Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sociedad

La nieve en rosa

​Los famosos disfrutan del esquí en Aragón, lejos de los ‘paparazzi’.

0 Comentarios
Carlos Jean pinchó en la terraza de Izas de Formigal durante la fiesta de despedida del año.Formigal

A Pedro Sánchez, líder de los socialistas, le gusta deslizarse en tabla por las pistas de esquí y mostrar ese aspecto más moderno que confiere el ‘snow’, mientras que la vicepresidenta del Gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría, es mucho más clásica y prefiere calzarse los esquís de toda la vida para disfrutar con el fresco y puro aire que acaricia la cara cuando uno desciende por Tres Hombres, Gallinero o Espelunciecha.

Las estaciones altoaragonesas han acaparado los pasados días festivos la atención de políticos y famosos que han decidido disfrutar del deporte blanco en Navidad. La seguridad de no tener a la prensa rosa apostada a pie de las pistas o en las cafeterías es un punto a favor del destino turístico de la nieve de Aragón que, además de a habituales como el Gran Wyoming, la vicepresidenta del Gobierno, el productor musical y DJ Carlos Jean o la exmujer del torero Espartaco, Patricia Rato, también ha convencido al empresario Antonio Asensio, del Grupo Z, y a uno de los actores más atractivos del panorama nacional, que pronto volverá a las pantallas con la exitosa serie de ‘El Príncipe’, José Coronado.

Polos opuestos en el panorama político, ambos han elegido Aragón para recibir el 2015, aunque Pedro Sánchez (PSOE) y Soraya Sáenz de Santamaría (PP) no han tenido que felicitarse el año. Si la vicepresidenta optó, un año más, por las pistas de Formigal, de las que es ya una habitual; el líder socialista se inclinó por las más alejadas de estas, las de Cerler, en el valle de Benasque. En su reciente visita a Aragón, Sánchez aseguró a la prensa que es un gran aficionado al deporte blanco, al que le gustan mucho las pistas ribagorzanas, pero también las del valle de Tena y las del Aragón.

El socialista sorprendió con la tabla, con la que incluso se dejó grabar algunas bajadas, y apostó por el negro y el azul (que no el rojo de la rosa que identifica su partido como apuntaron algunos tuiteros) para deslizarse por la nieve. Mientras, Sáenz de Santamaría, enfundada en un moderno anorak de la marca Napapijri, también se dejó retratar en la terraza de Sextas de Formigal, en un soleado día en el que decidió disfrutar de los trineos y la nieve con su retoño en lugar de calzarse los esquís. Ambos se desplazaron hasta el Pirineo acompañados de sus respectivas familias.

También el atractivo actor José Coronado visitó la estación de Formigal con su familia: su hijo Nicolás Coronado con el que comparte profesión y la novia de este, la modelo Ainara Arístegui. Para el artista, que pronto volverá a las pantallas de Telecinco para encarnar al duro inspector de policía Fran Peyón, las pistas del valle de Tena no le resultaron extrañas ya que, el parecer, la visita de esta Navidad no era la primera que realizaba al complejo invernal.

La reina de la fiesta

Formigal, además de por su gran dominio esquiable, destaca por el ‘après-ski’, con el que sus reponsables intentan también conquistar al público. Trineos tirados por perros, aventuras con uno de madera, similar al de Heidi, en plena noche por una pista iluminada para la ocasión, cenas exclusivas en una antigua cabaña de pastores a la que se accede en un ‘ratrack’ (una máquina pisapistas) y, sobre todo, su bar Marchica, en el que tras el cierre de los remontes la música no para de sonar y en el que decenas de esquiadores danzan al son que marca el pinchadiscos de turno, son algunos de los atractivos añadidos.

Pero, además, la reina de la fiesta blanca, Formigal, cuenta todos los años con un DJ especial, Carlos Jean. El productor musical, que visitó la estación por primera vez en 2012, se ha convertido ya en una habitual de los ‘platos’ en este bar, en la terraza-coctelería de Izas o en la sala nocturna Tralalá. Su historia de amor con Formigal empezó hace tres años, cuando ofreció un multitudinario concierto en la zona de Anayet –donde se levantó un escenario gigante– y quedó prendado de las sensaciones que produce descender por las laderas tensinas subido a una tabla. Brian Cross también ha pinchado en la estación (2013) y la cantante Soraya (que se hizo popular en ‘Operación Triunfo’ y representó a España en Eurovisión) ofreció asimismo un espectáculo el pasado invierno.

Y aunque gafas, gorros, cascos y anoraks apenas permiten reconocer a un famoso, el momento de relax en la cafetería puede descubrir más de una sorpresa. Antonio Asensio, del grupo Z, y el presentador Gran Wyoming son otros de los rostros que se han paseado por Formigal estas fiestas. Patricia Rato, la exesposa del torero Juan Antonio Ruiz, Espartaco, también es una habitual de las pistas altoaragonesas ya que su familia tiene, desde hace muchos años, casa en Jaca. Ella, además, se construyó otra en el valle de la Garcipollera, en Castiello de Jaca.

También son viejos conocidos del Valle de Tena, aunque estas Navidades han elegido otros destinos, la exesposa de Cayetano Martínez de Irujo, Genoveva Casanova, que suele acudir con los gemelos de ambos, o el futbolista Guti. La actrices Ana Duato, Megan Montaner, Cayetana Guillén Cuervo o Kira Miró, también, así como Patricia Conde. Políticos como Leire Pajín, presentadores como Ernesto Sáenz de Buruaga o Joaquín Prat junior o el actor Óscar Jaenada y su novia, Bárbara Goenaga, disfrutan a menudo en Formigal.

Baqueira mantiene su hegemonía en cuanto a famoseo, pero poco a poco se va haciendo un hueco Formigal, gracias a la discreción, que mantiene estos rostros conocidos a salvo de los ‘paparazzi’ y los ‘flashes’ del papel ‘couché’.

Felipe VI todavía no ha visitado el complejo como rey, aunque sí lo hizo como príncipe el pasado invierno acompañado por un grupo de amigos.

No es exclusivo de Formigal el conquistar a los rostros de los famosos. Conocido es que la familia real siempre ha sido una asidua a la decana de las estaciones, Candanchú, y aunque el rey Juan Carlos hace ya unos años que no se le ve sobre los esquís, Felipe de Borbón la ha visitado en más de una ocasión, la última en 2013. E incluso su mujer, la ahora reina Letizia, se inició en el deporte blanco en este complejo y de la mano del que entonces director, Eduardo Roldán, amigo de la Familia Real.
En Cerler estuvo hace tres temporadas de cursillo, con su colegio de Madrid, la hija de la infanta Elena, Victoria Federica.

Esa misma temporada, también Francisco Ortiz, hijo de la popular Gunilla Von Bismarck, y su esposa Elisabet Dutú, se dejaron ver por la que es la estación más alpina. Gema López y María Patiño visitaron el año pasado Los Llanos del Hospital de Benasque y Pocholo estuvo en Candanchú. Mientras que al político vasco José Antonio Basagoiti le gusta Panticosa.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual