Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

El temor de los inversores al impago de Grecia hunde las bolsas y dispara la prima de riesgo

El Ibex cae un 1,7% con la banca en pleno entre los títulos más castigados y el dinero vuelve al refugio del bono alemán.

Amparo Estrada. Madrid Actualizada 09/07/2015 a las 07:14
Etiquetas
Imagen de la Bolsa de Madrid, ayer.fernando alvarado/EF

El escaso avance en las negociaciones entre Grecia y sus acreedores (el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Unión Europea) ha sumido en el nerviosismo a los inversores y ha provocado el desplome generalizado de las bolsas europeas. El dinero se va del parqué en una nueva manifestación de su aversión al riesgo hasta que el futuro se aclare. Tras un fin de semana desastroso en las conversaciones, todas las alertas están encendidas ante el temor de que en la reunión del Eurogrupo del próximo jueves no se logre un acuerdo para el desembolso del último tramo de ayuda de 7.200 millones a cambio de un programa de reformas. Y los mercados no descartan ya que Grecia pueda llegar al impago o que acabe saliendo del euro.

Al Gobierno heleno se le acaba el tiempo: el próximo 30 de junio expira el programa de ayudas a Atenas y tiene que hacer frente al pago pendiente al Fondo Monetario Internacional de 1.600 millones de euros; además, en julio vencen los bonos en manos del BCE. "Hay un riesgo cierto de salida (de Grecia de la zona del euro) que no sería bueno para Europa y, desde luego, sería pésimo para el pueblo griego", reconocía el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Con este escenario, no es extraño que las principales plazas europeas acabaran ayer con fuertes caídas. El Ibex 35 se dejó un 1,7% y se aleja de la barrera de los 11.000 puntos cerrando en los 10.842, el nivel más bajo desde febrero. Con este cierre, la ganancia en lo que va de año se limita al 5,4%. Aunque Sacyr fue el valor más castigado al registrar una caída del 4,51%, es el sector bancario al completo el que registra pérdidas generalizadas por su relación con el riesgo-país, siendo los mayores descensos los del Popular (3,36%), Sabadell (2,58%) y Bankinter (2,33%). Santander baja un 2,17% y BBVA, un 1,927%. También el resto de las bolsas europeas se tiñó de rojo. Fráncfort cayó el 1,89% y París un 1,75%. Atenas continuó su espiral bajista y se hundió un 4,68%, que se suma al 5,9% que perdió el viernes.

Pero no solo sufren las cotizaciones bursátiles. La prima de riesgo española se ha ido a máximos de casi un año. Ayer superó los 160 puntos básicos (llegó a los 166 puntos al mediodía), su máximo desde agosto de 2014, aunque luego bajó ligeramente a los 158 puntos, lo que supone una subida de más del 40% en menos de un mes. Ahora la prima de riesgo española vuelve a superar a la italiana.

La renta fija de los países periféricos está siendo penalizada mientras los inversores vuelven a tomar posiciones en valores refugio como el bono alemán o el oro. El tipo de interés de la deuda pública germana se sitúa en el 0,8% cuando había llegado a rozar el 1% la semana pasada por primera vez en un año. Por el contrario, a la deuda pública española se le está exigiendo una rentabilidad del 2,4%. Hoy martes, el Tesoro Público hará una subasta de letras donde muy probablemente tendrá que subir los tipos de interés ofrecidos aunque no tendrá dificultades en colocar la emisión. En Grecia, la prima de riesgo supera los 1.100 puntos y el tipo de interés exigido a su deuda sobrepasa el 28%.

La tendencia bajista alcanzó también a la apertura de Wall Street, que afronta una semana clave por la reunión de la Fed y la incertidumbre respecto a si empezará a subir los tipos de interés tras el sorprendente –y positivo– dato de creación de empleo del mes pasado.

Standard & Poor’s

Mientras entre los acreedores se insiste en que es el Gobierno griego el que tiene que dar el paso para intentar llegar a un acuerdo que serviría para disipar los temores que desestabilizan los mercados (con un Mario Dragi, presidente del BCE, que recalcó ayer que "la pelota está en su tejado"), para templar un poco los ánimos la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s aclara que, si Grecia no hace frente a los vencimientos previstos para julio y agosto de la deuda en poder del Banco Central Europeo, cuyo importe asciende a unos 6.700 millones de euros, eso no conllevaría rebajar el ‘rating’ griego a la condición de "impago selectivo", ya que las calificaciones soberanas asignadas se refieren a la capacidad y voluntad de hacer frente a las obligaciones financieras frente a acreedores comerciales, no oficiales, y la agencia considera al BCE como un acreedor oficial.

S&P concluye que, en tal situación, siendo todas las demás circunstancias iguales, no movería el ‘rating’ de Grecia, aunque el no pagar probablemente constituiría "un factor negativo" en el análisis de la agencia y podría conllevar a una calificación inferior a la actual nota ‘CCC’, por debajo del bono basura.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual