Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Economía

La renta más madrugadora

En Aragón pueden deducirse 75 euros los mayores de 70 años y desgrava la compra de libros de texto y material escolar, con límites según los ingresos la renta más madrugadora.

Beatriz Alquézar Actualizada 14/04/2015 a las 21:35
0 Comentarios
Oliver Duch

La Agencia Tributaria adelanta a abril la campaña del IRPF en internet no solo para los borradores del impuesto sino también para el resto de declaraciones. Espera un ligero aumento de los declarantes después de tres años de caída por la crisis. Entre las novedades, las mejoras en la tributación tras una dación en pago y para preferentes

La campaña de la Renta ha comenzado esta semana en internet. La Agencia Tributaria sigue empeñada un año más en que cada vez sean más los contribuyentes que presenten la declaración sin pasar por sus oficinas, en las que la atención no comenzará hasta el 11 de mayo. Entre los alicientes de este año está conseguir cobrar antes la devolución por el adelanto a abril de la presentación de las declaraciones que se pueden confeccionar con el programa informático Padre, que el año pasado tenían que esperar al mes de mayo. Desde este semana se pueden no solo confirmar borradores como en años anteriores, sino también presentar declaraciones. El plazo finaliza el 30 de junio.

En Aragón, la Agencia Tributaria calcula que 300.000 contribuyentes podrán beneficiarse del cambio –casi la mitad de los 687.000 declarantes previstos–, y adelantar la presentación. El 75,6% de las declaraciones de la Renta se presentaron el año pasado por internet en la comunidad.

"El adelanto siempre es positivo porque es una mejora de derechos", explica Arturo Hernández, desde la comisión de fiscal del Colegio de Economistas de Aragón.

La presentación por internet comenzó en 1999, una vía que solo usaban 115.000 declarantes en toda España. El año pasado fueron casi 14 millones de impuestos de la Renta los que llegaron a través de los servicios de ayuda por internet, del total de 19 millones de declarantes. El principal hito fue la introducción del envío del borrador de la declaración al domicilio desde 2003 y la puesta en marcha del servicio RENO en 2011 para obtenerlo directamente en la página web de la agencia.

Este año los expertos reconocen que hay pocas novedades en la confección del impuesto, a la espera de la reforma fiscal que se notará en la campaña del año que viene.

Entre los cambios figura la exención de las posibles ganancias que pueda obtener el contribuyente en el caso de una dación en pago. "Antes podía darse el caso de que tuvieras que entregar el inmueble al banco y al cancelar la deuda se considerara que se había producido una ganancia patrimonial", explica Hernández. Por ejemplo, si la vivienda costó 100.000 euros pero la hipoteca se firmó por 150.000 euros, al cancelar la deuda había que declarar por la diferencia de 50.000. En las declaraciones de este año queda exento.

Además, se mejora la tributación para los afectados por la compra de participaciones preferentes, que han sufrido pérdidas tras el canje de estos productos de alto riesgo. "Se corrige parcialmente el mecanismo de compensación, que permite compensar rendimientos de capital negativo tras el canje por acciones con la ganancia que pudiera tener a la venta de dichas acciones", indica. Sin embargo, reconoce que en la práctica "son tantos los límites en la cuantía que tiene poca aplicación". A ello se une que considera que la reforma llega tarde para ayudar a la mayoría de los afectados por la colocación de estos productos tóxicos. "El daño ya está hecho y nadie tiene preferentes hoy, por lo que el mecanismo podrá funcionar si en el futuro se dan problemas", añade.

Despidos de 180.000 euros

Otra novedad es que las indemizaciones por despido tributan, aunque solo si superan los 180.000 euros. Se aplica a los despidos que se produzcan a partir del 1 de agosto de 2014 y los derivados de un expediente de regulación. El límite es elevado, pero está siendo uno de los factores tenidos en cuenta en las negociaciones laborales de sectores con ajustes como la banca.

En esta campaña se espera un ligero repunte de los contribuyentes, que en Aragón se queda en línea con la media nacional, con un 0,12% y unos 800 más, según las previsiones que presentó esta semana la delegada especial de la Agencia Tributaria en Aragón, Paloma Villaro. En los últimos tres ejercicios Hacienda ha perdido declarantes por la crisis, debido a la caída del empleo y la actividad. En las previsiones de Hacienda, la variación se mantiene para las tres provincias. Zaragoza espera 503.696 declaraciones (595 más que el año pasado); Huesca, 113.070 (134 más) y Teruel, 71.084 rentas (84). Las declaraciones a ingresar se calcula que aumentarán un 2,36% y que las devoluciones caerán un 1%.

La comunidad no se ha caracterizado por introducir novedades en el impuesto, en la parte del gravamen que le corresponde, pero este año hay algunos cambios. En el terreno de las deducciones, los contribuyentes de 70 o más años que perciban rendimientos del trabajo tendrán una deducción de 75 euros, apunta Iván Pineda, experto fiscal del Colegio de Gestores Administrativos de Aragón. Sus ingresos no tienen que proceder exclusivamente de rentas del capital y su base imponible no debe superar los 23.000 euros.

En Aragón también desgravan los gastos en seguros de salud, recuerda. Así, el contribuyente se podrá aplicar una deducción del 10% de las primas que haya pagado siempre que se trate de un "seguro voluntario" y no se puede desgravar "la parte que corresponda a salud dental", indica Pineda. La base imponible del contribuyente no puede superar los 30.000 euros.

Este año se amplía la deducción por libros de texto al material escolar. Esta permite desgravarse todo el dinero que se haya pagado para estos dos conceptos para educación primaria y secundaria. Pineda recuerda que existen varios límites que hacen que quienes tengan unos ingresos superiores a 25.000 euros no tendrán derecho a la deducción. El mínimo es de 37,50 euros y el máximo de 150 euros por hijo, este último para familias numerosas.

Tanto la Agencia Tributaria como los expertos insisten en la necesidad de revisar el borrador del impuesto. "No hay que fiarse", indica Hernández. Aconseja tener "mucho cuidado" al comprobar que son correctos los datos relativos a deducciones como la de maternidad o la de adquisición de la vivienda habitual. Esta última ya se eliminó para los que compraron piso a partir de 2013, pero se mantiene para los que lo hicieron antes. "Solo es deducible la parte del préstamo que se dedique a la adquisición", dice, no si se pidió más dinero para otras cuestiones como el coche o los muebles.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual