Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Corrupción

Interior condecoró con la máxima distinción al comisario del ático mientras era investigado

El Ministerio investigará el patrimonio de Villarejo, pero no por qué ocultó las grabaciones a Ignacio González.

Melchor Sáiz-Pardo Actualizada 13/04/2015 a las 21:06
0 Comentarios
Ignacio González y Esperanza Aguirre, ayer en una reunión del PP de Madrid .Fernando Alvarado/Efe

El caso Ático no deja de dar sorpresas. Algunas poco creíbles, como premiar a un comisario mientras el Ministerio del Interior le acusaba –y aún se le acusa, pues la causa no está archivada– de haber participado en una "investigación ilegal" al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Pero así fue. La Dirección General de la Policía concedió en la primavera de 2014 la máxima distinción del cuerpo, la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo, al comisario José Manuel Villarejo. Según los documentos a los que ha tenido acceso Colpisa (incluidas imágenes) el mando policial fue condecorado con esa medalla, que está pensionada y que solo se puede conceder por haber puesto en riesgo la vida, en un acto muy restringido. Aunque su medalla se aprobó en octubre de 2013, no le fue entregada en la tradicional fiesta de los Ángeles Custodios (patronos del Cuerpo) de ese mes, sino en una ceremonia en la sede central de la Policía, en la calle de Miguel Ángel de Madrid. Y fue el director adjunto operativo, el número dos del cuerpo, Eugenio Pino, quien se la impuso.

Fue precisamente Pino el que un año antes, en marzo de 2012, ordenó investigar a Villarejo y al entonces comisario de Marbella, Agapito Hermes de Dios, por haber participado en una "investigación ilegal" a González sin informar a superiores. Investigación que sigue abierta en el Juzgado de Instrucción 47 de Madrid. El departamento de Asuntos Internos, incluso, acusó de "deslealtad" a Hermes y Villarejo con Pino por no haberle tenido al día de esas pesquisas sobre el ático de Estepona y la posibilidad de que el inmueble fuera un cohecho relacionado con la red Gürtel.

Según fuentes policiales, la medalla a Villarejo fue por los servicios prestados en 2012 y 2013 en Cataluña en plena ofensiva soberanista. Él siempre se ha definido como "agente encubierto", aunque esta figura solo existe en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, por lo que no se entiende qué hacía en Cataluña.

Por entonces, y en plena polémica por la aparición de unos documentos policiales apócrifos sobre cuentas en el extranjero que implicaban a Artur Mas, también fueron condecorados los comisarios Marcelino Martín-Blas Aranda, jefe de Asuntos Internos y enfrentado con Villarejo, y José Luis Olivera, entonces al frente del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado. Se trata de los dos policías que el 29 de octubre de 2012, en plena campaña de las elecciones catalanas, se desplazaron a Barcelona para tratar de "convencer" a la Fiscalía de que reclamara al juez el registro de la sede de Convergència, el partido de Mas, dentro del caso Palau de supuesta financiación irregular del partido.

Pero la desconocida medalla a Villarejo meses después de conocerse su implicación en la investigación a González es solo parte de un puzle que cada vez parece más confuso. Además, el ministro del Interior acrecentó aún más el embrollo. Jorge Fernández Díaz anunció que ha ordenado un informe sobre el patrimonio de Villarejo después de que el diario ‘El País’ publicara que el comisario participa en doce empresas que acumulan cerca de 16 millones de euros de capital.

Emporio empresarial

El hecho de que Villarejo tenía un emporio empresarial cuando regresó a la Policía en 1993, y que todos los directores del cuerpo y ministros del Interior de los últimos 21 años le habían permitido seguir con su actividad, es vox pópuli en la institución. Es más, el propio Villarejo jamás lo ha ocultado, hasta el punto de que aparece en el registro mercantil como administrador de varias de esas sociedades.

Sin embargo, Fernández Díaz dijo ayer desconocerlo todo. "He pedido a la Dirección General de la Policía que me haga un informe porque evidentemente comprenderán que no es el ministro el que debe saber cuál es el patrimonio de los funcionarios", afirmó. "Yo doy en principio la presunción de que cuando se autorizó (la compatibilidad empresarial con la policial) es porque se cumplían los requisitos", apostilló.

Interior investigará, pues, el patrimonio y las actividades privadas del controvertido comisario, pero no sus actividades como policía o por qué no incluyó ni entregó al juzgado las grabaciones que hizo de su encuentro con Ignacio González.
Fue en noviembre de 2011 cuando Villarejo y otro comisario de la Policía se
reunieron con el entonces vicepresidente madrileño en una cafetería de la Puerta del Sol de Madrid. El encuentro duró 43 minutos, según informó el lunes el diario ‘El Mundo’, que difundió un audio editado de cuatro minutos grabado durante la cita.

En la reunión, el gobernante manifestó su miedo a que trascendiera que era el verdadero propietario del ático. Según se escucha, Villarejo informa a González de que hay una persona que le vincula a una sociedad radicada en Delaware. González lo niega y añade: "El tema es que si sale... eso es lo que yo no quiero". "Efectivamente, efectivamente, eso es lo que hay que evitar", responde Villarejo.

El comisario sostiene que sí que facilitó las grabaciones de aquel encuentro el 29 de noviembre de 2011, pero el ministro lo negó ayer. "En el expediente judicial no se informó de esa grabación y yo me he enterado igual que usted", respondió Fernández Díaz en el Senado, donde el socialista Enrique Cascallana le criticó por mantener un "silencio estruendoso".

Caso judicializado

A pesar de que el Gobierno sostiene que Villarejo ocultó esas cintas, Interior descartó investigar al comisario por ocultar esas pruebas fundamentales en el caso Ático. Es más, tampoco está dispuesto a indagar sobre si el agente pudo cometer algún tipo de irregularidad al comunicar a González que estaba siendo investigado y por ofrecerle tapar el asunto. Fernández sigue sosteniendo que este caso está siendo investigado en el Juzgado de Instrucción 47 de Madrid, aunque en realidad en esa sede solo se indaga si la investigación del comisario de Marbella fue ilegal. No si hubo un chivatazo de Villarejo.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pidió ayer al Ministerio del Interior que la investigación sobre el comisario Villarejo no se limite solo a sus actividades empresariales, sino que también se indague en su relación con Ignacio González y la grabación de la cita en la Puerta del Sol. El objetivo, según Sánchez, es poder "esclarecer, por el buen nombre de la Policía Nacional", las dudas que pueden tener la ciudadanía.

Sobre la situación del presidente madrileño, Sánchez reiteró la petición que el lunes realizó al presidente del Gobierno: "Rajoy debería exigir la dimisión inmediata de un presidente que ha demostrado, en esas grabaciones, que no es digno de seguir siendo el presidente de los madrileños por más tiempo".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual