Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Concurso y memoria

Una sede comarcal

Espacio arqueológivo en Daroca: ese gran desconocido.

R. Marco Actualizada 07/05/2015 a las 22:38
Etiquetas
0 Comentarios

En 2007 se convoca un concurso para la ampliación de la sede de la Comarca del Campo de Daroca. El fallo recae en la propuesta del arquitecto Sergio Sebastián.

El concurso nace como consecuencia de la aparición de unos restos arqueológicos: un pozo celtíbero (siglo I antes de Cristo); calzada romana(siglo II) restos de pozo y viviendas islámicas fase andalusi; muros bajomedievales; arcos de la posible bodega del Palacio Almudí del siglo XV. Es el primer hallazgo de estas épocas localizados en la localidad zaragozana de Daroca, lo que hace retroceder la cronología de la ciudad en 10 siglos respecto del primer asentamiento de la ciudad.

El proyecto trata de conciliar las ruinas encontradas con el programa funcional propuesto: zona aparcamientos, sala multiusos y zona museística.

Desde el comienzo de las obras en 2009 hasta su finalización en 2012 ha sido un continuo ‘feed-back’, un replantearse las ideas iniciales, es el típico ejemplo en el que el proceso adquiere un rol mucho más importante que el propio proyecto inicial, debido fundamentalmente a la multitud de datos nuevos que surgen al ir desarrollando la obra.

Es un proyecto de escala pequeña y no por ello menos jugoso; muy al contrario, posee una gran capacidad evocadora. "Se es del tamaño de lo que ves, no del tamaño de tu estatura" nos decía el poeta Fernando Pessoa. En esta obra de Daroca, tan galardonada en distintos rincones del mundo, hay una serie de valores, que intentamos desgranar en el artículo de al lado.
Más información







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual