agridulce ya que "llega tarde".

"La justicia lenta no es justicia", recuerda, y pide "que no nos dejen morir sin cobrar". Y lo dice por los que quedan porque calcula que "de los 260 afectados que teníamos en la plataforma que creamos en Zaragoza, 80 se han muerto, gente de entre 70 y 80 años", lamenta.Esta es la edad media de los afectados, muchos jubilados que depositaron allí los ahorros de toda una vida. Sus herederos han tenido que decidir si siguen luchando.

"No estamos conformes con que Navarro entre en prisión y pueda salir por edad en un mes", añade. El fundador de Investahorro, de edad avanzada, está condenado a cuatro años y medio de cárcel por un delito masa de estafa, delito societario, otro continuado de apropiación indebida agravada y un delito de falsedad en documento público y mercantil. Su mujer, María Pilar Bernard, fue condenada a un año y medio como autora de un delito continuado de apropiación indebida.
 

Dinero de las tres agencias

Esperan poder cobrar de las agencias de valores en las que Navarro depositaba las inversiones de los clientes. La sentencia condena a ABA, MG Valores y Banco Espirito Santo (compró Benito y Monjardín) como responsables civiles subsidiarias. "Queremos que cobren todos los afectados, aunque la cosa está difícil", afirma José Luis Gracia, de 66 años, otro afectado que no ha tirado la toalla. "Creemos que vamos a recuperar el dinero de dos agencias de valores y bienes de una tercera, que probablemente quebrará", explica.


El problema más grave lo tiene el grupo de clientes que entregó dinero a Investahorro sin recibir ningún papel. Estas aportaciones suman cuatro millones de euros. Ellos no recibieron un contrato con una agencia de valores. "Navarro tenía una capacidad de engaño infinita", explica García Osés, que era amigo de la familia y por ello confió en él. Un familiar suyo llegó a entregarle 250.000 euros dos meses antes de que estallara el escándalo, sin tener un contrato que lo demuestre. "¿Dónde están esos cuatro millones de euros?", pregunta.

Gracia critica que aunque cobren, "han tenido un dinero durante todo este tiempo muerto de risa". En su caso, 15.000 euros que decidió invertir en 1996 "para probar", tras oír hablar bien de la agencia. "Durante diez años pagó intereses a la gente y así nos convenció", apunta García Osés, que los percibió solo un año. Ofrecía un 12% de interés, que en aquellos años se podía obtener en el banco, asegura Gracia "Mucha gente ha perdido la esperanza", reconocen. Ahora es el momento de recuperarla.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo