Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

A fondo

Queridos Reyes Magos... "Me pido mejores precios, una PAC justa y..."

Tras dejar atrás un año complicado por el veto ruso, el descenso de la renta y la enrevesada política de Bruselas, el sector agroalimentario aragonés anhela un 2015 con mejores perspectivas. Se lo ha pedido en una carta a los Reyes Magos.

Chus García 06/01/2015 a las 02:00
Etiquetas
0 Comentarios

Los Reyes Magos ya están de camino. Y el sector agroalimentario aragonés los espera con impaciencia confiado en encontrar en la mañana del 6 de enero en sus explotaciones y en sus industrias aquellos regalos que devolverían la ilusión a una actividad productiva que ha dejado atrás un año en el que han tenido que trabajar duro para lidiar –no siempre con éxito– con los caprichos del clima, los vaivenes de los precios, los daños colaterales de las batallas geopolíticas o las ocurrencias de última hora y sin previo aviso de aquellos que manejan los hilos del campo desde los lejanos y alejados despachos de Bruselas.

Como exige la tradición, sus representantes (UAGA, Asaja, Araga, UPA y la Asociación de Industrias de la Alimentación de Aragón) han escrito sus preceptivas cartas a Melchor, Gaspar y Baltasar, a los que les reconocen que "algunas de nuestras peticiones son repetidas de años anteriores" y que las hay incluso "que conoceréis de memoria pues llevamos siglos pidiéndolas", pero a los que justifican tanta insistencia lamentando que "¡es que todavía no nos habéis traído lo que pedimos!".

Dicen que se merecen esos regalos. "Hemos sido muy buenos. Además de trabajar cada día en nuestra explotación, en el campo o con el ganado, hemos luchado con fuerza por una PAC social y más justa, hemos protestado contra las injusticias incluso saliendo a la calle y haciendo ruido con los cencerros de nuestros pastores porque peligra su supervivencia, hemos exigido medidas contra la crisis de precios, especialmente para los productores de fruta, hemos hecho alegaciones a los presupuestos, a borradores de leyes para mejorarlas y a diferentes actuaciones administrativas en defensa de los agricultores, de los ganaderos, del medio ambiente y de nuestros pueblos para que sigan con vida", explica la organización agraria UAGA.

Y lo destaca también la patronal de las industrias alimentarias de la Comunidad,que insiste en que "el segundo sector industrial de Aragón, que ha mantenido el empleo en los peores momentos de la crisis, que sigue generando inversión y atrayendo recursos externos a Aragón a través de su superávit comercial, y que vertebra junto al sector agrario el extenso territorio de la Comunidad, merece que sean atendidas sus peticiones".

El juego de la PAC

No les gustó la Política Agraria Común que les ‘regalaron’ hace años y aunque han estado desde 2013 trabajando sin parar para que Bruselas, el Ministerio y la consejería de Agricultura entendiesen cuáles eran las piezas clave para construir las reglas del nuevo juego de la PAC, desde el norte de Europa (¿habrá sido Papa Noel?) les han obsequiado con una nueva reforma modificada a última hora, sin previo aviso y con desagradables sorpresas. Así que todo el sector lo tiene claro. Pide una nueva Política Agraria Común.
"Más justa y solidaria", escribe UAGA, que la quiere, como mínimo, "sin referencias históricas, con pagos redistributivos y a zonas con limitaciones naturales" y que permita que se intercambien sus ‘piezas’ "para impulsar el desarrollo rural mediante el traspaso de fondos al segundo pilar". No todos pueden recibir este regalo. Está reservado, detalla en su misiva esta organización agraria, para el agricultor activo, es decir "aquel cuya venta de productos agrícolas y ganaderos sea superior a un 25% del total de los ingresos y cotice a la Seguridad Social".

Asaja también desea una PAC nueva. La pide hecha con más cuidado, "suficiente antelación" y, sobre todo, más resistente, "estable en el tiempo", porque esta organización está cansada de "tener que cambiarla cada dos o tres años".

De la PAC habla también la carta real de UPA-Aragón, pero esta organización pide a Sus Majestades de Oriente que el regalo lo dejen en casa de quienes la ‘fabrican’. Para ellos (los responsables públicos) este sindicato pide "cordura, responsabilidad y un poco de sentido común" para que puedan elaborar un reparto de ayudas "más justo y social".

Huchas para ahorrar

No lo dicen explícitamente en sus cartas, pero al sector agrario, a todas y cada una de sus explotaciones, les vendría muy bien una hucha. Lo que quieren es ahorrar. Y para lograrlo esperan que los Magos de Oriente lleguen cargados de "buenos precios" para los productos agrícolas y ganaderos. "Unos precios que nos permitan vivir dignamente de lo que cultivamos y criamos", escribe Asaja.

"¿Saben lo frustrante que es que estés todo el año trabajando y cuidando tus árboles y la fruta y que cuando te la liquiden no te dé ni para los jornales?", pregunta UPA directamente a los Reyes Magos, a los que solicita que "conviertan" a la industria alimentaria y a la distribución en "agentes económicos responsables y comprometidos con la agricultura y la ganadería", para que entiendan que lo mejor para sus negocios es que "los profesionales a los que compran tengan la rentabilidad suficiente para poder seguir produciendo". También Araga quiere unos precios justos "primordiales para nuestra supervivencia", dice. Y todos ellos reconocen que sería un buen regalo que los costes de producción llegaran en este 2015 en formato más reducido porque actualmente es tal su magnitud que ya no pueden ni arrastrarlos.

A ese ahorro ayudaría, insisten en sus misivas las organizaciones agrarias, que las administraciones públicas fueran un poco más generosas y reservaran en el bolsillo del monedero en el que guardan los fondos para el sector agrario el dinero suficiente para que el sector pueda seguir contratando seguros, pueda financiar la investigación, para que puedan incorporarse jóvenes, modernizarse las explotaciones o cuidar el medio ambiente. "Sabemos que es una cosa difícil", reconoce UAGA, que pide en su carta que el Gobierno de Madrid y el de Aragón tengan recursos económicos para atender no solo las anteriores exigencias, sino también una larga lista de apoyos para la ganadería extensiva y a las razas autóctonas, para potenciar y promocionar la agricultura ecológica, para hacer nuevos regadíos y concentraciones parcelarias, para la recogida de cadáveres, para promocionar la titularidad compartida de las explotaciones, para regular los mercados y garantizar la renta de los profesionales del sector, para la agroindustria… y para que se mantengan y mejoren los servicios en nuestros pueblos (la sanidad, las escuelas, las comunicaciones...).

Urnas electorales

Hay un regalo que todas las organizaciones quieren compartir. Piden urnas en las que agricultores y ganaderos puedan emitir su voto para elegir a los representantes del sector "en unas elecciones al campo democráticas y legítimas", dice UAGA. "Llevamos 14 años sin que nos pregunte qué pensamos y quiénes nos deben representar", escribe Araga, que pide que haya papeletas para todos los agricultores "independientemente de si cotizan o no a la Seguridad Social". Esta organización añade además unas peticiones algo más concretas, entre ellas tractores nuevos, un tren que pueda utilizar la estación de Canfranc, o un gran canal en la margen derecha del Ebro por el que navegaría el futuro y la riqueza "no solo de muchos de nuestros pueblos sino de toda nuestra Comunidad".

Viajes al extranjero

La industria alimentaria también se ha dirigido a los Reyes Magos. Sus peticiones tienen la mirada puesta en el exterior. Quieren estar en la mesa de los consumidores españoles, pero aseguran que necesitan viajar y que sus productos lleguen hasta los más lejanos países. Para eso, insisten, necesitan que las Administraciones "trabajen en una estrategia única y coherente de promoción alimentaria, codo con codo con las empresas aragonesas, e impulsando actuaciones más ambiciosas y de mayor visibilidad para el sector y para Aragón". Quieren maquinaria moderna y eso significa, dice AIAA, que las arcas públicas tengan el presupuesto necesario para cofinanciar las ayudas que llegan desde Bruselas para garantizar el desarrollo rural. Y piden lazos para unir a las empresas del sector porque "para defender sus intereses y afrontar los retos de futuro va a ser necesario un mayor grado de colaboración".

No se han olvidado las organizaciones agrarias de otros ‘compañeros de viaje’ del sector agrario. Así, UAGA pide "para Modesto Lobón (consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón), carbón". Y UPA recuerda a Baltasar que no se olvide de dejar algún saquito de este negro mineral en las ventanas de "Dacián (Ciolos, ex comisario de Agricultura de la UE), Miguel (Arias Cañete, exministro de Agricultura), e Isabel (García Tejerina, actual ministra de Agricultura)".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual