Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Los equipos de cuidados paliativos urgen más efectivos ante el aumento de población

Aragón cuenta con el mismo número de profesionales que hace diez años. En 2014 atendieron a 1.642 personas.

C. F. B. Zaragoza Actualizada 08/09/2015 a las 08:04
Etiquetas
El programa de cuidados paliativos evita el ingreso hospitalario.o.duch

Algunas enfermedades por desgracia son imposibles de vencer. En este tipo de casos, cuando el final de la persona está cerca o sufre una dependencia severa, los cuidados paliativos son más necesarios que nunca. Los ocho equipos que se encargan en Aragón de ofrecer esta asistencia –que siguen siendo los mismos que hace diez años– reclaman más efectivos para que puedan plantear la atención que realmente necesita la población.

Actualmente, existe un equipo de cuidados paliativos por cada sector sanitario. En total, hay once médicos y doce enfermeras. El año pasado, 1.642 personas pasaron por sus manos. De estos, un 96% precisaron cuidados paliativos, mientras que el resto eran dependientes severos. Y las previsiones apuntan a que este año esa cifra se supere con creces, ya que hasta finales de mayo ya habían atendido a 712 aragoneses.
 

Insuficientes grupos

Una de las cuestiones que más preocupa a este grupo de trabajadores es la falta de efectivos. Debido al incremento de solicitudes por parte de los centros de salud, se han tenido que priorizar casos y aplazar tratamientos. Algunos de los grupos en los que la escasez de recursos es más evidente son los del sector I (con un crecimiento de población significativo en los últimos años en la margen izquierda de la capital aragonesa) y III de Zaragoza (cuyo hospital de referencia es el Clínico).

En este último, debido a la ausencia de profesionales y a la imposibilidad de sustituirlos por personal cualificado, a finales de julio las labores del equipo quedaron reducidas a trabajos de coordinación y atención telefónica. Una situación que provocó malestar entre los propios profesionales. "Esto demuestra que se han quedado unos equipos de cuidados paliativos muy vulnerables", lamentó el presidente de la Sociedad Aragonesa de Cuidados Paliativos (Cusirar), Emilio González.


Para evitar este tipo de problemas y debido a la propia peculiaridad del trabajo, Cusirar urge también que los equipos los conformen profesionales formados en cuidados paliativos. Una especialización que –denuncian los trabajadores– la Administración no tuvo en cuenta en el último concurso de traslados que se celebró en el año 2013. A la hora de adjudicar estas plazas, solo contó la antigüedad de los sanitarios. "Realmente la situación que se produjo fue surrealista. Es como si se celebrara un concurso de traslados de atención en emergencias y la gente que obtuviera la plaza no tuviera ninguna experiencia en emergencias", apuntó Roberto Moreno, vocal de la Sociedad Aragonesa de Cuidados Paliativos.
 

Diploma acreditativo

El Ministerio de Sanidad lleva años rechazando que cuidados paliativos se convierta en una especialidad, pero tras las reivindicaciones de los trabajadores se ha conseguido un avance muy significativo. El pasado 10 de julio, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto por el que se regulan los diplomas de acreditación en Ciencias de la Salud. Esto permitirá que los graduados y especialistas puedan certificar su formación en un área específica, como la de los cuidados paliativos.

Será la Administración autonómica la que establezca los requisitos para su obtención. "Queremos que sean profesionales acreditados que garanticen una atención adecuada. Sin embargo, nos hemos llevado la sorpresa de que el diploma lo quieren considerar como un mérito más y que no sea requisito para conseguir las plazas de cuidados paliativos", aseguró el responsable de Cusirar, que recordó además la importancia de que Sanidad retome la actualización de la estrategia autonómica de cuidados paliativos donde se podrían tratar estos asuntos.

Este plan se redactó en el año 2009 y, desde entonces, no se ha actualizado ni concretado. Entre otras cuestiones, por ejemplo, este documento inicial contempla la creación de 30 camas de paliativos en el hospital Nuestra Señora de Gracia que no se ha llegado a materializar en los últimos años. "Yo creo que no hay duda y no es discutible el coste y el beneficio del programa de cuidados paliativos. El ahorro económico es evidente.Con nuestro servicio intentamos evitar que la gente ingrese en el hospital y, por lo tanto, se reducen los costes sanitarios", recalcó el portavoz de Cusirar.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo