Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CELEBRACIÓN

Velas, dulces y danzas hebreas

La Casa de las Culturas de Zaragoza fue el escenario de la celebración de Hanukah, la fiesta judía de las luces.

L. SANZ. ZARAGOZA Actualizada 16/12/2011 a las 22:18
0 Comentarios
A la derecha, la 'hanukia' con todas sus velas encendidasL.S.

Más de 60 personas de diveras religiones asistieron este viernes en la Casa de las Culturas de Zaragoza a la celebración de Hanukah, la festividad anual de los judíos que se celebra durante ocho días consecutivos. Aunque la fecha oficial de comienzo de esta celebración es el día 20 de diciembre, el próximo martes, la asociación cultural Sefarad Aragón eligió la tarde del viernes para dar a conocer esta tradición judía.

Hanukah (en hebreo, 'festividad'), también llamada Fiesta de las Luces o de las Luminarias, conmemora la reconsagración del templo de Jerusalén por Judas Macabeo en el año 165 a.C., tras ser el santuario profanado por Antíoco IV, rey de Siria y señor de Palestina. Cuando los judíos reconquistaron la cuidad, se purificó el templo y se consagró con festejos que duraron ocho días. Según la tradición, las velas del templo ardieron durante ocho días con una cantidad de aceite que solo podría durar un día. Este milagro se recuerda con el encendido de velas durante ocho días en la 'hanukia', un candelabro de nueve brazos.

La celebración en la Casa de las Culturas, con Timna Freire, coordinadora de Sefarad, como maestra de ceremonias, comenzó con bendiciones cantadas en hebreo: a las velas, al ponche (vino caliente con granada, limón y menta) y al pan. "Normalmente, tras las velas, se bendice el pan, el fruto de la tierra. Pero en los días festivos se bendice primero el vino, así que tapamos el pan para que no se ofenda", explica Timna.

Tras el reparto entre los asistentes de 'kipahs' (el casquete utilizado por los hombres durante la oración), ponche de Hanukah, pan con sal, dulces con naranja y monedas de chocolate, simbolizando la fortuna, se procedió al encendido de la 'hanukia': "siempre con velas, nunca con mechero", aclara Timna. Y no se encendió solo una, ya que los asistentes formaron una luminaria humana, portando velas encendidas.

Y después de las bendiciones y el encendido de las velas no podía faltar un elemento fundamental en las fiestas judías: el baile. Con danzas tradicionales hebreas terminó esta celebración, una de las actividades que Sefarad Aragón organiza para difundir la cultura judía.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual