Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tecnología

Nilox DOC, deslizándose por la vida

Los ‘hoverboards’ llegan poco a poco a las calles a medio camino entre vehículo recreativo y de transporte.

28/05/2016 a las 06:00
Nilox DOC

Mucho equilibrio y poco sentido del ridículo, una vez reunidas estas dos cualidades estás listo para subir por primera vez a un ‘hoverboard’ (patinete eléctrico). Al principio, todo se tambalea, tanto tu cuerpo como tu dignidad y, como la primera vez que esquías, patinas o montas en bici, existe un periodo de adaptación en el que hacer el ‘pato’ es inevitable. En HERALDO hemos pasado unos días moviéndonos por Zaragoza con un Nilox DOC, el ‘scooter’ eléctrico de esta marca italiana valorado en 375 euros. Esta ha sido nuestra experiencia.

Nada más poner el pie sobre él, como si de un animal se tratara, el ‘hoverboard’ detecta nuestro miedo y comienza a temblar. Nos rechaza. Lo mejor es subir sin pensar. Una, dos, tres... ¡Arriba!

Una vez encima, los balanceos erráticos nos enseñan poco a poco que los movimientos deben ser muy leves e intuitivos, casi sin pensar. Una pequeña inclinación hacia delante nos llevará en esta dirección y el gesto contrario nos hará frenar. Llevar el peso a uno u otro lado nos hará girar, con una suave curva si estamos en movimiento o sobre nuestro propio eje si estamos parados.

Cuando ya conocemos los movimientos básicos, toca salir a la calle y prepararse para ser el blanco de todas las miradas de los adultos, que se van apartando y volviendo la mirada a nuestro paso, y de los "¡Hala, qué pasada!", cargados de envidia, de los niños.

De paseo en ‘hoverboard’

El patinete eléctrico ha dado el salto de los vídeos de tortazos de Youtube a las calles de las ciudades. No es el medio de transporte ideal para aquellos que quieran pasar desapercibidos, pero se trata de una nueva manera de desplazarse, como flotando sobre la acera, y que, una vez superado el periodo de adaptación, se vuelve casi natural y muy divertido.

Un ‘hoverboard’ se disfruta más sobre una superficie lisa. Los suelos formados por pequeñas baldosas y los tramos irregulares generan vibraciones e inestabilidad que incluso pueden hacer caer al usuario inexperto. Los bordillos son el gran enemigo y una altura de solo unos centímetros se vuelve prácticamente insuperable. Las cuestas, por el contrario, no suponen un gran problema, sobre todo cuando ya se ha perdido el miedo a usar la potencia del patinete.

El Nilox DOC alcanza una velocidad máxima de unos 15 kilómetros por hora (velocidad de trote de un ‘runner’) y tiene una autonomía de entre dos horas y dos horas y media, lo que supone unos 10 kilómetros, dependiendo de factores como el peso del usuario o la velocidad durante el trayecto. Se carga por completo en dos horas, pero requiere de un cargador. Nada de MicroUSB.

Dónde montar en ‘hoverboard’

Desde su aparición, el uso del ‘hoverboard’ ha estado rodeado por la polémica. Amazon y otras compañías de venta y distribución ‘online’ han prohibido su comercialización porque la baja calidad de algunos de estos patinetes provocaba que sus baterías ardiesen o incluso explotaran.

Por su parte, la policía de Londres ha llegado a prohibir su uso en la ciudad, mientras que, en nuestro país, la Guardia Civil recordó hace poco a través de su Twitter que es un producto de uso recreativo y que su lugar no es por tanto la vía pública.

Sin embargo, en Zaragoza la normativa establece que los "patines, monopatines, patinetes o aparatos similares" deben transitar por los carriles bici o por las aceras, adaptándose en cada caso a la velocidad a la que discurren ciclistas o peatones, y "no pudiendo invadir carriles de circulación de vehículos a motor, salvo para cruzar la calzada".

Algunas características del Nilox DOC

Potencia. Su velocidad máxima es de 15 km/h y tiene potencia para subir cuestas. Si se va muy rápido emite una alarma sonora.

Resistencia. El Nilox DOC es resistente a golpes y caídasy también a las salpicaduras, aunque no recomiendan usarlo bajo la lluvia.

Autonomía. La batería dura unas dos horas y se recarga en otras dos. El peso, la inclinación o la velocidad influyen en la duración.

Luces. Este ‘hoverboard’ cuenta con dos juegos de luces LED azules en la parte inferior, para ser visto. Su encendido es automático.

Equilibrio. Utiliza sensores y giroscopios que determinan el movimiento de las ruedas con arreglo a la variación del centro de gravedad.

¿Todo terreno?. Está pensado para ser usado en superficies lisas, pero se puede utilizar en terrenos más abruptos más lentamente.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual