Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Acusan a un joven de abusar de un menor y de sobornarle con tabaco y regalos

La Fiscalía pidió ayer seis años de cárcel para el encausado, quien logró contactar con la víctima a través de la red social Tuenti. La defensa mantiene que ambos eran amigos y que las relaciones fueron consentidas.

M. A. Coloma. Zaragoza Actualizada 02/07/2015 a las 07:20
Etiquetas
El acusado, en la Audiencia.mestre

La Audiencia de Zaragoza sentó ayer en el banquillo a David G. G., un joven zaragozano para el que la Fiscalía pide seis años de prisión por aprovecharse de un menor y convencerle para que mantuviera relaciones sexuales con él a cambio de dinero, tabaco u otros regalos. Aunque reconoce que no mediaron violencia o amedrentamiento alguno, la acusación particular insiste en que el consentimiento de la víctima "no fue libre", puesto que aún no había cumplido los trece años y "existió prevalimiento". De ahí que impute al acusado un delito continuado de abusos sexuales y solicite para él una condena aún mayor: ocho años y medio de cárcel. La defensa, por su parte, asegura que el joven, que cuando se produjeron los hechos tenía 19 años, mantenía una relación de amistad con el menor y que las relaciones sexuales fueron siempre consentidas.

Dada la edad del denunciante, que aún no ha cumplido los 18, el tribunal decidió que el juicio de ayer se celebrara a puerta cerrada. En cualquier caso, el escrito de calificación de la Fiscalía explica que los supuestos abusos sexuales se produjeron en 2013 y se prolongaron durante nueve meses. Recuerda, eso sí, que el ahora acusado ya propuso sexo oral al menor cuando este último tan solo tenía 11 años. Lo intentó, dice, aprovechando que ambos coincidieron en un polideportivo del barrio donde viven, pero la víctima se negó.

Según el ministerio público, el paso del tiempo no hizo desistir de su "libidinoso propósito" a David G. G., que se sirvió de las redes sociales –y deTuenti, en particular– para volver a establecer contacto con el menor a mediados de septiembre de 2013. Al parecer, a través de reiterados mensajes, el joven propuso al adolescente la práctica de relaciones sexuales retribuidas mediante la entrega de tabaco, preservativos, regalos, dinero, etc. No conforme con ello, según la Fiscalía, el acusado también pidió al chaval que le enviara fotografías o vídeos "de sí mismo o practicando sexo con terceros". "Llegando la procacidad a la proposición de la práctica de sexo en forma de tríos, en los que los participantes serían, o bien la novia del acusado, o bien el hermano del chico, también menor", apunta la acusación pública.

Voluntad "tenue y débil"

Según la Fiscalía, las "proposiciones lascivas" del joven tuvieron éxito, ya que al final logró convencer al menor para que ambos practicaran sexo oral. "Siempre mediante la retribución en dinero o especie que el acusado entregaba", insiste esta parte. "Tal actividad sexual degenerada se veía complementada con la remisión del acusado al antedicho menor de material pornográfico", añade.

Para el ministerio público no hay duda de que el encausado doblegó la voluntad "tenue y débil del menor" mediante la entrega de dinero en efectivo y regalos, "amén de con la diferencia de edad habida entre ambos". Por todo ello, además de la pena de seis años de cárcel, el fiscal exige que se indemnice a la víctima con 6.000 euros.

La acusación particular, que ejerce el letrado Javier Alonso en nombre de la madre del menor, acusa a David G. G. de atentar contra la libertad sexual del chico "viciando" su consentimiento "mediante el prevalimiento de una situación de superioridad". Para esta parte, los daños morales causados a la víctima son importantes, lo que le lleva a demandar para él una indemnización de 60.000 euros.

La defensa, a cargo de la letrada Mercedes Octavio de Toledo, se mostró ayer totalmente contraria a las pretensiones de las acusaciones, ya que entiende que su cliente no cometió ningún delito y debe ser absuelto. Recuerda que el joven y el denunciante apenas se llevan tres años y dos meses, por lo que cuando contactaron por primera vez en el polideportivo de su barrio ambos eran menores. Reconoce esta parte que, tiempo después de aquel primer contacto, los dos volvieron a comunicarse a través de la red Tuenti, iniciándose una relación de amistad "en el estricto sentido de la palabra". Admite también que ambos mantuvieron relaciones sexuales –"nunca hubo penetración, solo felaciones", dice–, pero "consentidas por ambos, a iniciativa indistinta".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual