Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

La Puebla de Alfindén podría perder el legado de Carmelo Lisón

"No quiero herir a nadie, pero el tiempo se está acabando", advierte el antropólogo.

Mariano García. ZARAGOZA Actualizada 10/07/2015 a las 08:15
Carmelo Lisón, durante la presentación de la fundación en Zaragoza en 2012.heraldo

La Puebla de Alfindén podría perder el legado del estudioso aragonés Carmelo Lisón Tolosana. Lisón, uno de los antropólogos más destacados del siglo XX, estableció hace años en su testamento que su archivo personal y su legado se quedaran en su localidad natal a cambio de que se construyera un centro especializado en Antropología Social y Cultural que fuera una referencia nacional e internacional. Pero pasan los años y la construcción del centro no arranca, pese a que hay solar y proyecto arquitectónico redactado.

La Fundación Centro Humanístico C. Lisón-J. Donald (nombre de su esposa), creada para impulsar el proyecto y divulgar el legado del especialista (de cuyo patronato forman parte el propio antropólogo y el Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén, entre otros) sigue batallando para sacarlo adelante.

"Hasta ahora todo son buenas palabras pero no se concreta nada –asegura uno de los patronos de la fundación, Ramón Ángel Lisón–. Nosotros empezamos a verlo todo con pesimismo. Aunque estamos en crisis, la economía del Ayuntamiento está bastante saneada y entendemos que es quien debe dar el primer paso. Además, el proyecto original se retocó para abaratar costes. Sabemos que hay dos o tres fundaciones y un pueblo de Galicia interesados en hacerse con ese legado y nos tememos lo peor. Creemos que Lisón, si no se le da una respuesta clara y definitiva antes de Navidades, decidirá llevarse el legado a otro sitio. Él ve que su tiempo se acaba y quiere saber dónde terminará su legado. Ahora no se está haciendo nada y luego lo lamentaremos".

Un edificio de varios usos

El estudioso nació en 1929 y ha dedicado buena parte de su vida a investigar temas como la brujería o el demonio. Ha realizado numerosos trabajos de campo en Galicia, y de ahí el interés que suscita su legado en esa comunidad. La fundación y el proyecto de Centro Humanístico se presentaron al público en septiembre de 2012, en un acto celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, al que asistieron, entre otras autoridades, la entonces presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y el rector, Manuel López. Para entonces, ya se contaba con un proyecto arquitectónico de Jesús Marco y Marta Peribáñez, que ganaron en 2008 el concurso de ideas que se había convocado para la construcción del edificio. Ese proyecto, que suponía una inversión de tres millones de euros, se modificó para hacerlo más viable económicamente.

El edificio no solo albergará el legado del humanista alfindeño (una biblioteca de 5.000 volúmenes, su archivo personal, el material de trabajo recopilado a lo largo de los años...) sino que tiene previsto incluir espacios de los que anda necesitada la localidad, como salas de exposiciones o conferencias. El coste estimado es cercano ahora a los dos millones de euros.

Mientras, el antropólogo aguarda que la nueva corporación municipal se manifieste en torno al proyecto. Ayer, desde su domicilio madrileño, no quería echar leña al fuego de la controversia, aunque se manifestaba con claridad. "Este tema lo empezamos mi mujer y yo hace ya 25 años, y todos los alcaldes que se han venido sucediendo lo han acogido con muy buenas palabras pero luego no han hecho nada. No querría herir a nadie, la verdad, pero ha pasado mucho tiempo, he tenido que rehacer mi testamento varias veces y estoy ya muy cansado".

Carmelo Lisón subrayaba que su intención primitiva era que "la fundación fuera por el pueblo y para el pueblo, que sirviera de biblioteca, de centro humanístico y de investigación, porque tiene un capital intelectual extraordinario, porque los miles de folios manuscritos del archivo son necesarios para reconstruir la historia de Galicia durante el siglo pasado". Y añadía que "la construcción del centro es condición indispensable para que el legado vaya a La Puebla de Alfindén".

El Ayuntamiento, a favor

Ana Isabel Ceamanos, la nueva alcaldesa de la localidad, se mostraba ayer favorable al proyecto y pedía tranquilidad. "Este nunca ha sido un tema político y me gustaría que no se politizase algo que nunca lo ha estado. En los últimos cuatro años hemos estado de acuerdo con la propuesta del Partido Popular, que es quien ha gobernado, y esperamos que ese acuerdo que ha habido hasta ahora continúe en el futuro".

Sin embargo, la alcaldesa reconocía ayer que "en el presupuesto de este año no hay partida para iniciar los trabajos, es lo más que puedo decir". Y avanzaba que "en años futuros habrá que estudiar la fórmula para poder construir el edificio. Hay fórmulas para hacerlo, aunque tenemos un presupuesto anual de cinco millones y el edificio cuesta dos".




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo